viernes, 28 de abril de 2017

LA MANO INVISIBLE ( 2016 )


TRABAJAR CON PÚBLICO OBSERVANDO 


PAÍS: España ( 2016 )
DIRECCIÓN: David Macián
INTÉRPRETES: Marta Larralde, Marina Salas, Josean Bengoetxea, José Luis Torrijo, Edu Ferrés, Bárbara Santa-Cruz, Daniel Pérez Prada, Esther Ortega, Christen Joulin, Bruto Pomeroy, Elisabet Gelabert, Alberto Velasco, Anahí Beholi
GUIONISTAS: David Macián, Daniel Cortázar
BASADA EN: La novela homónima escrita por Isaac Rosa en 2011
FOTOGRAFÍA: Fernando Fernández
MÚSICA: Paco Alcázar
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: La mano invisible
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: El Sur Films
DURACIÓN: 80 minutos

PREMIOS: 2 Premios en el REC festival internacional de cine de Tarragona en 2016, el del público y jurado joven. 


SINOPSIS:
En una nave de un polígono industrial, once trabajadores de distintos sectores desempeñan diversas tareas: un albañil construye una pared que más tarde derriba; una chica coloca piezas en una cadena de montaje sin saber para qué sirven; un carnicero despieza animales en descomposición; una teleoperadora realiza encuestas sobre la consideración del trabajo; un mecánico desmonta un coche que luego vuelve a montar... Frente a ellos, decenas de personas observan desde la oscuridad el " maravilloso " espectáculo del trabajo.
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: El Sur Films )
 ( Fuente información de la película: Filmaffinity )



CRÍTICA:
David Macían dirige su primer largometraje, después de unos cuantos proyectos en el mundo del cortometraje. En esta ocasión lo hace adaptando la novela homónima escrita por Isaac Rosa en 2011. La película se presentó en el pasado festival de cine europeo de Sevilla, el pasado mes de Noviembre, en la sección Nuevas Olas, y posteriormente se pudo ver en el festival REC de cine de Tarragona, en donde fue premiada con los premios del público y jurado joven.
La película tiene un punto de partida original, que no sorprenderá a los que hayan leído la novela, hayan visto el Trailer o leído la Sinopsis, y en mi caso, como casi siempre, intento huir de todo lo que me pueda contar cosas de la película, así que empecé a verla desconociendo su argumento, y me sorprendió ese inicio tan original. A partir de ese momento la película, con un tono teatral, va contando y avanzando de manera lineal con saltos semanales para poder comprobar los cambios en la actitud de esas personas que inician un proyecto con ilusión y que, al igual que le sucede a la mayoría de ciudadanos actuales, se va cansando poco a poco y comienzan los problemas personales y laborales.



El guión es bastante ingenioso y es bastante realista, teniendo en cuenta la realidad del mercado laboral actual, del comportamiento de las empresas y los trabajadores y las inquietudes que se plantean a diario entre empresario y asalariado, y entre los propios compañeros. Hay muchas frases que son calcadas a las que pueden tener los empleados de una gran empresa multinacional u otra más pequeña en los descansos o al terminar la jornada, y uno de los aciertos del director es presentarnos a cada uno de los personajes en el momento adecuado, ya que todos van pasando por una especie de confesionario para contar su valoración de su experiencia en ese trabajo, y lo hacen en el momento preciso en donde esa persona ha adquirido un protagonismo por alguna circunstancia, y que ese cuestionario sincero sirve al espectador para esclarecer posibles dudas y para tener más claro el posicionamiento de cada uno de los empleados, ya que terminan apareciendo todos y una sola vez. 
Es verdad que la mayoría de situaciones no sorprenden, pero sí hay varios giros sorprendentes sobre todo en la parte central, y el problema es que en la media hora final la historia decae y no se plantea nada novedoso, terminando por aburrir al espectador, aunque hay que reconocer que tiene mucho mérito mantener la tensión durante casi una hora con tan poco presupuesto, en un escenario tan reducido y con un argumento que no da para un mayor desarrollo. 


Me parece un acierto el abordar la historia con esos saltos temporales de una semana a otra, ya que de esa manera se pueden plantear unos cambios de actitud, lo que hubiera sido más difícil en un seguimiento diario. El reparto está correcto, cumpliendo con lo que necesita la función. Me parece un acierto no contar con rostros conocidos que puedan atraer a un público medio a la sala, y estoy seguro que el boca-oreja puede ser uno de los puntos fuertes de la película. No hay un gran protagonista y todos son secundarios que conforman un gran reparto, y que el público conocedor del cine español más independiente reconocerá a casi todos sus intérpretes, en especial a Marta Larralde, Josean Bengoetxea, Elisabet Gelabert, Marina Salas y José Luis Torrijo, y en muchos casos por sus apariciones en algún papel televisivo.
Recomendable a todo el mundo, menos al gran público que solamente disfruta con las películas que llenan las multisalas, y sobre todo a los que quieran ver una cinta con un planteamiento original, y que puede estar cercano a lo vivido a diario en su puesto de trabajo. Ideal para un debate posterior sobre muchos aspectos de la situación actual del mercado laboral.


LO MEJOR: Los diálogos que reflejan la situación actual del mercado laboral.
LO PEOR: El tercio final es bastante flojo.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario


PODCAST:



DÍAS DE CINE:


NOTA DEL DIRECTOR:
Formulada como una película cooperativa y autogestionada que trata de buscar alternativas al modelo de producción tradicional, “ La mano invisible ” toma prestada la esencia de la novela de Isaac Rosa en la que se basa para colocar al espectador en un espacio intermedio entre los protagonistas de la historia y ese público que asiste a verlos cada día, obligándole así a replantear- se ciertas preguntas que no siempre resultan cómodas:
¿ por qué trabajamos ?
¿ de qué sirve el trabajo ?
¿ nos dignifica de alguna manera ?
¿ nos ennoblece ?
¿ lo hacemos para realizarnos ?
¿ para alcanzar metas o sueños, para triunfar, para vivir bien, para sobrevivir ?
“ La mano invisible ” invita a la reflexión constante; azuza al espec- tador y no le permite la contemplación pasiva de los hechos que se narran. Lo que busca es que nos cuestionemos cosas que damos por sentadas, que pensemos en axiomas que nos transmi- ten e inculcan desde pequeños y que rara vez ponemos en duda.
Al final la gran pregunta es: ¿ podríamos trabajar de otra manera ?

 ( Fuente: El Sur Films ) 



TRAILER:





No hay comentarios:

Publicar un comentario