martes, 14 de noviembre de 2017

EL AUTOR ( 2017 )


EL CAMBIO DE RUMBO DE UN ESCRITOR FRUSTRADO Y ATORMENTADO


PAÍSES: España-México ( 2017 )
DIRECCION: Manuel Martín Cuenca
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 30 de Noviembre de 1964, Almería ( España )
INTÉRPRETES: Javier Gutiérrez, María León, Antonio de la Torre, Adriana Paz, Tenoch Huerta,Adelfa Calvo, Rafael Téllez, Craig Stevenson, Miguel Ángel Luque,Carmelo Muñoz Adame, Domi del Postigo
GUIONISTAS: Manuel Martín Cuenca, Alejandro Hernández
BASADA EN: La novela corta " El móvil " escrita por Javier Cercas en 1987
FOTOGRAFÍA: Pau Esteve
MÚSICA: José Luis Perales
GÉNERO: Comedia
PRODUCCIÓN: Icónica Producciones, Lazona, La Loma Blanca PC, Alebrije Cine y Video, Canal Sur Televisión, Junta de Andalucía, Lazona ProduccioneS, Televisión Española, Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Filmax
DURACIÓN: 112 minutos
PREMIOS: 1 premio en el festival de Toronto de 2017



SINOPSIS:
Álvaro quiere ser escritor, pero todo lo que escribe es falso, pretencioso, insípido. Trabaja como escribiente en una notaría de Sevilla y su vida es gris, coloreada sólo por sus sueños. Su mujer, Amanda, es todo lo contrario. Siempre ha tenido los pies en la tierra y nunca ha soñado con ser escritora. Sin embargo, es ella la que se pone a escribir y le sale un best-seller. Ironías de la vida.
La separación es inevitable. Y en ese momento, Álvaro decide afrontar su sueño: escribir una gran novela. Pero es incapaz; no tiene talento ni imaginación. Guiado por Juan, su profesor de escritura, indaga en los fundamentos de la novela, hasta que un día descubre que la ficción se escribe con la realidad. Álvaro comienza a manipular a sus vecinos y amistades para crear una historia, una historia real que supera a la ficción. 

 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Filmax )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, IMDb, El País, Wikipedia )


CRÍTICA:
Manuel Martín Cuenca dirige su séptimo largometraje de ficción, y el resultado es un producto que juega muy bien con los diferentes géneros, moviéndose desde el drama y el suspense, pero manteniendo en todo momento un tono de comedia que impregna el relato durante casi todo el relato. 
La propuesta está basada en un relato corto escrito por Javier Cercas en 1987, titulado " El móvil ", y la historia se desarrolla en Andalucía, en la tierra del director nacido en Almería, y si en su anterior película " Caníbal ( 2013 ) " la trama tenía lugar en la provincia de Granada en esta ocasión es en Sevilla, y aunque gran parte de la película se desarrolla en interiores tiene un tercio final en donde las calles de la bella ciudad del sur de España aparecen en las situaciones en las que la historia sale al exterior. 
La película se presentó en el pasado festival de cine de Toronto, en donde se alzó con el premio Fipresci de las proyecciones especiales, un honor para el cine español, y posteriormente formó parte de la sección oficial del festival de cine de San Sebastián de 2017, en donde se fue de vacío del palmarés de la 65º edición del Zinemaldia.


La historia tiene como gran protagonista a Álvaro, un hombre que trabaja en una notaría y que su gran ilusión es ser escritor, y que está casado con Amanda, que en la primera escena de la película está presentando su novela, lo que no sienta bien al protagonista, ya que su pareja ha logrado el sueño que él lleva años intentando lograr sin éxito.
Su relación no tiene mucho futuro y la separación está cada vez más cerca, y a partir de un giro el personaje central, que está presente en todas escenas de la película, dejando al resto de intérpretes como secundarios, cada uno de ellos con algunos grandes momentos pero siempre supeditados al personaje de Álvaro, la película se transforma en una comedia con mucha ironía y un sentido del humor accesible a todo el mundo, pero al mismo tiempo bastante currado a diferencia de las situaciones cómicas habituales en otras películas españolas de gran éxito estrenadas en los últimos años.
Uno de los aciertos de la propuesta, además de su guión muy bien trabajado, es su reparto, encabezado por un soberbio Javier Gutiérrez, que demuestra que es un actor muy versátil y consigue que su personaje sea creíble y que el público se pueda sentir identificado con su cambio de actitud, aunque en algunos momentos no es fácil de aceptar moralmente. El actor asturiano es el alma de la película y sin su presencia el relato no funcionaría tan bien. 


A Javier Gutiérrez le acompañan unos personajes secundarios de gran altura, y que aparecen en los momentos precisos, desapareciendo durante gran parte de la película, pero quedando cerradas sus tramas que en algún caso son de importancia capital para el desarrollo de la película. 
La gran sorpresa es la actriz malagueña Adelfa Calvo, que hasta el momento había aparecido en papeles muy pequeños, y que en esta ocasión es la portera del edificio en el que vive Álvaro de alquiler, y que poco a poco se va metiendo en la vida del protagonista. La actriz lo hace bastante bien y merecería estar entre las nominadas al Goya en la categoría de actriz revelación, y su presencia es uno de los puntos fuertes de la cinta. 
La mexicana Adriana Paz es Irene, ganadora de un premio por año en las 3 últimas ediciones de los premios Ariel ( en 2015 como interpretación femenina protagonista por " La turista ( 2014 ) ", en 2016 como secundaria por " Hilda ( 2014 ) " y este año también en la categoría de actriz de reparto por " La caridad ( 2016 ) " ) también está bastante bien, en un papel con una gran carga dramática, y que la actriz saca adelante sin exagerar, sino de manera contenida. 


María León es Amanda, la mujer de Álvaro al inicio de la película, y realiza una correcta interpretación, teniendo en cuenta que su personaje va perdiendo fuerza según pasan los minutos. 
Antonio de la Torre lo hace bien, como casi siempre, volviendo a trabajar para el director español después de su papel de Carlos en " Caníbal ( 2013 ) ", por el que perdió el premio Goya en 2014, de manera sorprendente e inmerecida, a manos de Javier Cámara por " Vivir es fácil con los ojos cerrados ( 2013 ) ". El actor malagueño es Juan, el profesor de escritura de las clases a las que acude el protagonista con el objetivo de algún día poder escribir una novela. 
El mexicano Tenoch Huerta es Enrique, el marido de Irene, y vecino de enfrente de Álvaro, y está correcto en sus pequeñas apariciones. La presencia de los dos intérpretes mexicanos , cuyos personajes en la película llevan viviendo 9 años en España, en concreto en Sevilla, tiene que ver con la parte de producción mexicana de la película, ya que es una coproducción de España y México.


La banda sonora ha sido compuesta por José Luis Perales, en el debut del cantante español en la composición musical de largometrajes, y la película casi no tiene música, salvo dos momentos concretos, pero lo que sí destacan son las dos canciones compuestas y cantadas por Perales, una que suena en los títulos de crédito iniciales y otra en la parte final, y que tienen opciones de ganar el Goya, aunque tienen una competencia muy fuerte en esta categoría, ya que la canción de Leiva para " La llamada ( 2017 ) " y de David Bisbal y Tini que suena en " Tadeo Jones 2: El secreto del rey Midas ( 2017 ) " arte con más opciones que las compuestas por el cantautor que tuvo una gran popularidad en las décadas de los 70 y 80 del siglo pasado. La canción inicial " Algunas veces " es magnífica y con una letra romántica que encaja muy bien con lo que veremos a continuación en la película.
Una película que recomiendo a casi todo el mundo, tanto al público medio que busca historias sencillas y con momentos de humor, como a los cinéticos más exigentes con los guiones, ya que el guión de esta película está bastante bien, aunque no me convence el final de la película.


LO MEJOR: El guión y las actuaciones de Javier Gutiérrez y Adelfa Calvo.
LO PEOR: El final.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pepe Nieves en La Claqueta

Alberto Tovar en Demasiado Cine


NOTAS DEL DIRECTOR:
Siempre me he preguntado lo que significa el talento. Es una palabra que suena demasiadas veces en boca de la gente y en la que creo poco. Porque tener talento, así en abstracto, es menos que nada. Lo importante es el hacer. Ahí es donde se demuestra todo. Y ese hacer depende de la voluntad, del deseo, de la determinación. Se puede hacer sin talento, pero no se puede hacer sin esa voluntad y determinación que nos llevan a emprender y terminar cualquier obra. El tema de la falta de talento, del bloqueo creativo y de la lucha titánica para superarlo es algo que siempre me ha fascinado porque creo que, en realidad, nadie tiene talento. El talento no existe. La generación de una obra, como la generación de una vida, es lo que surge de la repetición del fracaso hasta encontrar la excepción.
Esta película va sobre el esfuerzo para crear. El tema es serio, o al menos eso nos puede parecer a los que nos dedicamos a esto, pero no creo que deba tomarse en serio. Por eso hemos decidido reírnos de él, de su intensidad y angustia, y hemos preferido contarlo con ironía. Es lo que me atrajo desde el primer momento de la novela de Javier Cercas, “El Móvil”. La precisa descripción de una vida metódica y llena de pasión, pero la opacidad y torpeza de quien la vive. En el fondo, su humanidad. ¿Qué estamos dispuestos a hacer para crear una obra y hasta dónde estamos dispuestos a llegar? El proceso artístico tiene algo de neurótico, por no decir todo. Cruzamos las líneas sin darnos cuenta. Y llegamos a ser ridículos o gloriosos sin tampoco darnos cuenta. ¿Merece la pena? ¿Habremos conseguido algo?... Probablemente nunca lo sabremos, porque cualquier éxito es un espejismo.


El día que conocí a Javier Cercas para hablar de la adaptación de su novela hablamos de esto. Él insistió con mucha razón en que nunca supiéramos si Álvaro llega a escribir una gran novela o no. La ambigüedad. Ésa es la naturaleza de la obra. Lo que importa no es saber si Álvaro se ha convertido en un gran escritor sino su obsesión por levantar la palabra y materializarla al precio que sea.
Humor. Humor negro. Javier Gutiérrez encarna al actor ideal para hacer esta película. Desde las primeras líneas de escritura pensamos en él e imaginamos su rostro y su cuerpo encarnando a Álvaro. Un hombre pequeño que quiere ser grande y que quizás lo sea... o no. Porque por el camino perderá todo: su mujer, su moral, su dignidad, la posibilidad de un nuevo amor... y la libertad. Pero conseguirá lo que sueña: escribir. ¿Cómo contar el precio espiritual que paga sin caer en la solemnidad?.... La elección ha sido reírnos de nosotros mismos. Y eso es lo que he tratado de hacer como director. Reírme de lo que me importa. Burlarme de mi pasión y mi vida, y encontrar el humor en la negrura y la desesperación.
EL AUTOR no es una película realista o costumbrista. No puede serlo. El universo de la ciudad de Sevilla está muy estilizado. La historia es, más que nunca, una representación. El arte y las localizaciones reflejan la psicología del protagonista. La negrura de infertilidad como autor y la página en blanco a la que se enfrenta en su nueva casa. Las sombras son la escritura de la realidad, la fantasía de la realidad imaginada. Lo posible se encarna en historia y lo real se confunde con lo imaginado. Para mí, la película es una broma macaba en tono de suspense. Y el final, objetivamente negro, es paradójicamente un final feliz para el protagonista. Álvaro es un genio o un imbécil. No importa. Es lo que todo artista es: un manipulador y un iluso. 
 ( Fuente del texto: Filmax )


TRAILER:

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario