viernes, 26 de junio de 2020

PLAN DE SALIDA (2019)


EL FINAL DE LA VIDA


PAÍSES: Dinamarca-Noruega-Alemania-Suecia-Francia (2019)
TÍTULO ORIGINAL: Selvmordsturisten
DIRECCIÓN: Jonas Alexander Arnby
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 10 de Enero de 1974, Copenhague (Dinamarca)
INTÉRPRETES: Nikolaj Coster-Waldau, Tuva Novotny, Robert Aramayo, Kate Ashfield, Jan Bijvoet, Sonja Richter, Kaya Wilkins, Peder Pedersen, Johanna Wokalek, Vibeke Hastrup, Solbjorg Hojfeldt, Slimane Dazi, Mette Lysdahl, Anders Mossling, Lorraine Hilton, Christine Albeck Børge, Per Egil Aske
GUIONISTA: Rasmus Birch
FOTOGRAFÍA: Niels Thastum
MÚSICA: Mikkel Hess
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Snowglobe Films, MER Film, Garage Film AB, Film I Väst, Charades, DCM Productions, ZDF/Arte
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: BTeam Pictures
DURACIÓN: 90 minutos
PREMIOS: 1 premio en los premios Robert de 2020



SINOPSIS:
Max (Nikolaj Coster-Waldau) vive una crisis existencial y mientras busca como resolver un caso, se registra en el clandestino Hotel Aurora. Una instalación secreta y única que se especializa en elaboradas fantasías de suicidio asistido. La investigación que está llevando a cabo revela una verdad inquietante que obliga a Max a cuestionar la naturaleza misma de la vida y la muerte y lo que es más importante: su propia percepción de la realidad.

 (Fuente de la sinopsis, el cartel y las imágenes: BTeam Pictures)
 (Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, BTeam Pictures, IMDb)


CRÍTICA:
El segundo largometraje dirigido por el danés Jonas Alexander Arnby es un thriller dramático, que aborda un tema delicado, el de la muerte digna, y lo hace tomando como punto de partida la de Max Isaksen, un hombre al que le detectan una enfermedad terminal, y que quiere terminar con su vida pero no se atreve. La historia se traslada a un lugar de gran belleza, de difícil acceso y que es propiedad de una empresa, "Aurora: A beautiful ending", que se encarga de terminar con la vida de las personas que no quieren continuar viviendo en este mundo. 
La película se presentó en la sección oficial de la pasada edición del festival de Sitges, y no tuvo una buena acogida por parte de la crítica, probablemente por su ritmo pausado poco habitual en las proyecciones de ese festival especializado en cine fantástico y de terror.


La propuesta se centra en el personaje protagonista y la historia va evolucionando entre lo que sucede en el presente en el llamado Hotel Aurora y flashbacks que nos sitúan en los momentos claves de Max en su vida diaria, en especial en los que lo está pasando mal por los efectos secundarios de la enfermedad y la difícil decisión de terminar con su vida, y al mismo tiempo los momentos en los que quiere contar lo que va a hacer a su mujer Lærke, pero nunca encuentra el momento.
El asunto central no es novedoso, y funciona mejor por su atmósfera enigmática y su calidad a nivel estético, que por las soluciones aportadas por el guion, ya que la historia no termina de avanzar y tiene algunos parones por la repetición de algunas situaciones que no aportan nada nuevo, pero que por algún motivo consigue mantener el interés, hasta llegar a ese final sorprendente, que seguro tiene muchos detractores por ser algo tramposo, pero que no me esperaba, y que puede tener lógica teniendo en cuenta la evolución de la trama.


El gran protagonista es Nikolaj Coster-Waldau, conocido por el gran público por su papel en la serie "Juego de tronos", pero que aparte de ese personaje tan popular tiene una trayectoria muy amplia en el cine europeo en proyectos en géneros diferentes, y que en esta ocasión realiza una de sus mejores interpretaciones, ya que logra transmitir el sufrimiento, el trauma y el dolor del personaje de Max, así como sus dudas sobre temas fundamentales, y lo hace de manera contenida, haciendo creíbles cada una de las reacciones de su personaje. 
El proyecto cuenta con unos trabajos secundarios de lujo, como los de Jan Bijvoet, que está magnífico, como el director del hotel Aurora, y Tuva Novotny que interpreta a Lærke, la mujer del protagonista. Todos lo hacen bien y son parte importante del éxito de la propuesta, y saben trasmitir sus sensaciones en cada uno de los momentos de la trama.


Pero la película tiene como punto más fuerte la calida visual, ya que el director sabe mover la cámara de manera natural para presentarnos unos planos de gran belleza lo que, unido al trabajo en la dirección de fotografía de Niels Thastum que sabe jugar muy bien con la luz y los colores tanto en las escenas nocturnas como en las diurnas, ayuda a mantener el interés de la película, que puede aburrir por desarrollarse a un ritmo pausado, pero que al menos se disfruta a nivel visual.
Otro acierto es el de la ausencia casi total de banda sonora, exceptuando la música que escuchamos en la parte inicial y final, y tiene una gran canción, titulada "One last time" del grupo Hess is more, premiada con el Robert (los Goya daneses).
Una película de extremos, tanto por su ritmo pausado como por plantear un asunto que puede molestar a mucha gente, pero que tiene muchas cosas positivas y es fácil de recomendar a los que disfrutran con esos thrillers dramáticos europeos, y lo pueden hacer en plataformas de VOD.


LO MEJOR: La fotografía. El reparto, en especial la actuación dramática contenida de Nikolaj Coster-Waldau. La canción "One last time".
LO PEOR: La idea inicial promete mucho más de lo que ofrece.


CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Xavier Vidal en Cinoscar & Rarities

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis


DÍAS DE CINE:

TRAILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario