viernes, 17 de noviembre de 2017

EN REALIDAD, NUNCA ESTUVISTE AQUÍ ( 2017 )


LA VENGANZA DE UN HOMBRE ATORMENTADO


PAÍSES: Reino Unido-Estados Unidos-Francia ( 2017 )
TÍTULO ORIGINAL: You Were Never Really Here
DIRECCION: Lynne Ramsay
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DE LA DIRECTORA: 5 de Diciembre de 1969, Glasgow ( Reino Unido )
INTÉRPRETES: Joaquin Phoenix, Alessandro Nivola, John Doman, Judith Anna Roberts,Alex Manette, Ekaterina Samsonov, Kate Easton, Jason Babinsky, Frank Pando,Ryan Martin Brown, Scott Price, Dante Pereira-Olson, Jonathan Wilde,Leigh Dunham, Vinicius Damasceno
GUIONISTA: Lynne Ramsay
BASADA EN: La novela corta homónima escrita por Jonathan Ames en 2013
FOTOGRAFÍA: Thomas Townend
MÚSICA: Jonny Greenwood
GÉNERO: Thriller
PRODUCCIÓN: Why Not Productions, Film4.
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Caramel Films
DURACIÓN: 95 minutos
PREMIOS: 3 premios, incluyendo dos en el festival de Cannes de 2017



SINOPSIS:
Una adolescente desaparecida. Un ejecutor brutal y atormentado en una misión de rescate.
La corrupción y la violencia hacen despertar a la bestia que lleva dentro y la venganza se convertirá en su motivación.

 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Caramel Films )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, IMDb, Caramel Films, Wikipedia )


CRÍTICA:
La directora escocesa Lynne Ramsay dirige su cuarto largometraje, 6 años después que su anterior trabajo, la excelente película transgresora e impactante titulada " Tenemos que hablar de Kevin ( 2011 ) ", en donde Tilda Swinton demostraba su capacidad interpretativa, y suponía la presentación de Ezra Miller, que será conocido por los más jóvenes por ser The Flash en las nuevas películas de superhéroes, apareciendo en " La liga de la justicia ( 2017 ) ", que precisamente hoy viernes llega a los cines españoles. 
En este caso la película está basada en una novela corta publicada hace unos años, al igual que en " Tenemos que hablar de Kevin ", que también era una adaptación de una novela, y en ambos casos el guión ha sido escrito por la directora, adaptando ambas novelas.


Tenía muchas expectativas puestas en el nuevo trabajo de Ramsay, teniendo en cuenta varios factores: lo que me gusta su anterior película, la presencia de Joaquin Phoenix como protagonista y sus premios al mejor actor y guión en el pasado festival de cine de Cannes, otorgados por el jurado presidido por Pedro Almodóvar.
La película la pude ver en el pasado festival de cine de San Sebastián, ya que formó parte de la prestigiosa sección Perlas del Zinemaldia 2017 y fue una de las grandes decepciones del festival.
La propuesta no es sencilla, al igual que su anterior trabajo, y después de una primera media hora en donde conecté con los movimientos de Joe, un hombre enigmático en un papel que le viene como anillo al dedo a la capacidad interpretativa de Phoenix, fui poco a poco perdiendo el interés por lo que me estaban contando, con situaciones excesivas que no venían a cuento, al menos no encontré motivos, y que encajarían mejor en un certamen como el de Sitges.


Tanto el montaje, como sobre todo el sonido y la banda sonora, ambos integrados en la película pero con unos sonidos modernos potentes que en algunos momentos me produjeron dolor de cabeza ( algo similar me sucede con algunas composiciones de Hans Zimmer ), terminaron por desconectarme de la historia, aunque me volví a enganchar en el final, que es bastante interesante. La música en esta ocasión está compuesta por Jonny Greenwood, el primer guitarrista y teclista de la banda Radiohead. Greenwood es un multi-instrumentista que toca el bajo, el piano, el violonchelo y la batería, y es un destacado intérprete del ondas Martenot, uno de los primeros instrumentos electrónicos. Los trabajos para el mundo del séptimo arte del músico británico son composiciones potentes, en algunos casos también demasiado machaconas, pero que no me desagradaron por terne ritmos variados. Un habitual de Paul thomas Anderson, con el que ha trabajado en " Pozos de ambición ( 2007 ) ", " The Master ( 2012 ) " y " Puro vicio ( 2014 ) ", y ya compuso la banda sonora del anterior trabajo de Lynne Ramsay.


Phoenix lo hace muy bien, y está presente en casi todas las escenas de la película, siendo el protagonista absoluto, y debería estar entre la terna de candidatos al Óscar, aunque lo veo difícil por ser una propuesta muy radical, lo mismo que sucedió con la ausencia de Tilda Swinton por la película dirigida por Ramsay en 2011. El resto del reparto no da la talla en relación con el actor protagonista, y el guión es bastante irregular.
La película no tiene muchos diálogos y juega mucho con lo visual y el sonido para crear una atmósfera de tensión en el espectador. La fotografía de Thomas Townend funciona bastante bien, sobre todo en las escenas más oscuras, y ayuda a seguir la trama en los momentos de mayor bajón.
Recomendable a los aficionados al cine moderno y transgresor, con historias poco convencionales y con una banda sonora y un sonido electrónico que suenan durante casi todo el metraje. Una película de extremos, que tendrá muchos admiradores y detractores. 


LO MEJOR: La actuación de Joaquin Phoenix.
LO PEOR: El sonido y la banda sonora.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Xavier Vidal en Cinoscar & Rarities

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Sonia Barroso en Faces on the Box

David Resino en Argoderse

Daniel Pamies en My Sofa




PODCAST:





DÍAS DE CINE:
TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario