jueves, 19 de mayo de 2016

MADAME BOVARY ( 2014 )



EMMA BUSCA LIBERTAD Y ESCAPAR DEL ABURRIMIENTO


PRODUCCIÓN: REINO UNIDO ( 2014 )
DIRECCIÓN: Sophie Barthes
INTÉRPRETES: Mia Wasikowska, Ezra Miller, Paul Giamatti, Rhys Ifans, Logan Marshall-Green, Laura Carmichael, Henry Lloyd-Hughes, Olivier Gourmet, Morfydd Clark
GÉNERO: Drama
DISTRIBUIDORA: Emon
DURACIÓN: 118 minutos

SINOPSIS:
Emma Rovault ha leído infinidad de novelas románticas desde temprana edad, lo que la ha convertido en una mujer tremendamente enamoradiza y soñadora. Su gran anhelo es conocer al amor de su vida y contraer un matrimonio que colme sus anhelos de amor incondicional.
Finalmente Emma conoce al que cree su gran amor hecho realidad, que no es otro que el hierático Charles Bovary, quien ejerce de doctor en una pequeña ciudad donde nada ocurre como Emma se había imaginado. A pesar de que se esfuerza por conseguir disfrutar de su anodina vida, Emma pronto se dará cuenta de que su presente dista mucho de lo que siempre soñó, un matrimonio tan romántico como fogoso y pasional. Charles es un buen hombre, pero no tiene nada en común con ella. 
 ( FUENTE: EMON )
 ( FUENTE CARTEL: EMON )

CRÍTICA:
La directora francesa afincada en Estados Unidos dirige su segundo largometraje, 5 años después de su ópera prima " Cold souls ( 2009 ) ", una de las sensaciones del cine independiente americano en ese año y que formó parte de la sección oficial del festival de Sitges.
La novela de Gustave Flaubert ha sido adaptada en infinidad de ocasiones, casi siempre sin éxito salvo la cinta que dirigió Vincente Minnelli en 1949, que a nivel personal tampoco me gusta y me quedo con la de Claude Chabrol en 1991. La obra original es compleja y difícil de trasladar a la gran pantalla. En este caso el resultado es una película aburrida, con unas historias románticas mal desarrolladas y unos diálogos que carecen de la profundidad necesaria, quizás porque la mayoría de intérpretes masculinos no están a la altura de su protagonista. 


No se salva ninguno de los galanes, ni Logan Marshall-Green en el papel del marqués y por supuesto el limitado Henry Lloyd-Hughes como Charles Bovary. Sorprende más la falta de expresividad de Ezra Miller que prometía mucho cuando le vimos en " Tenemos que hablar de Kevin ( 2011 ) " y Las ventajas de ser un marginado ( 2012 ) ", y que parece estancado buscando un papel a la medida de su talento interpretativo. Los únicos que salvan la función son Paul Gimatti ( Monsieur Homais ), aunque su personaje tiene poca relevancia, y sobre todo Rhys Ifans ( Monsieur Lheureux ). Este último es clave en el desarrollo de la segunda mitad, y el actor consigue que su personaje no caiga bien al espectador por su avaricia y al mismo tiempo nos regala las pocas situaciones de humor. 


La que lleva el peso de la película es Mia Wasikowska, que es la elección ideal para el personaje de Emma Bovary, cuyo rostro muestra la alegría y el sufrimiento, el amor y el desamor y es elegante a la hora de vestir los trajes de época.
La historia tiene algunos momentos interesantes, pero en general es bastante aburrida y la parte final está alargada. La actriz australiana no para de trabajar, y en una semana volverá a estar en las carteleras de todo el mundo al ser la protagonista de la nueva versión de Alicia en el país de las maravillas. Falta algo de humor, salvo en el personaje de Monsieur Lheureux, y su banda sonora es potente con sonidos clásicos variados, incluyendo piano y canciones corales religiosas. 


Hay una escena en Ruan que me recordó a nivel visual a " Madame Margherite ( 2015 ) " con unas mujeres cantando ópera en una fiesta benéfica en el interior de un palacio. 
El diseño de vestuario es magnífico, con unos trajes alegres o de colores más oscuros dependiendo del estado de ánimo de la protagonista.
Recomendable a los aficionados al cine de época.

SPOILERS:
Casi todos son unos egosístas, por lo menos Charles y Emma, que piensan en sí mismos y en el caso de la protagonista no duda en acostarse con cualquier otro hombre para salir del aburrimiento de la casa familiar. Es entendible la actitud de ella ya que no quiere vivir en esa casa apartada de todo el mundo porque su marido trabaja como médico rural. El más inteligente es Monsieur Lheureux que se aprovecha de ella al venderla objetos, telas y alfombras.
Al ver que no puede salir de esa situación y que no va  a poder estar con Leon Dupuis o el marqués decide suicidarse ingiriendo veneno. Me gusta el final al igual que las escenas iniciales con Emma en el convento.


LO MEJOR: El vestuario.
LO PEOR: Las actuaciones de Henry Lloyd-Hughes, Logan Marshall-Green y Ezra Miller.

CRÍTICAS EN BLOGS Y MEDIOS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario  4 / 10

Alain Garrido en MySofa  5 / 10

Paula Arantzazu Ruiz en Cinemanía 3 / 5
 

Franco Denápole en El Antepenúltimo Mohicano 3 / 5 


Julio Vallejo en Cineralia  2,5 / 5
 

Todd McCarthy en The Hollywood Reporter 2 / 5  

Justin Chang en Variety 3,5 / 5
 

Catherine Shoard en The Guardian 3 / 5
 

A. O. Scott en The New York Times
 

Clayton Dillard en Slant Magazine 2,5 / 4
 

Farran Smith en New York Post 2,5 / 5
 

Alan Schertuhl en Village Voice 2,5 / 5
 

Rodrigo Perez en Indiewire 2 / 4
 

Rex Reed en New York Observer 2 / 4
 

Nota IMDb:

Madame Bovary (2014) on IMDb

Nota Filmaffinity: 5,6 / 10

NOTAS DE LA DIRECTORA:
 
“ Todo el mundo cree que soy realista pero me aburre. Es mi profundo odio al realismo lo que me empujó a escribir esta novela. Sin embargo odio el falso idealismo que nos engaña a todos ". – Gustave Flaubert – 
Pocas son las palabras de Flaubert, pero reflejan perfectamente su estado de ánimo en el momento de escribir su obra. Es precisamente este estado de ánimo, esta tensión entre el realismo y el romanticismo, entre la vulgaridad y la poesía, lo que ha impulsado mi deseo de trabajar en la adaptación de Madame Bovary. Esta tensión me parece muy precisa y en sintonía con la experiencia del ser humano. La obsesión de Flaubert en encontrar “la palabra adecuada” en todo momento es alucinante. Mi obsesión como directora de cine es encontrar el tono adecuado. Nuestra intención es la de respetar el espíritu de la novela y ser fieles a la psicología de los personajes mientras creamos una película moderna, que con un poco de suerte atraerá a una audiencia joven y les seducirá a leer el libro. 
Emma Bovery siempre será un enigma, un intrigante y cautivador personaje, pero a medida que voy madurando voy entendiéndola mejor. Suave, delicada, tierna, generosa y obsesiva. Emma también puede ser agresiva, rebelde, provocadora e implacable en la lucha por su independencia y la satisfacción de sus más salvajes deseos. Con sus defectos y debilidades, Emma Bovary es una trágica heroína moderna. Se aferra a un ideal de vida inalcanzable. Prefiere la muerte al aburrimiento. La intención de la película es captar a la audiencia en un dilema moral. Debemos perdonar a Emma por sus errores y sus caprichos pero también debemos mostrarle compasión. Sus contradicciones la convierten en un ser humano vulnerable.  
 ( FUENTE: EMON )

TRAILER:



No hay comentarios:

Publicar un comentario