viernes, 2 de octubre de 2020

SUPERNOVA (2020)


EL VIAJE FINAL


PAÍS: Reino Unido (2020)
DIRECCIÓN: Harry Macqueen
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 17 de Enero de 1985, Reino Unido
INTÉRPRETES: Colin Firth, Stanley Tucci, James Dreyfus, Pippa Haywood, Sarah Woodward, Tina Louise Owens, Julie Hannan, John Alan Roberts, Lori Campbell, Peter MacQueen
GUIONISTA: Harry Macqueen
FOTOGRAFÍA: Dick Pope
MÚSICA: Keaton Henson
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: BBC Films, British Film Institute, Quiddity Films, The Bureau
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Wanda Films
DURACIÓN: 93 minutos


SINOPSIS:
Sam y Tusker han pasado veinte años juntos, y están tan enamorados como siempre. Pero en los dos últimos años, desde que Tusker fue diagnosticado de demencia prematura, sus vidas han cambiado. Al llegar el otoño comienzan un viaje por carretera para reencontrarse con sus amigos y familiares y visitar los lugares de su pasado. A medida que su viaje avanza, comienzan sus diferencias al abordar sus planes de futuro. Se descubren secretos, se desentrañan planes privados y se pone a prueba su amor como nunca antes.
(Fuente de la sinopsis y el cartel: Wanda Films)
(Fuentes de las imágenes: Wanda Films, Zinemaldia, Variety, Ismorbo, Pophaus, Attitude, Shock, FR24 News)
(Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Wanda Films, Zinemaldia, IMDb, Wikipedia)


CRÍTICA:
El segundo largometraje dirigido por el británico Harry Macqueen, responsable también del guion, que se proyectó en la pasada edición del Festival de cine de Toronto y que formó parte de la sección oficial del Festival de San Sebastián 2020.
La propuesta arranca con un gran sentido del humor, sobre todo por las conversaciones entre los dos personajes protagonistas, una pareja que llevan 20 años juntos, y que se desplazan de un lado a otro con su furgoneta, en donde la ironía y el humor británico salen a relucir. Con el paso de los minutos se van introduciendo unos elementos dramáticos, pero sigue manteniendo la ironía en los diálogos de Sam y Tusker, en una mezcla de géneros que funciona tan bien en el cine británico y que, sin necesidad de grandes giros ni de una dirección excesiva, cuenta muy bien esa historia de una pareja que viajan para disfrutar de los placeres de la vida, y que tienen que enfrentarse a una situación dramática que afecta a sus movimientos en ese recorrido por paisajes de gran belleza del Reino Unido, lo que demuestra que con un buen guion e interpretaciones se puede sacar adelante un proyecto de calidad. 


El final puede ser discutible, aunque a nivel personal me convenció, y recomiendo que cuando se estrene en los cines españoles, o en el momento en el que puedan verla no sepan nada del argumento y del asunto central, como me sucedió a mí, porque así se llevarán varias sorpresas y podrán comprobar cómo son de creíbles las reacciones de Tusker y Sam. Una historia de amor filmada con una gran sensibilidad y naturalidad, en un ejemplo del buen cine que se hace en el Reino Unido, en especial películas de bajo presupuesto y cercanas al cine independiente (otro ejemplo es "Limbo", que también formó parte del programa del Zinemaldia 2020).
El aspecto más destacado es el guion, el texto original escrito por el propio Harry Macqueen, que con dos o tres detalles y sin necesidad de grandes giros, salvo el que marcará la película al finalizar el tercio inicial, nos presenta una gran historia de amor con tintes dramáticos.


Uno de los motivos por los que la película funciona tan bien es por el trabajo interpretativo de Stanley Tucci y Colin Firth, que están excelentes en unos papeles dramáticos contenidos, y los diálogos entre los dos protagonistas son sencillos pese a abordar temas profundos y complejos como la vida y la muerte, el pasado y el futuro. Un gran trabajo interpretativo de los dos actores británicos, en especial Stanley Tucci, que es el que tiene un cambio de registro pasando de las situaciones más alegres a los más dramáticas con una gran naturalidad. Ambos sacan adelante las escenas dramáticas de manera contenida, sin necesidad de exagerar ni buscar la lágrima fácil. El otro elemento destacado es la dirección de fotografía del veterano Dick Pope (dos veces nominado al Óscar por sus trabajos en "El ilusionista (2006)" y "Mr Turner (2014)"), que nos presenta unas imágenes de gran belleza visual en esos rincones del Reino Unido lejos de los grandes núcleos urbanos.
Una notable película, que gustará al público de mediana edad que disfruta con historias dramáticas familiares con toques de comedia, y a los más mayores.


LO MEJOR: El guion. Las interpretaciones de Stanley Tucci y Colin Firth.
LO PEOR: El final puede molestar a mucha gente.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis

Juanan Tormo en Faces on the Box



PODCASTS:





NOTAS DEL DIRECTOR:
En 2015, dos acontecimientos se produjeron de forma simultánea en mi entorno: en febrero, una colega, que se había vuelto distante y que hacía cada vez peor su trabajo, fue despedida. Murió seis meses después. Unos días después, una amiga cercana se vio obligada a llevar a su padre a una residencia a pesar de que acababa de cumplir 60 años. Un poco después vi un documental que me conmovió profundamente. Contaba la historia de un británico de 65 años que se había quitado la vida de forma legal en la clínica suiza Dignitas en la que estaba en compañía de su esposa con la que llevaba 40 años casado.
El hombre del documental, mi colega y el padre de mi amigo vivían todos con demencia precoz pero la enfermedad se había manifestado de maneras muy diferentes. Estas experiencias me llevaron a investigar este trastorno en particular y también el importantísimo debate sobre las decisiones relacionadas con el fin de la vida que se siguen debatiendo en muchos países del mundo. De forma paralela, tenía muchas ganas de escribir una historia que contara una relación entre personas del mismo sexo de una manera original. Presentar una relación amorosa en la que la sexualidad de los personajes no determina en modo alguno la narrativa. 
Una película sobre parejas que llevan mucho tiempo juntas y que están unidas por un amor profundo pero que se alejan por culpa de una situación que nunca habían previsto, inspirada en las historias personales que había conocido. Supernova es el resultado de un largo e inmersivo proceso de investigación. Durante tres años, trabajé en estrecha colaboración con los principales especialistas en demencia del Reino Unido en la UCL y con The Wellcome Trust. Además, hablé con muchas personas y familias afectadas por la enfermedad. He pasado tiempo con personas que ahora están muertas por demencia o por suicidio, en secreto y en público, y he visto en primera persona las consecuencias que desencadena. Ha sido una de las experiencias más profundas e importantes de mi vida. 
Los personajes y temas de Supernova reflejan mi deseo de hacer justicia a estas personas y a sus historias de una manera veraz y original situando una relación amorosa y desinteresada en el contexto de un futuro inmediato que pende de un hilo. Desde el principio, quise hacer una película motivadora, auténtica y de actualidad sobre lo que estamos dispuestos a hacer por las personas que amamos. Supernova es una historia de amor romántica, original y moderna. Es una historia íntima y singular que aborda algunas de las cuestiones humanas más importantes: cómo vivimos, amamos y reímos, incluso cuando nos acercamos al final de nuestras vidas.
 (Fuente del texto: Notas de producción-Wanda Films)


TRAILER:


No hay comentarios:

Publicar un comentario