sábado, 24 de octubre de 2020

EL ARTISTA ANÓNIMO (2018)


LAS OBRAS DE ARTE COMO MEDIO PARA ACERCARSE A LA FAMILIA


PAÍS: Finlandia (2018)
TÍTULO ORIGINAL: Tuntematon Mestari
DIRECCIÓN: Klaus Härö
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 31 de marzo de 1971, Porvoo (Finlandia)
INTÉRPRETES: 
Heikki Nousiainen, Amos Brotherus, Stefan Sauk, Pirjo Lonka, Henrikki Haavisto, Pertti Sveholm, Yuha Pihanen
GUIONISTA: Anna Heinämaa
FOTOGRAFÍA: Tuomo Hutri
MÚSICA: Matti Bye
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Making Movies, Nordberg & Aho
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: European Dreams Factory
DURACIÓN: 98 minutos
PREMIOS: 1 premio en el Washington DC Film Fest de 2019


SINOPSIS:
Olavi, un veterano comerciante de arte, descubre un cuadro antiguo arrinconado en una casa de subastas, de autor desconocido y sin firma. Su larga experiencia le dice que puede tratarse de una pintura especialmente valiosa. Con su nieto Otto, de 15 años, Olavi comenzará a investigar sobre la autoría de la obra. Un proceso que le obligará a afrontar sus errores del pasado y a sortear las reticencias de la poderosa casa de subastas.
(Fuente de la sinopsis, el cartel y las imágenes: European Dreams Factory)
(Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, European Deams Factory, IMDb)


CRÍTICA:
El octavo largometraje dirigido por el finlandés Klaus Härö, que se dio a conocer en nuestro país con "Cartas al padre Jacob (2009)" y que alcanzó la repercusión internacional con su anterior trabajo "La clase de esgrima (2015)" que fue candidata a los Globos de oro 2016 en la categoría de película extranjera, es una propuesta que se presentó en el Festival de Toronto de 2018 y que tiene como protagonista a un comerciante de arte que vive en Reikiavik, que tiene un estudio en donde almacena cuadros, y que no está viviendo un buen momento económico por las deudas acumuladas. La situación de Olavi se complica aún más por la mala relación con su hija Lea. 


De repente, la vida de Olavi da un giro cuando aparece en escena su nieto Otto, que abandona la casa en una pequeña ciudad en donde vive con su madre para irse a la capital a ayudar a su abuelo, y el recién llegado le hará cambiar su modo de vida y será el apoyo en nuevos retos. El otro tema que ilusiona al protagonista tendrá lugar en Dubrovnik, en donde Olavi quiere adquirir un cuadro con el que cree puede posteriormente ganar dinero.
Los diferentes asuntos que se abordan en la película giran alrededor de este hombre mayor cuyas historias profesionales y personales están muy bien desarrolladas, lo que no sucede con otras relacionadas con personajes secundarios.
El guion escrito por Anna Heinämaa aporta los elementos necesarios para lograr mantener el interés hasta el final, en una película que tiene el equilibrio perfecto entre los momentos dramáticos y los más alegres, con algo de intriga relativo a esa obra de arte que anhela poseer el protagonista ya que piensa que no es anónima y que en realidad ha sido pintada por Repin, y cuenta con unas grandes interpretaciones.


Heikki Nousiainen está magnífico en el papel de Olavi, un hombre entrañable al que es difícil no cogerle cariño, y que está creíble sin necesidad de exagerar sus reacciones. Pero la gran sorpresa es la actuación del joven Amos Brotherus que da las réplicas perfectas al protagonista, y que interpreta a su nieto Otto, al que acompaña en sus aventuras y desventuras alrededor de su estudio de arte. Pirjo Lonka está soberbia en el papel con una mayor carga dramática, el de Lea, la hija de Olavi y la madre de Otto, que no duda en oponerse a su padre y echarle en cara situaciones del pasado que esta mujer no ha olvidado. Completa el reparto el veterano actor sueco Stefan Sauk, que interpreta a Albert Johnson, un rico coleccionista de arte amigo del protagonista.
Klaus Härö, el cineasta actual más conocido de su país junto a Aki Kaurismaki, mueve la cámara de manera natural para presentarnos las escenas de la mejor manera posible, y su trabajo en la dirección es una de las claves del buen funcionamiento del proyecto.


En el aspecto técnico y artístico, la película es de nivel, desde la dirección de fotografía de Tuomo Hutri o el trabajo de montaje de Benjamin Mercer, que ayudan a facilitar el visionado mientras disfrutamos estéticamente sin necesidad de encuadres complejos e innecesarios para el tono de la película. A todo eso podemos añadir la dirección artística, el retrato actual de la capital de Finlandia, y sobre todo la música original compuesta por Matti Bye de tono clásico y que es una delicia escucharla y que viene muy bien para este tipo de película de tono tan clásico, que cuenta una historia muy fácil de recomendar por ser muy convencional a nivel argumental, pero que añade unos elementos que hace que salgas con una sonrisa en la boca y al mismo tiempo no se corta a la hora de abordar las situaciones más dramáticas.
Un ejemplo más del gran nivel del cine que se produce en el Centro y Norte de Europa.


LO MEJOR: La música. La actuación de Heikki Nousiainen.
LO PEOR: Algunos asuntos no están bien desarrollados.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Guillermo Navarro en Habladecine

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis


PODCASTS:




NOTA DEL DIRECTOR:
“El artista anónimo” cuenta la historia de un comerciante de arte anciano que quiere encontrar la obra de arte definitiva para demostrar su propia valía personal. Pero, ¿realmente vale la pena arriesgarlo todo y desafiar al destino una vez más? Como director, siempre busco historias con las que pueda conectarme. Todos esperamos una segunda oportunidad en la vida pero, ¿y si realmente nos llega? ¿Podríamos entonces aprovecharla de una manera diferente?
 (Fuente del texto: Pressbook-European Dreams Factory)


TRAILER:


No hay comentarios:

Publicar un comentario