lunes, 6 de agosto de 2018

LA CÁMARA DE CLAIRE ( 2017 )


FILMANDO CON UNA POLAROID EN CANNES


PAÍSES: Corea del Sur-Francia ( 2017 )
TÍTULO ORIGINAL: Keul-le-eo-ui Ka-me-la
DIRECCIÓN: Hong Sang-Soo
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 25 de Octubre de 1960, Seúl ( Corea del Sur )
INTÉRPRETES: Isabelle Huppert, Kim Min-hee, Shahira Fahmy, Jang Mi-Hee, Jeong Jin-Yeong
GUIONISTA: Hong Sang-soo
FOTOGRAFÍA: Jinkeun Lee
MÚSICA: Dalpalan
GÉNERO: Comedia
PRODUCCIÓN: Les Films du Camelia, Jeonwonsa Film
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: La Aventura Audiovisual
DURACIÓN: 69 minutos
PREMIOS: 1 Premio en los International Cinephile Society



SINOPSIS:
Durante un viaje de negocios al Festival de Cannes, Manhee es despedida por su jefa por una cuestión de celos. Por suerte, conocerá allí a una profesora llamada Claire, que hace fotos con una Polaroid. Cada una de ellas tiene una peculiar visión de la vida, y juntas lograrán entender sus mundos.
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: La Aventura Audiovisual )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, La Aventura Audiovisual, IMDb )


CRÍTICA:
El coreano Hong Sang-Soo es uno de los directores más queridos y apreciados por los festivales europeos y sus películas tienen muchos seguidores que aprecian su cine tan especial, con unos guiones casi siempre propios, que destacan por su sencillez narrativa y por emplear los mismos temas y escenarios similares en cada una de sus películas. 
Su capacidad creativa le permite rodar en algunos casos más de una película al año como hacían algunos grandes directores clásicos lo que ello no implica la pérdida de calidad en sus historias. El año pasado rodó 3 películas, cada una de ellas presentada en un festival de renombre en el circuito europeo, y de ese trío de propuestas me quedo con esta película presentada en Cannes y Sevilla, y que se desarrolla en la localidad francesa en donde se celebra el festival de cine más importante del mundo. 


En ese escenario se reúnen unos personajes que debaten sobre temas de la vida diaria como el amor y el desamor, las relaciones laborales y los despidos, los celos y las infidelidades, y en medio de ese trío aparece el personaje que da título al proyecto, y que acabará siendo la gran protagonista de la película, siendo el nexo de unión entre unos y oros pese a no conocerlos, pero que con su cámara Polaroid en mano se anima a filmar y dialogar con las diferentes partes del conflicto.
La película tiene los elementos principales del cine del director, como unos diálogos largos incisivos y unos escenas filmadas con plano fijo cercano al rostro de los personajes, y que uniendo una y otra terminan conformando un retrato del declive de la sociedad moderna, y que tiene como puntos fuertes, además de ese gran guion escrito por el director, unas grandes actuaciones.


Destaca la presencia de Isabelle Huppert que vuelve a repetir en una película del director, y hace doblete en la cartelera actual, ya que también es la protagonista de la nueva película de Michael Haneke, presentada también en el festival de Cannes de 2017. Además de la actriz francesa aparecen otros 3 intérpretes coreanos: Min-Hee Kim ( una habitual del director ), Jin-Young Jung y Mi-Hee Chang, que lo hacen muy bien en las situaciones dramáticas, románticas y cómicas. 
Una película que se rodó durante el festival de Cannes de 2016 y que se presentó un año después en ese mismo escenario, y que tiene un buen montaje de Sung-Won Hahm y la fotografía de Jinkeun Lee. No es la mejor película de la carrera del director coreano, pero me parece la mejor de sus últimos proyectos, sobre todo porque la historia es mucho más sencilla y asequible, pero seguirá sin gustar a los que no conecten con los trabajos anteriores de Hong Sang-Soo. Sus admiradores volverán a disfrutar con los elementos comunes a sus anteriores películas.


LO MEJOR: El guion. El reparto.
LO PEOR: Aburrirá a los que no les gusta el cine del director.

DÍAS DE CINE:
ENTREVISTA A ISABELLE HUPPERT:
Rodaste La cámara de Claire casi a la vez que era la premiere de Elle en Cannes. Llegué a Cannes y Hong Sang-Soo me preguntó si estaba disponible y dispuesta a rodar una película. Dije que por supuesto. Pero fue unos días antes de presentar Elle, no lo hice al mismo tiempo, rodamos la película y luego presentamos Elle. Rodamos cuando el Festival estaba empezando y pasando.

Me encanta la simplicidad natural de La cámara de Claire, que es algo habitual en películas de Hong Sang-Soo. Sería una merecida paz justo después de Elle.
Siempre es maravilloso hacer películas con Hong Sang-Soo, tiene una forma tan inusual de hacerlas que no se parece a nadie de ninguna manera. Para empezar, no hay guion, te va dando las escenas cada mañana. Pero al mismo tiempo, nada es improvisado. No cambia nunca el diálogo y no deja espacio a la improvisación. Pero lo más fascinante es su capacidad de hacer cosas en una cantidad mínima de tiempo. No es que sea precipitado, tenemos tiempo para hacer las cosas, pero se van haciendo rápido. Es muy interesante.

¿ Deja Hong Sang-Soo participar a sus actores en el proceso de creación ?
No, él solo dice: “esto es lo que vamos a hacer” y nosotros lo hacemos. Pero sí que crea una cierta atmósfera entre los actores, es mágico. Incluso sin guion y sin conocer la historia, sabemos lo suficiente día a día, escena a escena. Para nosotros es suficiente, no necesitamos conocer el storyline completo.
La forma en que combina luz y oscuridad es muy poderosa. A veces sus escenas son graciosas y otras son conmovedoras. Para un actor es muy excitante, puedes fluctuar por diferentes niveles de emoción: de la comedia al drama.


Claire dice que “ la única forma de cambiar cosas es mirarlas despacio ”, una buena forma de afrontar la vida en general.
Es así. Aunque yo pienso que también es un homenaje a hacer cine. Es una metáfora exacta de lo que significa para Hong Sang-Soo hacer cine. Hay que prestar atención a la gente, sus vidas y sus problemas. Me gusta la posición que me ha asignado: de alguna forma yo le represento a él. Represento al director, al que mira a la gente, filma a la gente y la conecta. Y esto es exactamente lo que esperas de hacer cine.


Me hace pensar en cómo filmar y fotografiar captura el momento, antes de que se pierda para siempre. Para la persona que captura estos cambios es agridulce en cierta manera. ¿ Rodar tiene ese efecto para ti ? ¿ Te sientes cambiada cuando terminas ?
No, para mí no. Eso no es lo que espero al rodar una película. Para mí, hacer películas es sobre el presente. Lo pasé genial con Hong Sang-Soo y sé que hicimos una película maravillosa. Pero eso no me cambia realmente como persona. El efecto que tiene en mí es querer hacerlo una y otra vez. Hacer películas es compartir diferentes experiencias cada vez con un director diferente. Todos los grandes directores tienen su propia forma de filmar, tanto si es Michael Haneke, Paul Verhoeven u Hong Sang-Soo. Lo que es excitante es que sea diferente cada vez. Por eso solo me interesa trabajar con cierta gente. No me centro en personajes o historias, sino quién la dirige.


Tus compañeros en pantalla en La cámara de Claire llevan ropas con una paleta de color muy restrictiva. Pero tú apareces en un brillante amarillo.
Tengo que explicar cómo piensa el vestuario Hong Sang-Soo. Me pidió que llevara mi maleta, la abrió y miró los colores. En cinco minutos, simplemente dijo: “esto, esto y esto” y combinó colores con un pequeño bolso azul, un sombrero y una pequeña chaqueta amarilla. Era el chubasquero que llevaba el día que me bajé del avión. Parecía una pintura. Le encantaba mi atuendo, le pregunté si no quería que me cambiara y me dijo que no, que quería que siguiera igual. Quizás le gustaba porque estaba ahí fuera con mis colores brillantes y destaca, era diferente al resto de la gente.


Tengo que decir que me encanta el perro, tiene que ver con un momento muy bonito y emotivo de la película.
Estoy completamente de acuerdo. De repente había un sentimiento de paz e inocencia, una presencia cariñosa. El perro pertenecía al dueño del restaurante donde rodábamos. La forma de trabajar de Hong Sang-Soo es ver los elementos que hay e incluir los que le conviene, tiene una capacidad increíble para hacer esto. Si trabajas con otra persona, lo más probable es que esté escrito en el guion que hay un perro. En este caso no. El perro estaba ahí y lo aprovechó.


Siempre has sido productiva y prolífica en la esfera internacional, pero parece que tienes más presencia últimamente en U.S.A., tras Elle.
Efectivamente, la atención que ha generado Elle me ha ofrecido diferentes oportunidades, es muy agradable. Después de Elle, volví a Francia y grabé otras películas, pero también un par de películas en inglés. Estoy en unos cuantos proyectos americanos que se graban en Europa, lo cual es fantástico y muy interesante.


Parece que estás constantemente trabajando.
Trabajo regularmente, pero no constantemente. La película de Hong Sang-Soo me ocupó solo cinco días. Me gusta trabajar con gente estupenda, con grandes directores. Es mi principal motivación.

 ( Fuente del texto: Pressbook-La Aventura Audiovisual )

TRAILER:





No hay comentarios:

Publicar un comentario