jueves, 2 de noviembre de 2017

EL TERCER ASESINATO ( 2017 )


KOREEDA SE ATREVE CON UN THRILLER JUDICIAL


PAÍS: Japón ( 2017 )
TÍTULO ORIGINAL: Sandome no satsujin
DIRECCIÓN: Hirokazu Koreeda
LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 6 de Junio de 1962, Tokio ( Japón )
INTÉRPRETES: Masaharu Fukuyama, Koji Yakusho, Suzu Hirose, Yuki Saito, Kotaro Yoshida, Shinnosuke Mitsushima, Izumi Matsuoka, Mikako Ichikawa, Isao Hashizume
GUIONISTA: Hirokazu Koreeda
FOTOGRAFÍA: Mikiya Takimoto
MÚSICA: Ludovico Einaudi
GÉNERO: Thriller
PRODUCCIÓN: Toho, Gaga Corporation
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Golem Distribución
DURACIÓN: 125 minutos




SINOPSIS:
El conocido abogado Shigemori de ende a Misumi, acusado de robo con homicidio, que ya cumplió pena de cárcel por otro asesinato hace treinta años. Las posibilidades de que Shigemori gane el caso son escasas ya que su cliente reconoce ser culpable, aunque esto probablemente signi - que la pena de muerte. Pero a medida que desentraña el caso y escucha los testimonios del propio Misumi y de su familia, Shigemori empieza a dudar de la culpabilidad de su cliente. 
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Image.net-Golem Distribución )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, IMDb )


CRÍTICA:
Uno de los momentos que más espero como cinéfilo es el estreno de la nueva película del japonés Hirokazu Koreeda, uno de los directores actuales cuyo cine más me interesa, ya que siempre rueda películas interesantes, intercalando notables películas, con alguna un poco inferior y unas cuantas obras maestras. Su cine es uno de los más apreciados por los festivales europeos, y casi siempre forma parte de la programación de Cannes, lugar en donde se estrenan casi todas sus películas, ya sea en la sección oficial o en alguna paralela del festival más prestigioso del mundo. En esta ocasión la película no fue seleccionada por ese certámen y el estreno europeo ha tenido lugar en el Lido veneciano, ya que ha sido en el pasado festival de Venecia cuando se ha podido ver por primera vez " El tercer asesinato ", 22 años después de que la mostra veneciana premiara a " Maborosi ( 1995 ) ", su primer largometraje de ficción, con el León de Plata. La otra ciudad en donde se quiere mucho al director y a su cine, ya que es un asiduo es el Zinemaldia, que comenzó siendo un habitual de la sección oficial del festival de cine de San Sebastián pese a irse de vacío de Donosti hasta que por fin fue premiado el guión de " Kiseki ( milagro  ) ( 2011 ) " y desde ese momento no ha faltado nunca a la cita con la prestigiosa sección Perlas del Zinemaldia, logrando además el premio del Público con " De tal padre, tal hijo ( 2013 ) " y " Nuestra hermana pequeña ( 2015 ) ". Para no faltar a la cita con el público donostiarra José Luis Rebordinos y su equipo de selección ha vuelto a incluir a esta película 3n la sección Perlas, permitiendo que los asistentes a la 65º edición del Zinemaldia disfrutáramos del estreno en España de la nueva película del director.


La propuesta es la primera incursión de Koreeda en el género de suspense, ya que la película es un thriller judicial que presenta el proceso judicial a una persona acusada de asesinato, lo que vemos en la primera escena, y todo lo que rodea a ese pleito con las reuniones entre el acusado y abogado, y lo que esta situación está afectando a las familias del fallecido y asesino. Hay escenas que se desarrollan en el interior de un juzgado, pero no nos encontramos ante una película con un desarrolla casi total en   el tribunal sino que se van intercalando muchas situaciones paralelas y, pese a tener bastantes giros, me parece más fácil de seguir por el público europeo que las películas de género rodadas por otros directores asiáticos o norteamericanos. En realidad al director no le interesa la resolución de esa juicio, sino que el asesinato y el posterior proceso judicial es un " McGuffin " que emplea Koreeda para mantener la atención de los espectadores en algo aparentemente más interesante, y aprovechar para contar lo que realmente le interesa, y son temas como la situación actual del mundo de los abogados, la policía y la justicia en Japón, el volver a su eterno asunto de las relaciones familiares, en esta ocasión poniendo su mira en dos familias que están sufriendo, la de Misumi, el acusado, y la del asesinado. 


La película mantiene el pulso durante gran parte del metraje, pero tiene varios problemas que alejan a esta obra de Koreeda de ser de las mejores de su filmografía, y una de ellas es que faltan elementos que emocionen al espectador, por lo menos a nivel personal no he salido de la sala emocionado como sí me sucedió con otras películas de su filmografía, y el otro problema es que la sobra metraje y hay un estancamiento en la parte central con situaciones que no aportan nada y se podían haber suprimido. Pero ese patrón central son 10-15 minutos y de nuevo vuelve a retomar la historia con fuerza terminando muy bien, y demostrando su talento para cerrar historias, teniendo en cuenta que también es el responsable del texto original. La película tiene varios puntos fuertes, y uno de ellos es el excelente reparto, encabezado por Koji Yakusho, en el papel de Misumi,el acusado de asesinato. El actor japonés que trabaja por primera vez con Koreeda demuestra que es uno de los mejores intérpretes de su país, y es un habitual de películas de suspense y acción, y que ha trabajado a las órdenes de Takeshi Kitano entre otros, así como tener una aparición en la parte que se desarrolla en Japón de la cinta " Babel ( 2006 ) ", dirigida por Alejandro González Iñárritu. Masaharu Fukuyama, que ya trabajó para el director en " De tal padre, tal hijo " ( el padre de la familia rica ), interpreta a Shigemori, el abogado defensor de Misumi, y que tiene unos diálogos con su cliente en donde ambos demuestran su capacidad interpretativa, lo que se observa mejor en versión original de la película.


La fotografía de Mikiya Takimoto consigue plasmar lo esencial de cada uno de los personajes, logrando que de manera natural y sin buscar fuegos de artificio se tenga una amplio visión de lo sucedido tanto de día como de noche, en los diferentes escenarios. Otro gran trabajo del técnico que había trabajado en otras dos películas del director, y que es uno de los puntos fuertes de la película, destacando en las escenas nocturnas y una conversación entre cliente y abogado con el empleo de un espejo. La música en las películas de Koreeda es fundamental para crear estados de ánimo, ya sean de tristeza o alegría, y en este caso el tono empleado por el compositor Ludovico Einaudi es mucho más intrigante enigmático en consonancia con el género de la película.
Sin ser la mejor película del maestro japonés mantiene los elementos clave para hacerla atractiva al público medio y a los cinéfilos más exigentes, pero advirtiendo que no van a ver una película sobre juicios al estilo del cine de Hollywood, sino con un ritmo mucho más pausado y con un desarrollo diferente de los personajes secundarios.



LO MEJOR: La fotografía.
LO PEOR: Podía haberse recortado algo de metraje en la parte central.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Guillermo Navarro en Habladecine

Xavier Vidal en Cinoscar & Rarities

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Rafael Nieto en Cinema Nostrum



DÍAS DE CINE:
PODCASTS:









ENTREVISTA AL DIRECTOR:
EL TERCER ASESINATO es un drama legal lleno de suspense. ¿ Cómo nació la idea ?
Mi primera idea fue describir de forma realista el trabajo de un abogado. Pero al hablar con varios letrados, concretamente el asesor legal de De tal padre, tal hijo, todos me dijeron lo mismo: “ No se descubre la verdad en los tribunales ”. Y solían añadir que en la mayoría de casos no se llegaba a saber la verdad, lo que me pareció muy interesante. Fue entonces cuando pensé en rodar un drama legal en el que nunca se sabe la verdad.

Parece ser que fue un guion muy complicado de escribir y que hizo varias versiones.
No juzgo a los personajes en mis películas; en otras palabras, ruedo sin una perspectiva omnisciente. Sin embargo, géneros como el suspense y el drama legal parece que no funcionan sin esa perspectiva. Pero me empeñé en seguir igual que antes. Este fue el mayor con icto a la hora de escribir el guion.

La tensión entre el abogado, interpretado por Masaharu Fukuyama, y el acusado, al que encarna Koji Yakusho, es palpable durante la entrevista clave en la cárcel.
Ensayamos con Fukuyama y Yakusho antes de empezar a rodar. La escena en la cárcel es maravillosa. Al principio me pareció que no debía incluir muchas escenas en la sala de entrevistas de la cárcel porque serían muy estáticas. En todos los dramas familiares que he rodado, siempre he re exionado en cómo colocar y mover a los personajes en el decorado. Pero esta sala contenía dos espacios claramente divididos con personas sentadas en cada uno, no ofrecía más posibilidades. Cuando pensé en los dos, uno frente al otro, entendí que podían ser escenas cargadas de emoción y decidí añadir más secuencias en la sala de entrevistas. Después de ver juntos a los actores, todo se aclaró.

Las imágenes son muy potentes; recuerdan al cine negro, pero la textura es totalmente inesperada.
Esta vez he intentado emular al cine negro, es verdad. Subrayando el contraste entre la luz y las sombras, me he alejado de la iluminación natural que siempre había utilizado. El director de fotografía Mikiya Takimoto me hizo numerosas sugerencias, y nos inclinamos por el CinemaScope, lo que nos permitió rodar planos más cercanos y muy eficaces. Por ejemplo, la escena en que los tres abogados andan juntos me parece formidable. Creo que funciona muy bien.

¿ Cómo imaginó la composición ?
Tenía en mente las películas de cine negro rodadas en Estados Unidos en los años cincuenta. Lo primero que hice fue pedirle a Takimoto que viera Alma en suplicio, rodada por Michael Curtiz en 1945. Hablamos de películas magníficamente filmadas en CinemaScope, como Seven, de David Fincher, varios títulos de Paul Thomas Anderson y El in erno del odio, de Akira Kurosawa. Estudiamos cómo captarlo todo en CinemaScope sin perder la tensión.

La película hace hincapié en el hecho de que se “ condena ” sin que importe conocer la “ verdad ”.
Normalmente, en cine, la verdad se sabe al nal. En esta película solo acaba el procedimiento legal, pero los personajes siguen ignorando la verdad. Muestra que nuestra sociedad acepta un sistema imperfecto que solo se sostiene porque se juzga sin saber la verdad.

Recientemente, sus películas se basan en experiencias muy personales. ¿ Quería alejarse de esto con EL TERCER ASESINATO ?
Sí, quería un enfoque totalmente diferente. Soy consciente de que llegará el momento en que no podré aceptar nuevos retos, y me gustó mucho tener la oportunidad de hacer una película así en este momento. 
 ( Fuente texto de la entrevista: Image.net-Golem Distribución )


TRAILER:





No hay comentarios:

Publicar un comentario