lunes, 29 de octubre de 2018

QUIÉN TE CANTARÁ ( 2018 )


AYUDANDO A RECORDAR

PAÍSES: España-Francia ( 2018 )
DIRECCIÓN: Carlos Vermut
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 6 de Marzo de 1980, Madrid ( España )
INTÉRPRETES: Najwa Nimri, Eva Llorach, Carme Elías, Natalia de Molina, Julián Villagrán, Vicenta N'Dongo, Inma Cuevas, Ignacio Mateos, Catalina Sopelana
GUIONISTA: Carlos Vermut
FOTOGRAFÍA: Eduard Grau
MÚSICA: Alberto Iglesias
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Apache Films, Áralan Films, Les Films du Worso
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Caramel Films
DURACIÓN: 124 minutos
PREMIOS: 1 Premio en el Festival de San Sebastián de 2018



SINOPSIS:
Lila Cassen ( Najwa Nimri ) era la cantante española con más éxito de los noventa hasta que desapareció misteriosamente de un día para otro. Diez años después Lila prepara su triunfal vuelta a los escenarios pero, poco antes de la esperada fecha, pierde la memoria al sufrir un accidente. Violeta ( Eva Llorach ) vive dominada por su conflictiva hija Marta ( Natalia de Molina ). Cada noche escapa de su realidad haciendo lo único que la hace feliz, imitar a Lila Cassen en el karaoke donde trabaja. Un día Violeta recibe una fascinante propuesta: enseñar a Lila Cassen a volver a ser Lila Cassen. 
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Caramel Films )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, Caramel Films, IMDb, Festival de San Sebastián )


CRÍTICA:
En los últimos años el número de nuevos directores españoles con talento está creciendo y uno de los alumnos más aventajados es el cineasta madrileño Carlos Vermut, que debutó hace ya 7 años con " Diamond Flash ( 2011 ) ", una película que se estrenó en la plataforma Filmin, y que fue un gran éxito gracias al boca-oreja. En ese primer trabajo sacado adelante con muy poco dinero el que hasta la fecha era un ilustrador de Cómics, lo que plasma en la parte final de su ópera prima, se había transformado en un joven talento en el mundo de la dirección cuyo colofón fue el éxito de su segundo trabajo, " Magical girl ( 2014 ) ", con el que logró la Concha de oro en el festival de San Sebastián a la mejor película y la de plata a la mejor dirección, así como muchos otros premios en la temporada nacional, aunque menos de los que merecía la película por competir con otra gran obra cinematográfica como " La isla mínima ( 2014 ) ". Hemos tenido que esperar 4 años para poder ver su tercera película, que de nuevo ha sido presentada en el Zinemaldia, después de proyectarse una semana antes en Toronto, aunque en esta ocasión el jurado de la sección oficial presidido por Alexander Payne no la concediera ningún premio.


La propuesta vuelve a tener todos los elementos del cine del director, con unos guiones poco convencionales y que plantean unas historias bastante enigmáticas y en algunos casos perversas, en donde sus puntos fuertes son las interpretaciones, la dirección de Vermut, el montaje y la fotografía.
En esta ocasión se nota que la película tiene algo más de nivel económico detrás, aunque el proyecto sigue sin contar con una gran cadena de televisión privada detrás ni con la distribución de una multinacional, lo que se nota a la hora de que el director tenga más libertad de hacer " su película ", sin tener que seguir unos patrones establecidos para agradar al gran público.
La película se inicia con una escena enigmática en una playa para posteriormente presentar a Lila, una cantante en horas bajas y que por motivos que desconocemos ha sufrido amnesia precisamente cuando parecía que su carrera estaba volviendo a resurgir. Con el apoyo de su mánager Blanca, que la acompaña a todos los sitios y que intenta que la protagonista recobre la memoria para poder volver a los escenarios. Entonces aparece el personaje clave de la película, el de Violeta, una mujer que trabaja en un club nocturno en donde se gana la vida cantando las canciones de su cantante a la que idolatra, que no es otra que la propia Lila. Y hasta aquí puedo contar para no incluir en spoilers, y desde este momento la película irá avanzando manteniendo el enigma en varios frentes, y se van introduciendo personajes nuevos como el de Marta, la hija de Violeta, que irá poco a poco cobrando importancia en la trama.


Nos encontramos con un drama sin concesiones, que también tiene elementos de suspense y sabe jugar muy bien con los espectadores para que ese ambiente enigmático, en donde se mezclan sueños y realidades y que a nivel formal y argumental recuerda a algunas películas de Ingmar Bergman, guardando las distancias, y en algún detalle a " Eva al desnudo ( 1950 ) " dirigida por Joseph L. Mankiewicz con Bette Davis y Anne Baxter como protagonistas.
Si el anterior trabajo de Vermut nos descubría el talento interpretativo de Bárbara Lennie en esta ocasión lo hace con Eva Llorach, en el papel de Violeta, que tenía un pequeño papel en " Magical girl ", y que va poco a poco ganando protagonismo y realiza una actuación superlativa en la segunda mitad de la película. Podemos considerar que la protagonista es Najwa Nimri que interpreta a Lila, porque su personaje es el central de la trama, pero con el paso de los minutos la importancia de esa fan de la cantante es la misma que la de la artista. Las dos intérpretes están muy bien, y son clave en el funcionamiento del proyecto, y aunque podrían llevarse el Goya ya que Llorach es nominable en la categoría de actriz revelación ( parece un premio cantado y muy merecido ) y la actriz y cantante Najwa Nimri optará al Goya como protagonista después de dos nominaciones sin éxito, una como protagonista de " Los amantes del círculo polar ( 1998 ) " de Julio Medem.
También son destacables las actuaciones de Carme Elias como Blanca, la representante de la cantante, y la ganadora de un Goya Natalia de Molina en el de Marta, la hija rebelde e inconformista de Violeta que hará la vida imposible a su madre. Las 4 completan un reparto de calidad y demuestra el talento interpretativo en el cine español y la labor de dirección de actores y actrices del director.



La película no es sencilla porque juega bastante con los elementos visuales y musicales y no es convencional, con lo que puede descolocar a los que se aburren con historias en donde no nos dan las cosas mascadas, y hay que jugar con averiguar lo que nos están contando con pequeños detalles, y claro eso no gusta a todo el mundo. Además del guion que funciona como un puzzle en donde van encajando las piezas hasta llegar al controvertido final, que a mí me convence pero entiendo que pueda generar polémica, destaca la labor de dirección, la fotografía de Eduard Grau, la banda sonora compuesta por el maestro Alberto Iglesias, el habitual del cine de Pedro Almodóvar y que ya ha trabajado en la industria cinematográfica estadounidense. También me parece un acierto la elección del lugar en donde se desarrolla la historia, en la localidad de Rota en la provincia de Cádiz, y otros lugares como Zahara de los Atunes y una en la parte final en la Gran Vía madrileña. Los acantilados, las calas y las playas malagueñas son otro aliciente más junto a la gran selección de temas musicales, algunos originales y con la participación de Najwa Nimri, una experta en el mundo de la música.
Otro gran trabajo de Carlos Vermut, que recomiendo a los que les gustaron " Magical girl " y películas hipnóticas, enigmáticas, y que es bastante poco convencional a nivel formal.



LO MEJOR: El reparto ( Las 4 actrices están magníficas, pero me quedo con Eva Llorach ). La dirección de Carlos Vermut.
LO PEOR: Cuesta entrar en los primeros minutos.


CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Alfonso Asín en Habladecine

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Alberto Tovar en Cinoscar & Rarities


Miguel Martín en Nos hacemos un cine en Orión

Sonia Barroso en Faces on the Box


David Resino en Argoderse


PODCASTS:








DÍAS DE CINE:
NOTAS DEL DIRECTOR:
Cuando planteé “ Quién te cantará ” por primera vez, era una película de fantasmas. Una película de posesiones, de juegos de identidad en el que una mujer era poseída por el espíritu de otra. La historia fue creciendo y evolucionando hasta acabar convirtiéndose casi en una película musical. La esencia de la película es la misma, reconocerse o dejar de reconocerse en la imagen que proyectamos en los demás, perder el contacto con uno mismo acabar viviendo arrinconado dentro del personaje que hemos creado con el fin de conseguir la aceptación o el amor de los demás. Ser poseídos por el personaje de alguien que no reconocemos. Tanto Lila como Violeta no son capaces de reconocerse en sí mismas, pero se reconocen en el personaje que ha creado la otra y eso las une. La película está estructurada en tres partes. La primera parte es la parte de Lila, de su vida, de su entorno. Lila es prisionera de sus propios sueños convertidos en realidad y ya no puede escapar de ellos. Lila quiere cantar, pero la única manera de hacerlo es dentro de un personaje que ha acabado despreciando pues ese personaje es el responsable de su soledad. Violeta tiene más talento que Lila, es una gran cantante, pero decidió abandonar su carrera cuando tuvo a su hija. Violeta es incapaz de
perdonárselo a su hija, haciéndola responsable de una vida que no quiere vivir, pero es incapaz de perdonarse a sí misma por sentir eso hacia su hija. Por eso aguanta estoicamente el maltrato de su hija. La última parte es el encuentro entre Lila y Violeta y cómo Violeta ayuda a Lila a reconstruir una versión de Lila con la que Lila sí se identifica volviendo a encontrar la ilusión por cantar. Me interesa cómo afecta la fama a las personas, las responsabilidades y cómo adaptamos nuestra personalidad para cumplir con nuestras supuestas obligaciones, olvidando muchas veces cuales eran nuestros sueños y quienes somos realmente.

( Fuente del texto: Pressbook-Caramel Films )


TRAILER:





No hay comentarios:

Publicar un comentario