miércoles, 28 de agosto de 2019

UNA ÍNTIMA CONVICCIÓN ( 2018 )


FALSO CULPABLE


PAÍS: Francia ( 2018 )
TÍTULO ORIGINAL: Une intime conviction
DIRECCIÓN: Antoine Raimbault
INTÉRPRETES: Marina Foïs, Olivier Gourmet, Laurent Lucas, Philippe Uchan, Jean Benguigui,François Fehner, François Caron, Philippe Dormoy, Jean-Claude Leguay,Steve Tientcheu, Laurent Schilling, Arnaud Pépin, Frédéric Boismoreau,Thierry Calas, India Hair, Roger Souza
GUIONISTAS: Isabelle Lazard, Antoine Raimbault
FOTOGRAFÍA: Pierre Cottereau
MÚSICA: Grégoire Auger
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Delante Films, Umedia
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: La Aventura Audiovisual
DURACIÓN: 110 minutos



SINOPSIS:
Desde que Nora asistió al juicio de Jacques Viguier, acusado del asesinato de su esposa, está convencida de su inocencia. Por temor a un error judicial, convence a un letrado para que lo defienda en un segundo juicio. Juntos, lucharán en una feroz batalla contra la injusticia; pero a medida que el círculo se cierra alrededor de Viguier, al que todos acusan, la búsqueda de la verdad de Nora se convierte en obsesión.
El mejor drama judicial en años está inspirado en la historia real del Caso Viguier. Alabada por crítica y público en Francia, Una íntima convicción está protagonizada por Marina Foïs ( El gran baño, El taller de escritura ), Olivier Gourmet ( El ejercicio del poder, El hijo ) y Laurent Lucas ( Crudo, Los demonios ).
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: La aventura Audiovisual )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, La Aventura Audiovisual, IMDb )


CRÍTICA:
El joven director Antoine Raimbault nos presenta su ópera prima, un drama judicial inspirado en la historia real del caso Jacques Viguier. El guion es del propio Raimbault y de Isabelle Lazard. A lo largo de la historia del cine hemos visto muchos títulos basados en hechos judiciales, que casi siempre son historias de ficción, pero como en este caso ( aunque parte es ficción también ) llegan muchos inspirados en caso reales.
La cinta nos cuenta todas las dificultades de una mujer, Nora, para demostrar la inocencia de un supuesto criminal. Para conseguirlo pedirá ayuda a un experimentado abogado, que desde el principio no verá nada claro el caso. En este tipo de películas, donde el uso de palabra es la mayor virtud, se necesitan actores muy expresivos y con una gran capacidad de convicción. Para ello el director ha contado con la presencia del actor belga ( Olivier Gourmet ) excelente en su papel y con la actriz francesa ( Marina Foïs ) también estupenda en su papel de mujer obsesiva por conocer la verdad.



Llama la atención como en varios tramos de la película se alude al gran Alfred Hitchcock, como el director favorito del acusado y se nombran dos títulos de su filmografía (" Crimen Perfecto " y " Falso culpable " ). La película funciona bastante bien desde el principio y sobre todo la disfrutarán los amantes del género judicial. Tanto las actuaciones de los protagonistas como la historia enganchan, te metes en la historia y el espectador está en continuo estado de impaciencia por conocer más detalles del caso. Tiene bastante tensión con toques de thriller psicológico. Otro aspecto a destacar es la dirección, donde se mezclan planos cortos y muy rápidos con escenas pausadas e inquietantes. Muy recomendable.
Puntuación: 7/10


LO MEJOR: Las actuaciones de los dos protagonistas
LO PEOR: Me hubiera gustado conocer algo más del caso.

( Crítica escrita por Christopher Laso )

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis


PODCASTS:








DÍAS DE CINE:

NOTAS DEL DIRECTOR:
Fascinado por este extraño caso, asistí a los dos juicios de Jacques Viguier. Y en los bancos del juzgado conocí a los hijos de Jacques y Suzy, quienes se incorporaron a esta terrible ecuación: "Mamá ha desaparecido y papá está acusado de matarla". Descubrí, de inmediato, la justicia de mi país y la desgracia de esta familia condenada a la incertidumbre. En mi opinión, una de las finalidades del cine es proporcionarnos perspectiva interrogándonos sobre la realidad. 
Narrar este caso singular. Mostrar la justicia desde lo más cerca posible. Enseñar su complejidad y tratar de capturar su poder dramático. La película respeta escrupulosamente lo que se dijo en las audiencias y en las escuchas telefónicas. En este sentido, no necesitamos inventar nada, todo es real. A falta de pruebas, la verdad judicial se basó esencialmente en rumores y calumnias. 
Es fácil moldear a un culpable a partir de sentimientos y fantasías porque la naturaleza tiene horror al vacío, necesitamos que se haga justicia y necesitamos encontrar un culpable, desde la más íntima convicción. Nos decimos una verdad que parece lógica, racional, satisfactoria y final. Y no importa cuánto duden los demás, no importa la falta de pruebas, una vez que la convicción se insinúa, lo puede todo. Es precisamente esta mecánica oscura la que aborda la película: el poder de la convicción sobre la razón. Una íntima convicción no es una película de tesis. Las preguntas me interesan infinitamente más que las respuestas. El reto es, en efecto, llevar a la reflexión. 
Al entrar en el punto de vista de Nora, durante su contra-investigación, los espectadores apoyarán su convicción, antes de darse cuenta de que no tiene más pruebas que los acusadores de Viguier. Básicamente, lo que dice la película es que la búsqueda de la verdad puede volverte loco. Y que todos podemos cambiar. Nora encarna tanto el fantasma de un justiciero como una reflexión introspectiva sobre el peligro de nuestras certezas. Históricamente, el misterio criminal ha fascinado y obsesionado. "En la cafetería, entre un vaso de Gaillac y el olor a café, se condena un gesto. Pero no en el tribunal de justicia ... ", declara Éric Dupond-Moretti. "Solo puede ser la voz de la duda, la única audible en este caso, que en última instancia gana sobre la obsesión de Nora".
 ( Fuente del texto: Pressbook-La Aventura Audiovisual )


TRAILER:


( CRÍTICA DE CHRISTOPHER LASO )

No hay comentarios:

Publicar un comentario