martes, 7 de noviembre de 2017

LA BATALLA DE LOS SEXOS ( 2017 )


EL TENIS Y LA IGUADAD DE SEXOS EN LA DÉCADA DE LOS 70


PAÍS: Estados Unidos ( 2017 )
TÍTULO ORIGINAL: Battle of the Sexes
DIRECCION: Jonathan Dayton, Valerie Faris
FECHAS Y LUGARES DE NACIMIENTO DE LOS DIRECTORES: Jonathan Dayton: 7 de Julio de 1957, Alameda ( Estados Unidos ); Valerie Faris: 20 de Octubre de 1958, Los Angeles ( Estados Unidos )
INTÉRPRETES: Emma Stone, Steve Carell, Andrea Riseborough, Elisabeth Shue, Austin Stowell, Sarah Silverman, Alan Cumming, Eric Christian Olsen, Jessica McNamee, Mickey Sumner, James Mackay, Agnes Olech, Chet Grissom, Chip Chinery, John C. McGinley
GUIONISTA: Simon Beaufoy
FOTOGRAFÍA: Linus Sandgren
MÚSICA: Nicholas Britell
GÉNERO: Comedia
PRODUCCIÓN: Cloud Eight Films, Decibel Films, Fox Searchlight Pictures
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Twentieth Century Fox
DURACIÓN: 121 minutos



SINOPSIS:
En la estela de la revolución sexual y del auge del movimiento feminista, el partido de tenis celebrado en 1973 entre la campeona mundial femenina Billie Jean King ( Emma Stone ) y el ex campeón masculino y tramposo habitual Bobby Riggs ( Steve Carell ), fue anunciado como LA BATALLA DE LOS SEXOS y se convirtió en uno de los acontecimientos deportivos de mayor audiencia de todos los tiempos, alcanzando la cifra de 90 millones de espectadores en todo el mundo. A medida que la rivalidad entre King y Riggs fue subiendo en intensidad, fuera de la pista cada uno estaba librando batallas más personales y complejas. La implacablemente reservada King no sólo era abanderada de la igualdad, sino que además luchaba por aceptar su propia sexualidad a medida que su amistad con Marilyn Barnett ( Andrea Riseborough ) iba evolucionando. Y Riggs, una de las primeras celebridades hecha a sí misma de la era de los medios, lidiaba con los demonios de su ludopatía a costa de su familia y de su esposa, Priscilla ( Elisabeth Shue ). Juntos, Billie y Bobby ofrecieron un espectáculo cultural cuyo eco rebasó con mucho las pistas de tenis, desatando discusiones en dormitorios y salas de consejo que todavía hoy siguen resonando. 
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Twentieth Century Fox )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, IMDb, Fox )


CRÍTICA:
El matrimonio formado por Jonathan Dayton y Valerie Faris nos vuelve a presentar otra notable película, ya que sus dos anteriores películas, " Pequeña Miss Sunshine ( 2006 ) " y " Ruby Sparks ( 2012 ) ", son magníficas y me parecen superiores a esta propuesta basada en un hecho real, que sucedió en la década de los 70. Sus dos primeras películas son propuestas fáciles y gustaron a un público medio, y sus guiones están muy bien trabajados y en el caso de su ópera prima también tuvo éxito en la carrera de premios norteamericanos.
En esta ocasión aborda el asunto real que se desarrolló en Estados Unidos en la década de los 70, cuando las tenistas se revelaron ante la desigualdad de trato por parte de la asociación de tenis norteamericano, y deciden desligarse formando la WTA fundada en 1973 por Billie Jean King, la protagonista de la película, y que cuenta con un gran reparto encabezado por Emma Stone, la última ganadora del Óscar por su interpretación en " La ciudad de las estrellas ( la La land ) ( 2017 ) " como la tenista Billie Jean King y Steve Carell en el papel del jugador de tenis retirado Bobby Riggs. La película aborda diferentes asuntos y, aunque de fondo está ese deporte y el posible duelo entre los dos protagonistas, la historia no se centra en el tenis ni hay interminables escenas de dos personas golpeando una pelota, con lo que los neófitos en la materia o los que se aburren en propuestas sobre ese tema no van a tener ningún problema.



Una mezcla de géneros, ya que es una comedia con algunas escenas desmadradas, pero sin excederse, con detalles de humor muy bien seleccionados, y al mismo tiempo hay esa denuncia sobre la desigualdad de sexo y otros temas dramáticos de los personajes, tanto en su vida personal como profesional. La tenista protagonista y el ya retirado están casados, pero lo que aparenta al principio ser unas relaciones estables tienen sus aristas, y en esta película están muy bien tratadas esos problemas matrimoniales y las infidelidades, así como refleja muy bien el inicio de la lucha por conseguir la igualdad de sexo que a día de hoy todavía está en el candelero, pero que en esa época ya hace más de 40 años estaba peor visto que las mujeres reclamaran sus derechos laborales y la igualdad de trato. Esos temas personales están muy bien tratados y los dos protagonistas están bastante bien, tanto un Steve Carell, a que el gran público conoce por sus inicios como cómico televisivo, pero que lleva varios años interpretando papeles mucho más versátiles, demostrando que se desenvuelve muy bien en personajes con gran carga dramática y en situaciones románticas, sin perder su vis cómica, y poco más que decir de la excelente Emma Stone que casi siempre está bien y en este caso está camaleónica y creíble y podría ser una de las protagonistas de la próxima temporada de géneros.
Andrea Riseborough hace una de las mejores actuaciones de su carrera, y está casi a la altura interpretativa de Emma Stone, que va ganando protagonismo en la segunda mitad, como Marilyn Barnett.


Una película entretenida, en donde sus dos horas pasan en un suspiro, y que tiene como aspectos más destacados la recreación de la época, la textura de las imágenes y los colores de fondo, así como el atrezzo y una banda sonora excelente que nos retrotrae a esos años 70, y que encaja muy bien en el tono de la película. Las principales pegas es que aparecen unos personajes secundarios que podían haber estado mejor desarrollados, tanto Elizabeth Shue en el papel de la mujer de Bobby Riggs, y que lo hace bastante bien en sus pocas apariciones en pantalla, como Bill Pullman y Alan Cumming. 
Una película deliciosa que recomiendo para desconectar de la realidad y pasar dos horas de entretenimiento, con una buena ambientación e interpretaciones. No es una de las mejores películas del año, pero sí la demostración del talento de la pareja de directores para sacar adelante propuestas sencillas y de calidad. Aunque tiene el mismo título, tanto en la versión original como en el español, la historia no tiene nada que ver con la cinta británica " La batalla de los sexos ( 1959 ) ", lo que es lógico teniendo en cuenta que es anterior a la década de los 70.


LO MEJOR: La dirección artística y la recreación de la época.
LO PEOR: Algunos personajes secundarios no están bien desarrollados.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Alfonso Asín en Habladecine


Pedro de Frutos en El Ónfalos

Roberto Resino en Argoderse



PODCASTS:





DÍAS DE CINE:
TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario