jueves, 4 de julio de 2019

JELLYFISH ( 2018 )


MONÓLOGOS COMO VÍA DE ESCAPE


PAÍS: Reino Unido ( 2018 )
DIRECCIÓN: James Gardner
LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: Hereford ( Reino Unido )
INTÉRPRETES: Liv Hill, Sinead Matthews, Cyril Nri, Angus Barnett, Tomos Eames, Victoria Alcock, Helen Kennedy, Henry Lile
GUIONISTAS: James Gardner, Simon Lord
FOTOGRAFÍA: Peter Riches
MÚSICA: Victor Hugo Fumagalli
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Jellyfish Feature Film, Nik Holttum Productions
DURACIÓN: 101 minutos
PREMIOS: 7 Premios, incluyendo uno en el festival de Edimburgo de 2018



SINOPSIS:
Ken Loach en "El club de la comedia". Una adolescente encuentra una vía de escape a su precaria situación familiar gracias a los monólogos en el multipremiado debut de James Gardner, uno de los talentos emergentes británicos más interesantes.
Aunque parece imposible mezclar el universo del cine de Ken Loach con el de los monólogos de humor, “Jellyfish” lo consigue a través de la historia de una peculiar quinceañera. Las circunstancias vitales de Sarah (Liv Hill, galardonada en Edimburgo por este papel) son funestas: ha de llevar el sustento de formas poco edificantes a su hogar, en el que carga con una madre bipolar y dos hermanos hiperactivos. Tan horripilante es su día a día, que no le queda otra salida que reírse de él, descubriendo un innato talento como monologuista. Solo que su nuevo interés por la comedia no es necesariamente compatible con el drama del que viene.

 ( Fuente sinopsis: Filmin )
 ( Fuente cartel: Filmaffinity )
 ( Fuentes imágenes: IMDb, Filmin, Tokyo International Film Festival )



CRÍTICA:
El joven director británico James Gardner nos presenta su ópera prima, de la cual también ha escrito el guion junto con Simon Lord. La película toca temas con los que nos vamos a sentir muy identificados. Todo parece indicar, por lo menos con esta primera película, que su cine va por el mismo camino que el realizado por Ken Loach. La cinta ha pasado por el festival de cine de Edimburgo donde ganó el premio a la mejor actriz, también ha formado parte de la sección oficial del festival de cine de Tribeca, pero donde más premios cosechó fue en el Dinard British Film Festival donde ganó mejor película, mejor guion y mención especial a la interpretación femenina. Ahora la podemos ver dentro de una nueva edición del Atlántida Film Festival dentro de la sección Generación.



Nos cuenta la historia de Sarah, una chica de quince años que tiene que llevar el peso de toda su familia, su madre tiene una enfermedad que no le permite hacerse cargo ni de ella ni de sus dos hermanos pequeños. En el colegio se siente completamente desplazada y no empatiza con ningunos de sus compañeros y encima, para colmo, es explotada en el trabajo que tiene en unos recreativos.
La verdad es que Sarah es muy avispada para su edad, siempre encuentra contestaciones a todo tipo de provocaciones por parte de sus compañeros, por eso su profesor de teatro le recomienda que para sacar toda la furia que lleva dentro se dedique al mundo de los monólogos.
La película es muy dura, refleja bastante bien el mundo de la crisis económica y de las familias necesitadas, profundiza a fondo en la vida cotidiana de las familias trabajadoras en un ciudad costera, donde tanto la luz, como los sonidos serán piezas fundamental en la trama.


Todo el peso de la película lo lleva la joven protagonista, papel interpretado de una manera sobresaliente por la actriz Liv Hill ( habrá que estar muy pendiente a sus próximos trabajos ), ella sola se come la pantalla, tiene una fuerza y una energía sobrenatural, su trabajo provoca en el espectador momentos de risa, de llanto y de ternura. También destaca la actuación de los dos niños pequeños y la del profesor que ayuda a Sarah.
Para mi gusto ha sido otra gran sorpresa de este año, muy bien dirigida, con una atmósfera que atrapa y con unos planos y una fotografía impresionantes. Muy recomendable.
Puntuación: 7/10


LO MEJOR: La soberbia actuación de Liv Hill.
LO PEOR: Aunque el guion esta bien, la historia que nos cuenta la hemos visto muchas veces.

( Crítica escrita por Christopher Laso )

No hay comentarios:

Publicar un comentario