miércoles, 17 de octubre de 2018

PETRA ( 2018 )


LOS ENIGMAS DEL PASADO


PAÍSES: España-Francia-Dinamarca ( 2018 )
DIRECCIÓN: Jaime Rosales
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 2 de Enero de 1970, Barcelona ( España )
INTÉRPRETES: Bárbara Lennie, Àlex Brendemühl, Marisa Paredes, Joan Botey, Petra Martínez,Carme Pla, Oriol Pla, Chema del Barco
GUIONISTAS: Jaime Rosales, Clara Roquet, Michel Gaztambide
FOTOGRAFÍA: Hélène Louvart
MÚSICA: Kristian Eidnes Andersen
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Fredesval Films, Wanda Visión, Oberón Cinematográfica, Les Productions Balthazar, Snowglobe Films
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Wanda Films
DURACIÓN: 107 minutos
PREMIOS: 2 Premios en en el Cine Ceará Film Festival de 2018



SINOPSIS:
Petra no sabe quién es su padre, se lo han ocultado a lo largo de su vida. Tras la muerte de su madre inicia una búsqueda que le conduce a Jaume, un célebre artista plástico poderoso y despiadado. En su camino por conocer la verdad, Petra también entra en contacto con Lucas, hijo de Jaume, y Marisa, esposa de Jaume y madre de Lucas. A partir de ese momento, la historia de estos personajes se va entretejiendo en una espiral de maldad, secretos familiares y violencia que los lleva a todos al límite. El destino dará un giro a su lógica cruel abriendo un camino para la esperanza y la redención.
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Wanda Films )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, Wanda Films, IMDb )


CRÍTICA:
El director barcelonés Jaime Rosales es uno de los talentos del cine español, que demuestra en cada uno de sus nuevos proyectos en donde intenta ofrecer algo diferente sobre todo a nivel formal, pero sus historias no son sencillas ni fáciles de recomendar ni siquiera al público medio. En esta ocasión nos presenta su séptimo largometraje que tuvo el honor de formar parte de la Quincena de realizadores del pasado festival de cine de Cannes, uno de los lugares en donde más aprecian el cine de Rosales, y fue junto a " Carmen y Lola ( 2018 ) " los dos únicos largometrajes que se proyectaron a concurso en Cannes 2018. Hay que recordar que el director causó polémica con sus primeros trabajos, tanto con su notable ópera prima " Las horas del día ( 2003 ) " con la que obtuvo las candidaturas a los premios Goya en las categorías de dirección novel y guión original y las posteriores " La soledad ( 2007 ) ", ganador de 3 premios Goya incluyendo los de mejor película y dirección,  y " Tiro en la cabeza ( 2008 ) ". Sus proyectos posteriores fueron ignorados casi en su totalidad en los premios nacionales y, aunque no son tan redondos como sus dos primeras películas, siguen manteniendo la originalidad a la hora de buscar historias diferentes y de innovar en aspectos formales como en el caso de " Sueño y silencio ( 2012 ) ".


En esta ocasión la película, que formó parte de la sección Perlas del pasado festival de cine de San Sebastián, vuelve a tener elementos comunes con su cine anterior, ya que huye de la convencionalidad a la hora de presentar las imágenes y desde el primer momento demuestra su talento en la dirección, apoyándose en la directora de fotografía francesa Hélène Louvart, teniendo en cuenta que es una coproducción europea, y nos presenta a una mujer que da título a la película que llega hasta una pequeña localidad rural del Ampurdán, y con ese punto de partida se desarrolla las historias personales de los personajes, de su pasado y presente. La película está dividida en capítulos que de manera acertada no están colocados en orden lineal, sino que juega con el espectador con el tiempo de la historia de manera acertada. Además cuenta con un gran reparto encabezado por la siempre solvente Bárbara Lennie en el papel de Petra, y con unos secundarios de lujo como Alex Brendemühl como Lucas, Marisa Paredes en el de Marisa, Petra Martínez como Julia y Oriol Pla interpretando a Pau. Todos están bien, pero el guion, sobre todo en la parte final, en concreyo en los dos últimos capítulos, se vuelve culebronesco, tiene situaciones absurdas cercanas a lo ridículo, y no permite el lucimiento personal de esos intérpretes, entre los que destacan Bárbara Lennie y sobre todo Marisa Paredes y Joan Botey. A este último no le cité anteriormente porque debuta en la gran pantalla realizando una actuación intensa y que es el personaje clave de la película, el de Jaume, el artista propietario de la mansión por la que se van moviendo los personajes, y tiene bastantes opciones de optar al Goya en la categoría de actor revelación, y de ese modo lograr la única nominación de esta película, que es probable que sea ignorada en la próxima temporada de premios nacionales, por ser bastante irregular, no es fácil de comprender y por tener mucha competencia.


En esas tramas familiares y personales salen a relucir temas como los celos, las mentiras y engaños, amor y odio, y una búsqueda de la identidad por parte de la protagonista. El problema es que lo que funciona bastante bien en la primera mitad, ya que los giros de la historia son interesantes y no hay excesos, se transforma en una segunda mitad en donde el exceso de dramatismo sale a relucir pero haciéndolo de manera poco natural en una especie de tragedia griega en una trama en donde no encajan bien esos excesos, lo que provoca que algunas situaciones trágicas y dolorosas resulten ridículas, y terminen estropeando un proyecto interesante y que tiene bastantes cosas positivas, sobre todo la dirección de Rosales.
Una película que recomiendo a los que disfrutaron con los trabajos anteriores del director y a un público medio de mediana edad y sobre todo a los más mayores por ser una historia que puede aburrir a los más jóvenes.


LO MEJOR: La dirección de Jaime Rosales. Saber jugar con el orden de la historia.
LO PEOR: El guion y los excesos en los dos capítulos finales.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Xavier Vidal en Cinoscar & Rarities

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Alberto Tovar en Demasiado Cine

Miguel Martín en Nos hacemos un cine en Orión




PODCASTS:









DÍAS DE CINE:
TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario