sábado, 3 de agosto de 2019

EL EMPERADOR DE PARÍS ( 2018 )


LA HISTORIA REAL DE VIDOCQ


PAÍS: Francia ( 2018 )
TÍTULO ORIGINAL: L'Empereur de Paris
DIRECCIÓN: Jean-François Richet
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 2 de Julio de 1966, París ( Francia )
INTÉRPRETES: Vincent Cassel, Patrick Chesnais, August Diehl, Olga Kurylenko, Denis Lavant, Freya Mavor, Denis Menochet, Jérôme Pouly, James Thiérrée, Fabrice Luchini,Vladimir Ostermann
GUIONISTA: Eric Besnard
FOTOGRAFÍA: Manuel Dacosse
MÚSICA: Marco Beltrami, Marcus Trumpp
GÉNERO: Aventuras
PRODUCCIÓN: Mandarin Production, Gaumont, France 2 Cinéma, France 3 Cinéma
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Selecta Visión
DURACIÓN: 120 minutos



SINOPSIS:
Bajo el reinado de Napoleón, François Vidocq está considerado una leyenda en los bajos fondos parisinos: es el único hombre que ha conseguido escapar con vida de las colonias penales más aterradoras del país. Dado por muerto después de su última y espectacular fuga, el antiguo reo trata de pasar desapercibido haciéndose pasar por un simple comerciante. Pero su pasado acaba por alcanzarlo y después de ser acusado injustamente de asesinato, Vidocq hace un trato con el jefe de la policía. 
Vidocq ayudará a la policía a combatir al hampa a cambio de su libertad. A pesar de obtener excelentes resultados, provoca la hostilidad de los otros agentes de policía y la ira de los criminales, quienes ponen precio a su cabeza.
 ( Fuente sinopsis y cartel: Selecta Visión )
 ( Fuentes imágenes: Selecta Visión, Sensacine )
 ( Fuentes información de la película: Selecta Visión, IMDb, Filmaffinity )


CRÍTICA:
Jean-François Richet es el encargado de dirigir una de las producciones francesas más ambiciosas a nivel técnico y artístico, en la recreación de una etapa en la vida de Vidocq, un personaje real que también inspiró una película protagonizada por Gerard Depardieu en el personaje principal. El director francés alcanzó la fama por las dos películas biográficas sobre el gángster Jacques Mesrine, un trabajo por el que fue premiado en el apartado de mejor director en los César de hace 10 años.
En esta ocasión, y después de un prólogo con bastante ritmo y alguna pelea, presenta al personaje de François Vidocq como un preso y posteriormente conoceremos otras etapas de su vida a modo de pinceladas, ya que la película no profundiza en exceso sobre aspectos importantes de las diferentes actividades del protagonista, ya que el guion es esquemático y la propuesta funciona mejor por sus aspectos técnicos y artísticos, y por el magnífico reparto, que por contar una historia interesante, ya que hubiera sido necesario una mayor duración para explicar mejor la vida de Vidocq o bien en una serie de 3 o 4 capítulos.


La película funciona a impulsos, con algunas situaciones aisladas interesantes, y que recrea la época de la Revolución francesa en el París de principios del siglo XIX, con el protagonismo absoluto del que fuera prófugo de la justicia, policía e investigador privado, y que tenia una gran habilidad para escapar de la justicia y los posibles problemas y para engañar a los que intentaban hacerle frente. En la pasada edición de los premios César logró la nominación en los apartados de diseño de producción y vestuario, dos de los aspectos más destacados de la película.
La música compuesta por Marco Beltrami y Marcus Trumpp ayuda a disfrutar en las escenas de mayor acción, aunque en algunos momentos me resultó monótona y repetitiva.


A nivel interpretativo la película cuenta con lo mejor del panorama francés actual, en un reparto encabezado por Vincent Cassel en el papel de Vidocq, que borda su personaje, con unos cambios de registro interesantes. Entre los secundarios de lujo destacan Fabrice Luchini en una breve aparición como el político Fouché, Denis Ménochet en el de un hombre de la cultura de la época, Denis Lavant en el de Maillard. Los tres tienen muy poca presencia en pantalla, pero están magníficos, demostrando el nivel interpretativo del cine francés.
Completan el reparto Olga Kurylenko, Patrick Chesnais y August Diehl, en unos personajes más importantes y bien interpretados.
Una película diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en la cinematografía francesa actual, y que si nos olvidamos de su guion, la propuesta tiene bastantes aspectos positivos, entre los que también destaco la dirección de Richet, ya que está muy bien filmada, que además tiene ritmo, y es fácil de recomendar tanto a los más jóvenes como al público medio, siempre que quieran pasar un rato con un cine de entretenimiento, con independencia de que la historia esté bien contada.



LO MEJOR: El diseño de producción y el reparto.
LO PEOR: El guion y que no cuenta bien la vida del personaje protagonista.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis


PODCASTS:





DÍAS DE CINE:

TRAILER:



No hay comentarios:

Publicar un comentario