jueves, 26 de mayo de 2016

CASA GRANDE ( 2014 )



EL AMOR Y LA DESIGUALDAD SOCIAL EN BRASIL


PRODUCCIÓN: BRASIL ( 2014 )
DIRECCIÓN: Fellipe Barbosa
INTÉRPRETES: Thales Cavalcanti, Marcello Novaes, Suzana Pires, Alice Melo, Bruna Amaya, Clarissa Pinheiro 
GÉNERO: Drama
DISTRIBUIDORA: Mosaico Filmes
DURACIÓN: 154 minutos

SINOPSIS:
Jean es un adolescente rico, que vive en Rio de Janeiro y lucha por escapar de la sobreprotección de sus padres secretamente en bancarrota. Cuando el chofer de toda la vida es despedido, Jean tiene la oportunidad esperada de viajar por primera vez en un bus público. Allí conoce a Luiza, una estudiante de la universidad pública que le hace abrir los ojos ante las contradicciones familiares.
 ( FUENTE: MOSAICO FILMES )
 ( FUENTE CARTEL: MOSAICO FILMES )

CRÍTICA:
Fellipe Barbosa dirige su segundo largometraje, 4 años después de su primer trabajo, el documental " Laura ( 2010 ) ". La película se presentó en la sección Horizontes latinos del festival de San Sebastián de hace dos años, siendo derrotada por la mexicana " Güeros ( 2014 ) ",  y nos cuenta muchas cosas sobre la sociedad brasileña actual, las diferencias de clases, la influencia de la crisis económica y el primer amor. 
La historia se inicia con la vida diaria de la familia Cavalcanti, de clase alta que vive en un chalet ( una casa grande, lo que da título a la película ) a las afueras de Río de Janeiro, cuyos cimientos e ideales se están derrumbando con el crecimiento de los hijos en edad adolescente, con unos recurso económicos limitados, lo que les llevará a tener que prescindir de sus lujos para poder pagar esa vida de opulencia que podían sostener en el pasado, pero que en la actualidad no pueden seguir manteniendo. 


Esos cambios en los hábitos de vida de Hugo ( Marcello Novaes ) y Sônia ( Suzana Pires ), los padres que no se ponen de acuerdo en la manera de solucionar esos problemas, que discuten sobre la manera de educar a sus dos hijos y mantener su estatus, sin que sus amistades y el resto de la familia se den cuenta de su situación económica actual. El director decide presentarnos a la casa en una primera mirada a través de su excelente fotografía y, a partir de aquí mostrarnos a los habitantes de ese lugar, incluyendo a los sirvientes, el chofer y jardinero. 
Una vez que conocemos a todos los personajes la historia pasa de ser particular a ir abriendo el abanico, centrándose en el verdadero protagonista, el joven Jean ( Thales Cavalcanti ), cuyo nombre fue puesto por su madre por su amor por lo francés, que a sus 17 años se rebela y rompe ese supuesto idilio entre los padres y es el que saca a relucir esos problemas que parecían ocultos.
 

El joven brasileño hace una excelente actuación y con él vamos viendo la evolución de alguien que está a punto de ser mayor de edad y que tiene inquietudes en el colegio y el amor. El cambio en su rutina diaria le permite relacionarse con más gente en lugar de estar inmerso en una vitrina relacionado con la situación económica de la familia, pero la riqueza no es permanente y el director consigue explicar de manera perfecta las diferencias de clases dentro de un mismo personaje, gracias a los tiempos de la película. 
Las situaciones no son aleatorias y hay varios detalles visuales de gran importancia para entender las reacciones posteriores, pero también hay unos largos diálogos, destacando la reunión familiar en el patio de la casa de la familia protagonista, con una invitada que hará saltar por los aires el clima existente y que se atreve a decir lo que el resto de personas saben pero que se callan por simple rutina. 


Hay una reacción posterior de ese mismo personaje que no termino de comprender, aunque se me ocurre una explicación a ese cambio de actitud, y que es la única escena que no está bien presentada y que igual hubiera necesitado de unos minutos más para explicarla mejor, aunque sea con algún detalle visual, pero es el único lapsus del guión-montaje, ya que a partir de aquí se vuelve a dar un giro que hace que la película termine de manera perfecta. Un gran final necesario y poco habitual que mantiene el tono anterior y en donde terminas de comprender la reacción de Jean, y que su actitud es creíble y se puede extrapolar a la de la muchos adolescentes que quieren recorrer mundo y liberarse de la opresión familiar, sobre todo si se encuentran alejados del centro de una gran ciudad, en donde se concentran las actividades de ocio y se fomentan las relaciones personales.
La película tiene una gran diferencia respecto a otras cintas que abordan los asuntos sociales, ya que en este caso vemos el punto de vista de una familia adinerada y no lo habitual que es ver como afecta la crisis a un ciudadano de clase media o baja. Marcello Novaes y Suzana Pires lo hacen muy bien, pero los más destacados son los jovenes Thales Cavalcanti ( Jean ) y Bruna Amaya ( Luiza ).
Esas diferencias de clases y la vida de una familia adinerada en Brasil también estaba expuesto en la primera mitad de " Una segunda madre ( 2015 ) ".


Una película que merece la pena porque sabe contarnos de manera valiente y sencilla las diferencias de clases sociales, el primer amor y las inquietudes en relación con el paso del colegio a la Universidad.  La música es parte importante del relato, con unos sonidos clásicos muy variados y varias escenas en donde el protagonista toca la guitarra y canta.
Recomendable a los aficionados al cine latinoamericano y a los que disfrutan con las historias sencillas y que nos hacen pensar sobre diferentes asuntos importantes de la sociedad moderna.

SPOILERS:
Jean es un joven que no tiene mucha relación con el resto de la gente, ya que vive en un chalet alejado del centro de ocio de Río de Janeiro y que se mueve con Severino, el chófer y empleado de la familia, en el coche de un sitio a otro. La mala situación económica de la familia obliga a prescindir de ese trabajador que llevaba al joven al colegio y le recogía a la salida. Ese cambio de ir en coche a tener que moverse en autobús es lo que le permite relacionarse con gente diferente y surge el primer amor, en este caso la chica que vive en un barrio de clase baja de la ciudad. Su relación con Luiza está muy bien contada hasta que llega la escena clave de la película, cuando la invita a la comida familiar en donde ella se sincera y expone su opinión sobre los ricos y los pobres, sobre las ayudas del gobierno de izquierdas a la gente más necesitada y las cuotas. Ese personaje rompe la armonía familiar y saca a la luz esos problemas económicos del matrimonio Cavalcanti, que los espectadores ya conocíamos, pero que no habían contado al resto de conocidos, aunque la gente no es tonta y los hijos, Jean y Nathalie tenían claro lo que estaba sucediendo en su hogar con restricciones económicas y despidos. 
 

Después de la comida el padre inicia una negociación con Wilton ( Sandro Rocha ), un familiar que todavía tiene mucho dinero, para venderla la casa y así solucionar el problema económico y las deudas de la familia. Esa escena también está muy bien desarrollada hablando de cifras económicas y de los lujos de la vivienda.
La siguiente escena es la que está mal contada, cuando la joven pareja se va al hotel cercano a la casa familiar y en el interior del Jacuzzi él descubre que Luiza no es virgen y le ha engañado. Entiendo que será porque ella no se quería desnudar o porque lo había hecho y Jean ya se había dado cuenta, pero es una escena bastante corta y que podría haber durado un poco más para explicar mejor ese detalle.
 

El protagonista ha perdido a la persona a la que ama y abandona el examen de acceso a la Universidad, ya que en el fondo no quiere estudiar una carrera y se adentra en los barrios más marginales de Río de Janeiro para buscar a Severino, que está viviendo con Lia ( Georgiana Góes ), la antigua empleada de la familia y que decidió marcharse dejar su trabajo porque Hugo no la pagaba en los últimos 3 meses. Posteriormente sale a dar un paseo por ese barrio, una especie del " Lavapies " madrileño, en donde se mezclan distintas culturas y la gente disfruta de actividades callejeras. Allí se encuentra con Rita ( Clarissa Pinheiro ), para pasar la noche en la casa de la persona que trabajó en la casa familiar y terminar la película con ambos en la cama ( en la imagen previa a la que vemos en el cartel español de la película, ya que el original con el que se presentó en el Zinemaldi es la escena con Luiza en las playas de Río ).

  
LO MEJOR: La sinceridad en los diálogos y el retrato de las diferencias de clases en la sociedad moderna.
LO PEOR: La reacción de un personaje en la parte final.

PREMIOS Y NOMINACIONES:
CRÍTICAS EN BLOGS Y MEDIOS ESPECIALIZADOS:

Neil Young en The Hollywood Reporter  3,5 / 5

Jay Weissberg en Variety  3 / 5

Nicolas Rapold en The New York Times

Diego Semerene en Slant Magazine  1 / 4 

Noel Murray en Los Angeles Times  3,5 / 5

Nota IMDb:

Casa Grande (2014) on IMDb

Nota Filmaffinity: 6,3 / 10

NOTA DEL DIRECTOR:
Casa Grande es mi primer largometraje narrativo. Es una película extremadamente personal, ya que retrata el mundo en el que crecí y del que traté de escaparme. Mi intención principal era contar una gran historia, centrándome en los personajes y sus relaciones, ambientadas en un universo muy especial y auténtico. Trabajé con actores adolescentes y no profesionales junto con estrellas de telenovela, cuya imagen conecta con los personajes en la película. Además de la naturalidad en las actuaciones, me esforcé para obtener un rigor formal, mediante la repetición de tomas comunes que gradualmente narran la transformación de la gran casa. El proyecto pasó por el laboratorio de guionistas y directores de Sundance en 2008 donde la premiaron con la Annenberg Foundation Grant, y fue finalista del premio NHK.    
 ( FUENTE: MOSAICO FILMES ) 
 
TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario