miércoles, 23 de mayo de 2018

MARIA BY CALLAS ( 2017 )


LA VIDA PERSONAL Y PROFESIONAL DE UNA DE LAS MEJORES CANTANTES DE ÓPERA DE LA HISTORIA


PAÍS: Francia ( 2017 )
TÍTULO ORIGINAL: Maria by Callas: In Her Own Words
DIRECCIÓN: Tom Volf
INTÉRPRETES: Fanny Ardant, Maria Callas, Aristóteles Onassis, Pier Paulo Pasolini, Luchino Visconti, Vittorio de Sica, Marilyn Monroe, Alain Delon, Yves Saint Laurent, J.F. Kennedy, Winston Churchill, Grace Kelly, Liz Taylor
GUIONISTA: Dan Gilroy
FOTOGRAFÍA: Janice Jones
MÚSICA: Jean-Guy Veran
GÉNERO: Documental
PRODUCCIÓN: Elephant Doc, Petit Dragon, Unbeldi Productions, France 3 Cinéma, Ciné+, France télévisions
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Caramel Films
DURACIÓN: 113 minutos

PREMIOS: 1 Premio en el Festival Master of Art


SINOPSIS:
Décadas después de que la legendaria diva dejara los escenarios para siempre, el cineasta Tom Volf se enamoró de la figura de Maria Callas.
Viajó por todo el mundo entrevistando a sus amigos más cercanos, abriendo las puertas de sus colecciones secretas que incluyen más de 400 cartas privadas y revelando un hallazgo de fotografías nunca vistas.
'Maria by Callas' es la obra definitiva. Fruto de interminables horas de investigación, un album profundamente personal que invoca la propia voz de la diva desaparecida.
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Caramel Films )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, IMDb )


CRÍTICA:
En los últimos meses he sido muy crítico con el cine francés por sacar adelante propuestas bastante convencionales, pero me tengo que quitar el sombrero con este magnífico largometraje documental dirigido por el desconocido Tom Volf, que aborda la vida personal y profesional de la cantante de ópera Maria Callas, que funciona bastante bien gracias al material de archivo que muestra, y a no contar con las pesadas declaraciones de gente en la actualidad contando su opinión sobre la protagonista ( el principal lastre de los documentales modernos ), y por supuesto a la importancia de Maria Callas como cantante de ópera. Este documento histórico está dividido en 4 actos y un epílogo y la producción coincide con el 40 aniversario de su muerte.


En el fondo es un documental biográfico ya que nos ofrece material de la protagonista desde que era una niña hasta sus últimos años, y está narrado en orden cronológico con esas imágenes y los vídeos que han sido recopilados por los responsables de este proyecto, ya que el director junto al montador Janice Jones ( que ha trabajado como editor en muchos documentales cinematográficos o televisivos ) han ido juntando todo ese material para que diferentes generaciones puedan ser testigos del talento artístico de uno de los mayores iconos del siglo XX, con sus luces y sombras, pero siempre buscando la realidad analizando su vida sentimental o sus traspiés artísticos sin hacer de esos asuntos el centro del documental, sino con una gran naturalidad ya que cuenta con los testimonios de la época de la protagonista si modificar nada y lo que escuchamos es su voz que se va intercalando con la de la veterana actriz Fanny Ardant leyendo las cartas y documentos escritos por la protagonista.


Me parece un acierto el metraje del proyecto y es uno de los casos en donde las casi dos horas están justificadas para poder abordar una vida tan interesante, con vídeos de sus actuaciones en Europa y Estados Unidos, demostrando su talento, y al mismo tiempo que vemos su evolución y nos ofrecen unos materiales en algunos casos inéditos. Como curiosidad aparece en este documental la soprano y maestro de canto española Elvira Hidalgo, y entre los temas que abordan está la amistad y relación sentimental con Aristóteles Onassis, con el que no se llegó a casar. Entre los archivos que vemos en este documental se encuentran los vídeos y las imágenes de la faceta cinematográfica como actriz de Maria Callas, en donde aparecen entre otros Pasolini y Visconti.
Un excelente documento imprescindible para cualquier cinéfilo, pero también para los admiradores de la protagonista y los que quieran disfrutar de las actuaciones por las que fue conocida.


LO MEJOR: Lo que cuenta y su excelente montaje. Retrata muy bien a la protagonista.
LO PEOR: En la parte final se estanca un poco perdiendo el interés del resto del documental.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Luis Arrechea en Habladecine

Pedro de Frutos en El Ónfalos



PODCASTS:








DÍAS DE CINE:
ENTREVISTA AL DIRECTOR:
Hace cuatro años yo no sabía quién era Maria Callas. La descubrí por casualidad. En aquella época vivía en Nueva York y acababa de asistir a una representación de María Stuardade Donizetti. No sabía nada de lírica, pero esa ópera me dio ganas de escuchar más. Al volver a casa busqué en Internet para encontrar otras interpretaciones de Donizetti y salió la de la Callas. El impacto fue tan violento que pasé la noche escuchando todo su repertorio. Leí casi todo lo que se había escrito sobre ella y me entrevisté con gente que la había conocido. Mi primera intuición fue devolver la palabra a La Callas y colocarla como protagonista absoluta de la historia de su vida, una leyenda está repleta de falsedades. Como legado, ha quedado la imagen de una diva caprichosa. Es algo ridículo. Casi siempre, su temperamento impetuoso pone de manifiesto la exigencia y la perfección de un trabajo preciso y riguroso.

Tu película combina un material impresionante, películas inéditas, imágenes nunca vistas. ¿ Cómo has conseguido reunir todo eso ?
Una auténtica búsqueda del tesoro y también algo de suerte han logrado reunir testimonios y material inédito. Entrevisté a unos treinta parientes, incluyendo a Nadia Standoff, la jefa de prensa de Pier Paolo Pasolini, que se convirtió en su amiga durante el rodaje de MEDEA; Franco Zeffirelli, que era ayudante de Visconti cuando este último dirigía a Maria; George Prêtre, el director de orquesta que tanto la dirigió y con quien le encantaba trabajar; Robert Sutherland, el pianista que la acompañó en su última gira, etc.
En cada uno de estos encuentros, se impuso el lado humano. Cuando me contaban una anécdota, un recuerdo, la emoción siempre estaba allí. Asumo la parte de verdad subjetiva, la narración, la evocación. Recuerdo cuando Robert Sutherland me contaba un ensayo con ella. La emoción era tan tangible, tan vibrante, que pude comprobar hasta qué punto Callas tenía un aura y cómo esta aura seguía irradiando.
En las conversaciones que tuve, casi todos abrían los cajones y sacaban fotos personales, cartas de Maria, películas en Super8 realizadas durante una tarde entre amigos, grabaciones... Volví a ver todo esto un año y medio después y me di cuenta de que el material era inédito y muy valioso. En la mayoría de los documentos, Maria contaba su propia historia.
Fue a partir de entonces cuando empecé a pensar que era posible hacer una película. Una película en la que Maria cuenta la historia de Callas y Callas la de Maria. En directo. Y todos los testigos que había filmado me animaron y me acompañaron en este proyecto. Desde entonces he trabajado como se busca la precisión en la música. Lo leí todo, lo vi todo, me reuní con los biógrafos… y después tomé distancia.


¿ Dedicas tu película a Feruccio y Bruna ?
Mi encuentro con ellos fue crucial, son mis guías. No me gusta referirme a ellos sólo como su mayordomo y su criada. Para Maria eran como de su familia. Estuvieron 25 años con ella y cuando hablaban de ella la llamaban "madame”. Cuando entré en el salón de la casa de Feruccio en un pueblecito del norte de Italia, reconocí el ambiente, los colores y la decoración del piso de Maria en la avenida Georges Mandel de París. Me contaron cómo era su vida con ella. Y sobre todo me dieron una entrevista inédita y perdida hasta ahí de la que Feruccio guardaba el único ejemplar que quedaba... Se trata de una entrevista de David Frost realizada en 1970.


Esa entrevista es el hilo conductor de la película...
Establece el punto de vista de la película y todo se articula alrededor de ella. Es una columna vertebral en primera persona, Maria se dirige a nosotros, nos interpela sin ningún filtro. Se entrega con una sinceridad desconcertante. Se muestra divertida, sensata, se quita la máscara y aparece vulnerable y tremendamente independiente. Esta entrevista es fundamental y estructurante. Maria recuerda su dualidad entre la mujer que es y su destino de diva. Físicamente, en esta entrevista tiene un lado intemporal que permite que nos apoyemos en ella para seguir el hilo cronológico de la película. Y es que a lo largo de tres décadas va cambiando de estatus, de aspecto, de estilo: en los años 50 se parece a Audrey Hepburn, en los 60 a Jackie Kennedy y luego, diez años más tarde, a la leyenda en la que ha llegado a convertirse.

¿ Cómo se sitúa Callas en su época ?
Se inscribe en la estirpe de los iconos de los años 50 y 60: Cocteau, Chaplin, Brigitte Bardot del brazo de Sacha Distel, Eduardo y Wallis, Juliette Greco y todos los que asisten a su recital de 1958 y que en la película vemos llegar a la Opéra Garnier. Al igual que otras figuras que frecuentó como Marilyn, Kennedy, Marlene Dietrich, Elizabeth Taylor, Visconti o Pasolini. Está relacionada con todos los que se mueven en ese mundo, como Warhol o Yves Saint Laurent. En la película asistimos al revuelo que se produce cuando llega al Festival de Cannes, donde Cocteau se encarga de recibirla. Tiene el mismo estatus que las estrellas de Hollywood de la época.


Has querido que los momentos cantados estén completos...
En lo que se refiere a la cronología, es una de las reglas que me impuse. Quería que hubiese un espacio para la voz de Callas cantando y para la voz hablada de Maria para que ambos personajes coexistieran. Prefería que no cantara demasiadas arias porque no se trataba de establecer una discografía filmada de La Callas, sino que se vieran arias relacionadas con los momentos más destacados de su vida, como si fueran una metáfora. Casta Diva por su llegada a París en 1958, la Habeneraau en el momento de su historia con Onassis, y cuando termina la relación, La Sonnambula: Pourquoi t’es-tu fanée si vite toi rose qui n’a duré qu’un jour comme l’amour. Pasar de Bellini de Bizet es algo excepcional y da la medida de su repertorio. Además, he querido traducir las letras de las óperas, en primer lugar porque evocan su estado de ánimo cuando las canta. Maria misma lo dice: “Si me escuchan, en mis interpretaciones me conocerán totalmente”. Y me pareció importante que todo el mundo entendiera lo que se canta.


La correspondencia privada de Maria contiene unas 400 cartas. ¿ Por qué sólo has escogido unas cuantas y por qué has escogido a Fanny Ardant para leerlas ?
La elección fue algo natural. Quería que Maria nos hablara sobre lo que estaba viviendo. Grabamos todas las cartas con Fanny Ardant y acabaron imponiéndose las de su correspondencia con Elvira de Hidalgo, su profesora de canto que conoció en Atenas y que estuvo con ella toda su vida. Para Maria, Elvira de Hidalgo era como una madre y a lo largo de su vida, fue su confidente. Fanny Ardant fue una elección evidente, una voz intemporal. Terrence McNally, el autor de Master Class, me dijo que, de todas las intérpretes de su obra, Fanny era la más próxima a los que recuerdos que guardaba de las clases magistrales de Callas a las que había asistido.


La diversidad de las fuentes y la variada calidad del material debió ser un auténtico "dolor de cabeza"…
Sí, hay películas personales cuyas fuentes son el super8, 9 mm, 16 mm, la cámara de vídeo, el VHS, y archivos en formatos extraordinariamente originales. De todo ese material he dado protagonismo al celuloide porque capta mejor la luz. A continuación, se llevó a cabo un impresionante trabajo de digitalización y restauración para obtener una calidad de alta definición. Después de trabajar con el soporte original, busqué armonizar el conjunto para resaltar siempre el archivo seleccionado. La coloración también forma parte de ese deseo de recuperar los soportes originales, como si miráramos las fotos en color de esas veladas. Se llevó a cabo un trabajo de orfebrería para recuperar al máximo los matices de los colores originales del archivo y conseguir que la imagen resultara lo más íntima y cercana posible al espectador.

¿ Dirías que era divina ?
Tuvo ese apodo durante mucho tiempo porque es cierto que tenía algo del orden de lo divino. Por supuesto que sólo era humana, pero en su arte había magia, algo que va más allá de la perfección puramente vocal que en aquella época encarnaba Renata Tebaldi, con su voz angelical
 ( Fuente de la entrevista: Pressbook-Caramel Films )


TRAILER:





No hay comentarios:

Publicar un comentario