miércoles, 6 de septiembre de 2017

LOS CASOS DE VICTORIA ( 2016 )


LOS PROBLEMAS DE VICTORIA


PAÍS: Francia ( 2016 )
TÍTULO ORIGINAL: Victoria
DIRECCIÓN: Justine Triet
LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO DE LA DIRECTORA: 17 de julio de 1978, Fécamp ( Francia )
INTÉRPRETES: Virginie Efira, Laure Calamy, Vincent Lacoste, Laurent Poitrenaux, Melvil Poupaud, Emmanuelle Lanfray

GUIONISTA: Justine Triet
FOTOGRAFÍA: Simon Beaufils
MÚSICA: Thibault Deboaisne
GÉNERO: Comedia
PRODUCCIÓN: Ecce Films, France 2 Cinéma, Le Pacte, Canal+, France Télévisions, Ciné+, Centre National de la Cinématographie (CNC), Cinémage 10, Indie Sales Company, Indie Invest
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: La Aventura Audiovisual
DURACIÓN: 97 minutos
PREMIOS: 2 premios y 6 nominaciones, incluyendo las 5 nominaciones en los premios César 2017



SINOPSIS:
Victoria ( Virginie Efira ), abogada penalista y divorciada en pleno vacío sentimental, acude a una boda donde se encuentra con Vincent, un viejo amigo, y Sam, un antiguo cliente. Al día siguiente, Vincent es acusado de intento de asesinato por su compañera y el único testigo de la escena es el perro de la víctima. Victoria acepta a regañadientes defender a Vincent mientras que contrata a Sam de asistente personal. Este es solo el comienzo de las complicaciones de su vida.
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: La Aventura Audiovisual )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, IMDb, La Aventura Audiovisual )


CRÍTICA:
La directora francesa dirige su segundo largometraje, 3 años después de su irregular ópera prima " La batalla de Solferino ( 2013 ) ", inédita en España y que se pudo ver en la IV edición del Atlántida Film Fest. Su primer trabajo planteaba un asunto interesante relacionado con la política y los medios de comunicación, pero su desarrollo se complica en exceso por múltiples giros. Para su segundo trabajo ha decidido cambiar de género adentrándose en el mundo de la comedia, intentando emular a los maestros clásicos de la Screwball Comedy de la época dorada del cine de Hollywood y europeo. En sus declaraciones confirma su admiración por nombres como Hawks o Wilder y la película en muchos momentos tiene detalles en donde la influencia de estos grandes directores es evidente, sobre todo en la presencia de una mujer que no duda en intentar imponer su criterio, en la agilidad de los diálogos y en la presencia de animales en varias escenas judiciales que recuerdan al leopardo " Baby " de " La fiera de mi niña ( 1938 ) ", al chimpancé de " Me siento rejuvenecer ( 1952 ) " o al oso de " Su juego favorito ( 1964 ) ", tres grandes películas dirigidas por Howard Hawks 


La película obtuvo 5 nominaciones en la pasada edición de los premios César, incluyendo los de mejor película y actriz.
La cinta vive de situaciones aisladas y funciona bien cuando la protagonista ejerce como abogada y comparte escenas con Vincent, ya que son los dos personajes más interesantes y cuando los dos están en escena el humor se multiplica, lo que no sucede cuando aparecen en pantalla el padre de sus hijas o el personaje de Sam. Me interesa su vida personal y las relaciones con diferentes hombres, así como el cuidado de las niñas que están a cargo de otras personas mientras ella está trabajando o disfrutando de su tiempo libre, y sobre todo el asunto profesional en el que se ve metida, al tener que defender a Vincent y sobre todo las escenas de juicio con la presencia de un perro y un simio.
El problema de la película es que funciona a impulsos y el guión es bastante irregular, y que la solvencia interpretativa de su protagonista contrasta con las actuaciones de Vincent Lacoste en el papel de Sam y Laurent Poitrenaux en el de David.



La actriz belga Virginie Efira está excelente en el papel de Victoria, con unos cambios de registro que la actriz francesa a la que vimos el año pasado en " Pastel de pera con Lavanda ( 2015 ) " sabe sacar adelante de manera creíble. Melvil Poupaud también lo hace bien como Vincent, el hombre con el que se reencuentra en una boda después de muchos años sin verse. 
La fotografía es bastante convencional, mucho más que la ópera prima de la directora, pero de vez en cuando nos presenta algún plano aéreo que contrasta con el tono general de la película. La banda sonora es el otro aspecto positivo de la película, y en ella están incluidas varias canciones que suenan en momentos importantes y están bastante bien integradas en esas escenas.
La película es un divertimento sin ningún tipo de pretensión, y es fácil de recomendar a un público medio que disfruta con películas sencillas con algunas situaciones cómicas que les harán reír.


LO MEJOR: La actuación de Virginie Efira.
LO PEOR: Es bastante irregular y funciona por situaciones aisladas.


CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Xavier Vidal en Cinoscar & Rarities

Pedro de Frutos en El Ónfalos



PODCAST:




DÍAS DE CINE:
ENTREVISTA A LA DIRECTORA:
¿ Es LOS CASOS DE VICTORIA una película sobre la depresión ?
Yo la llamo “una comedia desesperada sobre la caótica vida de la mujer moderna”.


¿ Por qué una comedia ? 
Creo que la comedia ofrece un camino más agradable para mostrar mis obsesiones: las dificultades inherentes en las relaciones de hombres y mujeres, la soledad, los niños, la justicia, el dinero, el sexo. La comedia da cierta distancia. Quería hacer un retrato de una mujer que descubriésemos poco a poco, capa a capa. Sus problemas sexuales se acentúan con el resto de preocupaciones de su vida: el juicio de su amigo, el acoso de su ex, etc. Los personajes se revelan lentamente más problemáticos y complejos de lo que podría parecer en un principio. No es una película sobre la inocencia o una crónica sobre la vida amorosa. Es la historia de una mujer compleja que se encuentra en medio de una espiral de emociones encabezadas por su vida profesional. Su vida personal afecta a su trabajo y viceversa durante toda la película. Mi objetivo era ilustrar esto. Qué la deja tirada en el suelo y qué la vuelve a levantar.

¿ Cuáles son tus referencias ? Me viene a la cabeza la comedia americana. 
Sí, absolutamente. Howard Hawks, Billy Wilder y Blake Edwards me han inspirado, pero también Sacha Guitry. Su película Désiré en particular. Woody Allen también, por supuesto. He descubierto hace poco a James L. Brooks y me ha encantado. Mi gusto por la comedia se ha ido desarrollando a lo largo del tiempo. Soy una apasionada de las sitcoms como Silicon Valley o la menos respetable, no sé por qué, Mom, las cuales mezclan el drama y la comedia como ningunas otras y que me han enseñado hasta dónde puedes internarte en temas oscuros de una forma cómica.

Uno de los elementos cómicos de la película es la sobreimposición de escenas donde Victoria pide consejo a amigos, psiquiatra, acupunturista, etc... 
La película se centra tanto en las reflexiones de Victoria como en sus acciones. Uno de los objetivos escribiendo el guion era crear una serie de escenas donde Victoria se confiase a la gente equivocada en el momento equivocado. Les cuenta sus problemas a hombres con los que se tenía que estar acostando, a clientes a los que tenía que estar defendiendo... Muchas veces hay un gran salto entre la posición social de la gente y la forma en que se comportan. Quería llevar la película del drama a la comedia para crear la energía propia de esta paradoja.

LOS CASOS DE VICTORIA también juega con códigos de comedia romántica.
Sí, aunque lo que se dicen los personajes aquí es bastante más cruel la mayoría de las veces. La división de clases es cruel. La última secuencia contiene la ambivalencia de la película. Tenemos un pie en el romanticismo y otro en el cinismo cuando Victoria declara su amor a Sam tras haberlo perdido todo y él empieza a negociar con ella.


También tomas prestados códigos de otro género, el de juzgados. 
Hay muchas referencias a Anatomía de un asesinato, de Otto Preminger: el perro siendo testigo en el estrado, la ropa interior... Pero me alejo un poco del drama de este género gracias a la comicidad de los animales. Adapté la película de un caso real. Una mujer fue hallada ahorcada y se usó a su dálmata para ver cómo reaccionaba al olor de los sospechosos. Cuando da su argumento final está fuera de sí y a punto de desmayarse mientras intenta desacreditar el testimonio del perro. Nos reímos porque la realidad ha sido invadida por el absurdo. También me gusta la idea de que Victoria no es solo una víctima. Ella es tan ambiciosa profesionalmente, que puede tener ese punto de cinismo propio de la profesión, algo que aprendí hablando con abogados mientras escribía el guion.

El sexo danza sobre la película en todo momento.
Siempre se habla sobre sexo pero nunca se muestra. La idea del sexo impregna todo. La película satiriza el amor y el sexo. Vincent tiene problemas sexuales con su novia, quien le acusa de intento de asesinato. David revela la vida sexual de Victoria en un blog. Victoria va al psicólogo y al psiquiatra para que la ayuden a revivir su vida sexual. Y cuando lo intenta, cada encuentro es peor que el anterior, ofreciendo escenas de pura comedia. Al final, el extraño y misterioso objeto de deseo es la persona que ha permanecido en privacidad, cauta y casi virginal todo el tiempo: Sam.

¿ Qué nos puedes contar sobre el personaje de Sam ? 
Es un enfermero y un ángel de la guarda. Es la persona más enigmática de la película. Trabaja para Victoria y tiene total acceso a su vida personal. Madura al lado de ella, absorbiendo todo lo que puede. Poco a poco se convierte en un pilar de su balance frágil y emocional, pero ella apenas lo ve. Se van haciendo más cercanos a medida que él la ayuda en sus casos. Al final se enamoran, aunque con gran cinismo por temas de dinero.

LOS CASOS DE VICTORIA es una película mucho más cara que La batalla de Solférino. ¿ Cómo se siente la subida de presupuesto ? ¿ Cuáles fueron las diferencias en el trabajo ?
La forma de trabajar fue completamente diferente. La batalla de Solférino se rodó en 24 días, Victoria en el doble. Y como no teníamos que estar pendientes de las condiciones de rodaje esta vez, podía estar pendiente de hacer lo que quisiera con la imagen. Con un presupuesto menor, tenía que hacerlo todo cámara en mano y mucho más rápido. En esta, estaba decidida a anclar la cámara. Prefiero la emoción que sale de la escena, no de los movimientos de cámara. En La batalla de Solférino, los actores eran amigos íntimos míos. En LOS CASOS DE VICTORIA no los conocía y me veía rodeada de gente que realmente lo daba todo. Trabajamos en estudio y me encantó. Aún así, he continuado arriesgándome: rodando con niños y animales (un mono y un dálmata). También he tenido varios actores no profesionales. Estos elementos hacían que el set al completo estuviera concentrado. Pero la verdadera diferencia fue la preparación del escenario. LOS CASOS DE VICTORIA tenía un guion mucho más desarrollado que La batalla de Solférino. Rodé mucho material con LOS CASOS DE VICTORIA pero tenía control sobre la longitud de los planos. Estaba obsesionada con el ritmo de cada escena, mi mente estaba pensando todo el rato en el montaje.

¿ Cómo establecías el ritmo tan específico de la comedia ? Desde el principio no decae en absoluto. 
Estaba concentrada en todo momento en el tiempo de cada escena, ya que puedes perder el ritmo en escenas muy largas. Pedía a los actores que hablasen rápido. Por ejemplo, Melvil habla considerablemente más rápido que en la vida real. Pero tenía que conseguir mostrar las emociones también. El reto fue conseguir el equilibrio justo entre el ritmo y al emoción.

¿ Qué te hizo elegir a Virgine Efira ?
Estaba buscando una mujer brillante, divertida y melancólica para hacer de Victoria. Pero tengo que admitir que me enamoré de ella cuando la vi. Cuando nos conocimos, la encontré intensa, inteligente y divertidísima.


¿ Y Vincent Lacoste ? 
Emparejar a Virgine Efira con Vincent tenía mucho sentido para mí. Vincent tiene candor y gracia. Era la única persona a la que podía ver en ese rol. Quería sexualizarle en la segunda parte de la película, darle dos facetas opuestas. Al principio está un poco perdido y luego pasa a ser más viril. Aunque yo no estaba pensando precisamente en su diferencia de edad, encontré interesante que el chico con el que Victoria acaba sea un chico tan joven.

Tienes también increíbles actores secundarios. JT. Melvis tiene ese estilo de inocencia que tenía Cary Grant, detrás del que se oculta un punto de perversión, es el sospechoso perfecto; Laurent Poitrenaux tiene un toque de extravagancia y Laure Calamy tiene muchísima gracia. Cuéntanos sobre tu aproximación a los actores. La actuación es lo que trae la verdad a las películas. 
Creo que dirijo de oído a los actores. Les escucho más de lo que les miro. Pero la mayor parte de ello es una cuestión de tener el cast correcto y la atmósfera correcta en el set de rodaje. No tengo una receta. Intento mantener cierta tensión para que la gente no se duerma. Intenté diferentes cosas durante las tomas para romper la rutina. Tuve mucha ayuda de Cynthia Arra, quien se involucró mucho con la dirección de actores.

¿ Crees que continuarás con la comedia ?
Sueño con hacer melodrama.
 ( Fuente texto: La Aventura Audiovisual )


TRAILER:



No hay comentarios:

Publicar un comentario