lunes, 5 de octubre de 2020

EL PADRE (2020)


LA PÉRDIDA DE MEMORIA


PAÍSES: Reino Unido-Francia (2020)
TÍTULO ORIGINAL: The Father
DIRECCIÓN: Florian Zeller
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 28 de junio de 1979, Senlis (Francia)
INTÉRPRETES: Anthony Hopkins, Olivia Colman, Rufus Sewell, Imogen Potts, Olivia Williams, Mark Gatiss, Evie Wray, Davina Sitaram, Ray Burnet, Karen Sampford, Adnan Kundi, Alexandria Lettman
GUIONISTAS: Florian Zeller, Christopher Hampton
BASADA EN: La obra de teatro homónima creada y escrita por Florian Zeller, y estrenada por primera vez en 2012
FOTOGRAFÍA: Ben Smithard
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Sony Pictures, Trademark Films, Embankment Films, Film4 Productions,
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: A Contracorriente Films
DURACIÓN: 97 minutos
PREMIOS: 1 premio en el Festival de San Sebastián de 2020


SINOPSIS:
Anthony, un hombre de casi 80 años, vive solo en su apartamento de Londres y rechaza cada una de las enfermeras que su hija Anne trata de imponerle. Sin embargo, esa necesidad es cada vez más acuciante para ella, ya que ha decidido trasladarse a París para vivir con un hombre al que acaba de conocer. Pronto se hace evidente que la percepción de la realidad es cada vez más confusa para Anthony.
 (Fuente de la sinopsis y el cartel: A Contracorriente Films)
 (Fuente de las imágenes: Image.net-A Contracorriente Films)
 (Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, A Contracorriente Films, Zinemaldia, IMDb)


CRÍTICA:
El dramaturgo y guionista francés Florian Zeller adapta su propia obra de teatro homónima, que tuvo su primera representación en 2012 en París, y tres años después, tras ser traducida al inglés, se estrenó en Londres y Broadway. En 2016 se pudo ver en España, con Hector Alterio y Ana Labordeta como los protagonistas de la obra de teatro.
La película se proyectó en Sundance y Toronto, y en nuestro país se pudo ver por primera vez en la pasada edición del Festival de cine de San Sebastián, formando parte de la sección Perlas y ganando el premio del público.
El largometraje es la ópera prima en la dirección de largometrajes de Zeller, una coproducción del Reino Unido y Francia, para contarnos una historia familiar que se desarrolla en el interior de una casa, y algunos otros escenarios más en la parte final, que aborda la situación tan real de cuando los padres se hacen mayores y sufren algún tipo de enfermedad que les hace dependientes, y hay que tomar la decisión de si dedicarles tiempo para cuidarles en esos últimos años de vida o llevarles a una residencia.


El protagonista es Anthony, un hombre de unos 80 años, que vive en la casa de su hija, y que no está a gusto con ninguna de las cuidadoras que llegan a su casa. Pero lo que al principio parece una historia cerrada y con un argumento claro, finalmente no es así, y la trama durante la segunda mitad se va complicando con una serie de giros, que harán que el espectador se mantenga despierto, y al mismo tiempo vemos la evolución de esa historia dramática de personajes, en donde mantiene el interés hasta el final, gracias principalmente a las interpretaciones. El gran protagonista es Anthony Hopkins, que nos regala una de las mejores interpretaciones de su carrera, con permiso de su papel de Hannibal Lecter en “El silencio de los corderos (1991)” por el que ganó su único premio Óscar. El veterano actor británico, a sus 82 años, está magnífico en un papel nada sencillo, con unos momentos de gran intensidad dramática, estando creíble, con unos cambios de actitud en consonancia con la enfermedad que sufre su personaje, y con situaciones en los que está comedido y transmite con su mirada y en otros casos mucho más enérgico sin necesidad de exagerar en otras escenas de la segunda mitad. Esta interpretación bien podía significar una nueva candidatura a los premios Óscar para Hopkins, y bien merecido que lo tiene porque su actuación es superlativa, y es parte fundamental de que el proyecto funcione tan bien. 


No me gustaría olvidarme de Olivia Colman, que vuelve a estar magnífica, en este caso en el papel de Anne, la hija del protagonista. Completan el reparto Imogen Poots y Olivia Williams, en unos papeles muy secundarios en cuanto al tiempo de aparición en pantalla, pero de gran importancia en el funcionamiento de la película.
En una película de origen tan teatral lo más destacado son las actuaciones y el guion, pero no me gustaría minusvalorar el trabajo de Zeller en la dirección, ya que sabe colocar la cámara en el lugar preciso para dejar libertad para expresarse a los intérpretes y, sin ser lo más importante de la película, también me convence el trabajo del cineasta y guionista francés. El montaje es fundamental, especialmente en la segunda mitad, ya que la película tiene unas elipsis que hacen que se salga del tono teatral, y además van en consonancia con el desarrollo de la trama. 
Una propuesta fácil de recomendar, ya que puede gustar a diferentes edades, a los aficionados al cine más comercial, al público medio, pero también a los que disfrutan con películas con unas grandes interpretaciones.


LO MEJOR: Las actuaciones de Anthony Hopkins y Olvia Colman. El montaje.
LO PEOR: El desenlace.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis



PODCASTS:

 

 


TRAILER:


No hay comentarios:

Publicar un comentario