domingo, 19 de noviembre de 2017

ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS ( 2017 )


UNA NUEVA VERSIÓN DE LA NOVELA DE AGATHA CHRISTIE


PAÍSES: Estados Unidos-Malta ( 2017 )
TÍTULO ORIGINAL: Murder on the Orient Express
DIRECCION: Kenneth Branagh
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 10 de Diciembre de 1960, Belfast ( Reino Unido )
INTÉRPRETES: Kenneth Branagh, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Depp,Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley, Josh Gad, Derek Jacobi, Leslie Odom Jr.,Lucy Boynton, Sergei Polunin, Tom Bateman, Olivia Colman, Miranda Raison,Chico Kenzari, Manuel García-Rulfo
GUIONISTA: Michael Green
BASADA EN: La novela homónima escrita por Agatha Christie en 1934
FOTOGRAFÍA: Haris Zambarloukos
MÚSICA: Patrick Doyle
GÉNERO: Thriller
PRODUCCIÓN: 20th Century Fox, Scott Free Films, Genre Films, Latina Pictures, The Mark Gordon Company
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Twentieth Century Fox
DURACIÓN: 116 minutos



SINOPSIS:
Durante un viaje en el legendario tren Orient Express, el detective belga Hercules Poirot investiga un asesinato cometido en el trayecto, y a resultas del cual todos los pasajeros del tren son sospechosos del mismo.
( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Twentieth Century Fox )
( Fuentes información de la película: Filmaffinity, Twentieth Century Fox, IMDb, Wikipedia )



CRÍTICA:
El norirlandés Kenneth Branagh vuelve a dirigir y protagonizar una película, después de su papel en " Dunkerque ( 2017 ) ", la última película de Christopher Nolan. Nos encontramos ante una de las personalidades del cine actual más polifacética, ya que es capaz de dirigir, escribir, producir y protagonizar diferentes películas, sobre todo adaptaciones literarias, siendo popular por sus trabajos con obras de William Shakespeare. En este caso es el encargado de estar al frente de este proyecto ambicioso producido por Mark Gordon, Simon Kinber y Ridley Scott, con un reparto coral, y que adapta una de las novelas más populares de la escritora británica Agatha Christie, que fue escrita en 1934 en el Pera Palace Hotel de Estambul, edificio que mantiene intacta la habitación en la que permaneció Christie como un reconocimiento a la autora de novelas de suspense. 
Estamos ante la segunda adaptación cinematográfica de ese libro, si excluimos la TV-Movie de 2001 protagonizada por Alfred Molina, y el primer acercamiento al mundo del cine lo realizó Sidney Lumet, uno de los mejores directores de su generación, la procedente del mundo de la televisión, y que tuvo gran éxito en las décadas de los 60 y 70 del siglo pasado. 


Antes de iniciar esta crítica tengo que avisar que no soy admirador de las obras de Agatha Christie, y que la mayoría de adaptaciones cinematográficas que he podido ver no me convencen, con alguna excepción, sobre todo la obra maestra dirigida por Billy Wilder titulada " Testigo de cargo ( 1957 ) ", la versión de " 10 negritos ( 1945 ) " dirigida por René Clair y " Muerte en el Nilo ( 1978 ) " de John Guillermin. 
La versión de Lumet me parece bastante pobre e impropia de un hombre con tanto talento, pero el problema es la historia del texto escrito en la década de los 30, ya que es difícil sacar algo bueno de esa historia que me parece bastante mejorable. En aquella ocasión el reparto era de lujo, ya que estaban presentes los grandes rostros del momento, e incluso algunas actrices veteranas, en un momento en donde en el cine estaba de moda repartos corales con rostros conocidos, sobre todo en películas de catástrofes. Ese elenco de calidad era lo que salvaba esa película, pese a que todos tenían un papel muy secundario, exceptuando Albert Finney en el papel del detective belga Hercules Poirot, que obtuvo una nominación al premio Óscar en 1975 como actor protagonista, siendo derrotado por Art Carney por su papel en " Harry y tonto ( 1974 ) ", y la película obtuvo un total de 6 candidaturas, y supuso el tercer premio de la academia para Ingrid Bergman, el primero como actriz de reparto. 


Esta nueva versión tiene alguna novedad argumental, sobre todo en la primera mitad, con respecto a la película de Lumet, aunque lo esencial es igual, teniendo en cuenta que nos encontramos ante adaptaciones de novelas. El prólogo que será clave en la investigación de la versión de 1974 en esta ocasión se coloca en otro momento, más adelante en la narración, y me parece más acertado el inicio de esta nueva versión presentándonos al detective belga en el muro de las lamentaciones, y el momento en donde nos cuentan el asunto central, el caso Casetti, La cinta de Kenneth Branagh es bastante irregular, y presenta aspectos positivos respecto a la otra versión y otros en donde sale perdiendo. 
El reparto es muy inferior en esta nueva película, y reconociendo que son intérpretes bastante decentes no dan la talla en muchos casos, comenzando por el propio director en el papel de Poirot, y algunos secundarios como Johnny Deep, Derek Jacobi y Paapa Essiedu. Penélope Cruz está correcta y, sin ser su mejor actuación, es superior a su trabajo en " Loving Pablo ( 2017 ) " de Fernando León de Aranoa, en donde comparte reparto con su pareja actual, Javier Bardem. 


Hay una actriz que está superlativa, Michelle Pfeiffer, que es lo mejor de la película, cuyo trabajo en esta película bien podría merecer su cuarta nominación al Óscar, la segunda como secundaria. La gran actriz norteamericana está soberbia, y merece la pena pagar la entrada de cine por ver su actuación como Caroline Hubbard. 
Otro de los aspectos negativos de la película es su diseño de producción, que es probable sea muy alabado e incluso pueda obtener una nominación al Óscar, pero canta bastante que gran parte de las escenas han sido rodadas en estudio, en concreto en los estudios Longcross de Londres, ya que los exteriores del tren en los pocos momentos en los que salen al exterior y cuando está en movimiento se nota que son un decorado, y se podía haber cuidado algo más ese detalle teniendo en cuenta que estamos ante una propuesta de gran presupuesto. 


La fotografía está bien, pero tampoco es lo más destacable de la cinta. El diseño de vestuario de la ganadora de un Óscar Alexandra Byrne, y sobre todo la banda sonora compuesta por el escocés Patrick Doyle, son junto a la citada actuación de Michelle Pfeiffer los principales aspectos positivos de esta película, que al menos no aburre, aunque la mayor parte del público ya conocerá el final, salvo los más jóvenes. 
Desde ayer miércoles 15 de Noviembre y hasta el 3 de Diciembre en el museo del ferrocarril de Madrid podrán ver la exposición sobre la película, que cuenta con piezas de vestuario y accesorios ambientados en la época en la que Agatha Christie escribió la novela. Las piezas de vestuario van desde vestidos de noche y de paseo, trajes de caballero con alzacuellos pasando por accesorios y complementos de los años treinta, todo ello acompañado de los bocetos originales de la película y rodeado de un entorno único, ya que el Museo del Ferrocarril de Madrid conserva un coche restaurante llamado “ Prestige ” que data de los años 20 y que está fabricado por la Compagnie Internationale des Wagons-Lits ( CIWL ) como el famoso convoy de la novela de Agatha Christie.


LO MEJOR: La actuación de Michelle Pfeiffer y la banda sonora.
LO PEOR: El diseño de producción y algunas actuaciones.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Sonia Barroso en Faces on the box



PODCASTS






DÍAS DE CINE:
TRAILER:





No hay comentarios:

Publicar un comentario