viernes, 26 de junio de 2020

UN BLANCO, BLANCO DÍA (2019)


LOS TRAUMAS DE INGIMUNDUR


PAÍSES: Islandia-Dinamarca-Suecia (2019)
TÍTULO ORIGINAL: Hvítur, hvítur dagur
DIRECCIÓN: Hlynur Palmason
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 30 de Septiembre de 1984, Hornafjörður (Islandia)
INTÉRPRETES: Ingvar Sigurdsson, Ída Mekkín Hlynsdóttir, Hilmir Snær Guðnason, Sara Dögg Ásgeirsdóttir, Björn Ingi Hilmarsson, Elma Stefania Agustsdottir, Haraldur Ari Stefánsson, Laufey Elíasdóttir, Sigurður Sigurjónsson, Arnaldur Ernst, Þór Hrafnsson Tulinius, Sverrir Þór Sverrisson
GUIONISTA: Hlynur Palmason
FOTOGRAFÍA: Maria von Hausswolff
MÚSICA: Edmund Finnis
GÉNERO: Thriller
PRODUCCIÓN: Join Motion Pictures, Snowglobe Films, Icelandic Film Center, Iceland's Ministry of Industry and Commerce, Glassriver, MEDIA Programme of the European Union, Ríkisútvarpið-Sjónvarp, Sena, Film i Väst, Danish Film Institute, Danmarks Radio, Glassriver, Nordisk Film- & TV-Fond
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: La Aventura Audiovisual
DURACIÓN: 109 minutos
PREMIOS: 12 premios, incluyendo uno en el festival de Cannes de 2019



SINOPSIS:
No hay nada más blanco que la pérdida; o un amanecer en Islandia, cuando la vista no distingue entre el cielo y la tierra. Allí vive Ingimundur, un jefe de policía retirado a quien encarna Ingvar Sigurðsson (premio a la mejor interpretación en la Semana de la Crítica de Cannes) con una humanidad tan táctil y rocosa como un protagonista de John Ford. Pero esto no es un western, pese a tener en el centro a un cowboy solitario (no tanto: es afectuoso padre y abuelo), sino un thriller de suspense donde el viudo Ingimundur empieza a sospechar una infidelidad por parte de su esposa fallecida y esa obsesión da tal vuelco a su vida que haría palidecer a Walter White. El segundo largo de Hlynur Pálmason demuestra con tensión y candor cómo el amor puede ser más frío que la muerte.
 (Fuente de la sinopsis, el cartel y las imágenes: La Aventura Audiovisual)
 (Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, La Aventura Audiovisual, IMDb)


CRÍTICA:
El segundo largometraje dirigido por el islandés Hlynur Palmason es una historia que parte de una situación dramática que vemos en el prólogo, en donde un coche se sale de la carretera de difícil visibilidad debido a la espesa niebla, y que será la responsable del trauma que sufrirá el agente de policía Ingimundur, ya que en el interior de ese vehículo se encontraba su mujer. La propuesta se presentó en la sección semana de la crítica del festival de Cannes de 2019, y unos meses después en Karovy Vary. En nuestro país su estreno tuvo lugar en la pasada edición del FICX de Gijón, y hace un mes formó parte del programa del festival online D´A de Barcelona, en donde fue elegida como la mejor película por el jurado del festival de cine de autor.


La película es un thriller dramático, que se mueve muy bien en los aspectos más dramáticos y no tanto en el suspense, principalmente por la actuación de Ingvar Sigurdsson, que logró la nominación a los premios del cine europeos (los EFA) 2019 por su interpretación en esta película, y que es uno de los mejores actores del cine islandés actual, que transmite mucho en ese papel dramático haciéndolo de manera creíble, tanto en los momentos en donde lo hace de manera contenida como en los que se excede en algunas reacciones motivadas por ese trauma de la pérdida de un ser querido.
Ese hombre que tenía una vida aparentemente tranquila vive inmerso en un estado depresivo, que le impide avanzar y buscar proyectos por los que pueda desconectar de lo sucedido unos meses antes. La principal ilusión de Ingimundur es recuperar el tiempo perdido con su hija, y pasar el mayor tiempo posible con su nieta, y para ello está construyendo una casa en medio del campo, sobre la que pone su mirada el director en la escena inicial después del prólogo, en un plano fijo sobre ese lugar con el paso del tiempo y sus cambios climáticos.


La película tiene bastantes altibajos y funciona mejor cuando aparece en escena Salka, esa niña que quiere a su abuelo, y con el que comparte muchas cosas. Ambos tienen unas conversaciones muy interesantes, y nos regalan algunas situaciones brillantes, lo que contrasta con otras situaciones paralelas relacionadas con el intento de recuperar la amistad de su hija y en las escenas con sus compañeros de trabajo en esa comisaría situada al borde del mar.
Otro de los aspectos positivos del proyecto es el de la dirección de Hlynur Palmason, que sabe colocar la cámara en el lugar adecuado para facilitar el visionado, y lograr así mantener el interés en la trama central. Pero el guion no ayuda mucho, ya que hay algunos parones, y no se aportan los elementos necesarios para mantener el interés en las subtramas. Lo mejor son los minutos finales con una larga escena muy bien filmada, y que nos deja un final abierto en donde cada espectador puede decidir si hay algún halo de esperanza en la vida de Ingimundur.
Los que se aburran con la historia de esta película al menos puede disfrutar de la belleza de los paisajes naturales de Islandia, que es parte importante de cada uno de los pasos dados por este hombre desolado y que no consigue liberarse del trauma sufrido por la muerte de su mujer.



LO MEJOR: La interpretación de Ingvar Sigurdsson. La dirección.
LO PEOR: Es bastante plana y no desarrolla bien las tramas secundarias.


CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario


Xavier Vidal en Cinoscar & Rarities

Pedro de Frutos en El Ónfalos


Pedro de Frutos en Coveralia

Sergio Casteleiro en MacGuffin007



PODCASTS:

 




DÍAS DE CINE:

TRAILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario