miércoles, 12 de julio de 2017

ESTADOS UNIDOS DEL AMOR ( 2016 )


GANAS DE LIBERTAD


PAÍSES: Polonia-Suecia ( 2016 )
TÍTULO ORIGINAL: Zjednoczone Stany Milosci
DIRECCIÓN: Tomasz Wasilewski
LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 26 de Septiembre de 1980, Torun ( Polonia )
INTÉRPRETES: Julia Kijowska, Magdalena Cielecka, Dorota Kolak, Marta Nieradkiewicz, Andrzej Chyra, Lukasz Simlat, Marcin Czarnik, Jedrzej Wielecki, Julia Chetnicka, Lech Lotocki
GUIONISTA: Tomasz Wasilewski
FOTOGRAFÍA: Oleg Mutu
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Common Ground Pictures, Film I Väst, Manana
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Golem Distribución
DURACIÓN: 104 minutos
PREMIOS: 6 premios y 6 nominaciones, incluyendo un premio en el festival de Berlín de 2016



SINOPSIS:
Año 1990. Polonia acaba de abrirse al capitalismo. Entre la novedad de las cintas VHS, las clases de aerobic y los discos de Whitney Houston, cuatro mujeres intentan lidiar con la represión sexual y con sus amores insatisfechos. Agata, una joven madre atrapada en un matrimonio infeliz, se siente atraída por un sacerdote. Renata, una solitaria profesora de ruso ya en su madurez, se obsesiona con su vecina Marzena, una ex miss que sueña con ser modelo. La hermana de esta, Iza, la estricta directora de la escuela donde trabaja Renata, tiene una aventura con el padre de una alumna. Cuatro mujeres, aparentemente felices, deciden que ha llegado el momento de intentar cambiar de vida.
( Fuente cartel, sinopsis e imágenes: Images.net-Golem Distribución )
( Fuentes información de la película: Filmaffinity, IMDb )



CRÍTICA:
El director polaco Tomasz Wasilewski nos presenta su tercer largometraje con guión propio. De este director pude disfrutar su anterior película “ Rascacielos flotantes ”, un drama sobre la homosexualidad y el deporte. La película fue presentada en el festival de cine de Berlín donde obtuvo el premio al Mejor guion. 
Nos cuenta la historia de cuatro mujeres, sus experiencias justo después del final del comunismo, que supuso una libertad para todos, pero como también algunas mujeres siguieron encerradas en sus casas, en vidas que no les satisfacían. Para todas esas mujeres fue un gran acto de valentía reconocer su infelicidad y luchar por cambiar ese estado de ánimo.
Agata es una mujer infeliz, atrapada en un matrimonio sin pasión y secretamente enamorada de un joven sacerdote al que no le puede expresar su amor y sus sentimientos. Iza es directora de una escuela de secundaria y mantiene una relación sentimental con el padre de una alumna suya que acaba de enviudar. Iza es una mujer luchadora y muy respetada por sus amigos y colegas de profesión, sin embargo, en los asuntos del corazón no la va tan bien. Karol después de seis años de idilio con Iza, tras la muerte de su esposa, siente un remordimiento que no tuvo cuando estaba viva que le impide seguir con la relación. 



Otras protagonistas de la cinta son Renata, una profesora de idiomas cercana a la jubilación que es objeto de despido y Marzena , hermana pequeña de Iza, instructora de clases de aeróbic y exganadora de un concurso de belleza.
El director consigue construir un discurso sugerente y simbólico, cargado de alegorías temáticas y visuales. Tiene una fotografía maravillosa del gran Oleg Mutu con unos tonos grises que representa bastante bien la época, parece como si las imágenes estuvieran desgastadas y fuera una cinta de video reproducida un montón de veces. El montaje también está muy logrado con esas historias cruzadas que se van produciendo.
Una de los cosas buenas que tiene la película es que ninguno de los personajes son lo que aparentar ser, y eso es un logro por parte del director. Es dura, dolorosa y te deja con una sensación amarga pero a la vez te da una alegría por ver como se produce la liberación de la mujer.
Puntuación: 6/10



LO MEJOR: El guión y la fotografía.
LO PEOR: Parte de la historia ya ha sido vista en alguna otra película.
( Crítica escrita por Christopher Laso )

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:
Guillermo Navarro en Habladecine

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Miguel Martín en Nos hacemos un cine en Orión


PODCAST:









DÍAS DE CINE:
ENTREVISTA AL DIRECTOR:
Estrenó su primera película, W sypialni ( En una habitación ), en 2012, la historia del encuentro entre un hombre y una mujer. Un año después llegó Plynacewiezowce ( Rascacielos flotantes ), en torno a un triángulo amoroso, que fue un éxito en numerosos festivales. ESTADOS UNIDOS DEL AMOR es su tercer largometraje. ¿ Cómo nació esta historia sobre cuatro mujeres, la melancolía y la transformación del sistema polaco en los años noventa ?
ESTADOS UNIDOS DEL AMOR nace de las impresiones e imágenes arraigadas en la memoria del niño de diez años que era yo en los años noventa. Más tarde, siendo ya un adulto, empecé a preguntarme qué aspecto tenían mis padres cuando eran treintañeros. Fue entonces cuando me di cuenta de que el mundo les ofrecía cosas totalmente diferentes de las que me ofrece ahora. En realidad, esta película es una serie de reflexiones de un chico que madura y empieza a apreciar otro tipo de valores. No empecé a escribir por impulso, como ocurrió con mis dos anteriores películas. Esta vez empecé a escribir acerca de Agata, y su historia me inspiró para seguir adelante. Me sentí fascinado por la historia de las mujeres que vivieron la transformación del sistema polaco.


¿ Por qué ?
Las mujeres representan una gran parte de mi adolescencia, mucho más que la política de la época. Viví la transformación social y política polaca a través de sus ojos. Vivíamos en unos bloques militares. Todos los hombres trabajaban en el mismo sitio, las mujeres solían quedarse en casa a cuidar de los niños y del hogar. Se cruzaban en las escaleras, en la tienda de ultramarinos, charlaban. Las mujeres eran mi mundo. La Sra. Danuta, nuestra vecina, pasaba por casa cada tarde para tomar un café y charlar un poco con mi madre. Las dos eran amas de casa. Siento no acordarme de qué hablaban, pero lo recuerdo como una especie de ritual. Era normal presentarse en casa de las vecinas sin previo aviso. Las relaciones entre vecinos eran mucho más abiertas, nada formales. Recuerdo las fiestas onomásticas de mi madre; venían muchas mujeres a cenar y a celebrarlas durante los tres años que mi padre se fue a trabajar a Nueva York. Por eso la película empieza con la celebración del santo de Marzena y su marido llamándola desde Alemania Occidental. 
Desde luego, pero ningún personaje de la película es una copia exacta de una persona real. Cada protagonista es un personaje de ficción basado en mis impresiones de las numerosas personas que he conocido. De niño iba a clases de baile, por eso el aula donde da clases Marzena, interpretada por Marta Nieradkiewicz, una reina de la belleza local que sueña con ser modelo, es idéntica a la que yo iba. Recuerdo a la profesora bailando entre nosotros, lo que me sirvió de inspiración para varias secuencias. El personaje de Marzena también se construyó pensando en Agnieszka Pachalko, que fue Miss Polonia y Miss Internacional en 1993. Vivía muy cerca de nuestra casa y era una auténtica estrella en Inowroclaw, la ciudad donde crecí. Pero las dos mujeres, la de carne y hueso y la de ficción, no son iguales. Agnieszka lucía una larga melena rizada y recuerdo que iba a misa con una estola de zorro blanco, casi brillaba. Sin embargo, Marzena es una discreta chica rubia de pequeña estatura. Para el personaje de Iza, al que da vida Magdalena Cielecka, intenté acordarme de la directora de mi colegio.


ESTADOS UNIDOS DEL AMOR no solo está poblada del recuerdo de personas a las que conoció, sino también de lugares, como el videoclub. Supongo que iba allí con cierta frecuencia.
Antes de que mi padre trajera un vídeo de Alemania Occidental, yo iba a la tienda de alquiler solo para sentirme rodeado de películas. Me limitaba a leer los títulos, no podía hacer otra cosa. Recuerdo que en muchas cintas había dos títulos, Rambo y Dirty Dancing, luego llegó Pretty Woman. En esa época nadie se preocupaba por los derechos de autor y solían grabar dos títulos en el mismo VHS. Ese tipo de tienda no ofrecía las obras maestras de Federico Fellini ni de Ingmar Bergman. ¿Quién en mi barrio habría visto una película de Bergman? La gente quería cambios, quería sentirse bien. Quería ver películas estadounidenses. Aquí diré que tengo la cabeza llena de recuerdos de aquella época, pero en ESTADOS UNIDOS DEL AMOR cuento algo acerca de lo primario, de lo básico y también de lo extraordinario del ser humano. Siempre he creído que las emociones de los seres humanos no cambian. Se amaba con la misma intensidad en 1883 que ahora en 2016. Sin embargo, las ideas políticas y sociales pueden influir en el pensamiento y cambiar la forma en que se vive. Si la película estuviera ambientada en la época actual, las emociones de mis protagonistas hubieran sido las mismas, pero sus elecciones hubieran sido diferentes.


¿ Más fáciles quizá ?
Es probable. Por ejemplo, hace veinticinco años, al menos en mi barrio, muy poca gente se divorciaba. No conocí a una chica con padres divorciados hasta los dieciséis años. Estaba asombrado y no sabía muy bien cómo comportarme con ella. Hoy en día, el divorcio es habitual en Polonia, pero sigue habiendo mucha gente incapaz de acabar con un matrimonio desgraciado. Imagine lo difícil que debía de ser separarse cuando una pareja formaba parte de una comunidad claustrofóbica y aislada. Siempre me asombran las parejas que se esfuerzan en permanecer juntas a toda costa. Agata, a la que interpreta Julia Kijowska, lleva quince años casada. Sabe que su marido la quiere, pero no consigue superar la sensación de soledad que vive en su matrimonio. Cada vez se hunde más, aunque aparentemente su vida es perfecta, tiene un marido atento, una hija preciosa, un trabajo. No consigue explicar por qué se siente así. Agata y las otras mujeres de la película se enfrentan a sentimientos que nadie entiende. Cada una quiere dar un paso adelante, pero ninguna sabe cómo se hace. Es posible que muchos digan que su comportamiento carece de sentido común, pero ¿ no nos ocurre a todos ?


Toca temas muy íntimos, como la alienación, la desesperación, el vacío. ¿ Cómo trabaja con los actores ?
Mis películas se basan en las emociones, por eso cualquier conversación que mantengo con los intérpretes debe ser profunda, reveladora y auténtica. No son conversaciones fáciles porque tocamos temas difíciles, incluso dolorosos. Los ensayos se convierten en reuniones frecuentes mucho antes de empezar a rodar. Al principio hablamos de los personajes en todos sus aspectos, lo que les ocurrió en el pasado, qué ha influido en sus vidas (la muerte de sus padres, por ejemplo) y, sobre todo, cuáles son sus relaciones. Intentamos crear capas de emociones para luego bucear en los significados más profundos. Cada personaje en una escena dispone de sentimientos, observaciones y conocimientos de la situación. Analizamos cada escena con detenimiento porque quiero que los actores sepan qué siente el personaje en cada momento. Si hay una escena en que alguien hace algo desesperado, intentamos definir la desesperación, ver de dónde procede y cómo afecta a un personaje en particular. Creo que si contestamos a esas preguntas, siempre seremos auténticos. A veces cuento experiencias personales a los actores para que vean cómo entiendo y siento una situación específica.

 ( Fuente texto: Entrevista realizada por Anna Bielak en la revista Cine Polaco )


TRAILER:


( CRÍTICA DE CHRISTOPHER LASO )

No hay comentarios:

Publicar un comentario