domingo, 12 de junio de 2016

SI DIOS QUIERE ( 2015 )


LA RELIGIÓN Y LOS ENREDOS FAMILIARES


PRODUCCIÓN: ITALIA ( 2015 )
DIRECCIÓN: Edoardo Maria Falcone
INTÉRPRETES: Marco Giallini, Alessandro Gassman, Laura Morante, Ilaria Spada, Edoardo Pesce, Enrico Oetiker, Carlo De Ruggeri, Giuseppina Cervizzi, Alex Cendron, Fabrizio Giannini, Silvia Munguia
GÉNERO: Comedia
DISTRIBUIDORA: A Contracorriente Films
DURACIÓN: 87 minutos

SINOPSIS:
Tommaso es un cardiólogo respetado, algo déspota, ateo convencido y liberal. Como buen italiano, su familia es muy importante para él y está especialmente orgulloso de su hijo menor, un brillante estudiante de medicina dispuesto a seguir sus pasos. Sin embargo, el joven tiene nuevos planes y revoluciona a la familia con una inesperada noticia: quiere hacerse cura.
 ( FUENTE: A CONTRACORRIENTE FILMS )
 ( FUENTE: A CONTRACORRIENTE FILMS )

CRÍTICA:
El guionista Edoardo Maria Falcone debuta en la dirección con esta comedia de gran éxito en Italia premiada con el David de Donatello a la mejor ópera prima. Nos encontramos ante la típica película destinada a ser un gran éxito en taquilla, efectista pero vacía de contenido y con la que no me reí, pese a que tiene situaciones que buscan la risa fácil. Este tipo de propuestas cada vez son más habituales en el cine europeo y terminan triunfando en sus países de origen y en su paso por los cines españoles. Es fácil recomendar este tipo de películas al gran público mayor de 30 años y seguro que saldrá contento de la proyección, pero no tanto a los espectadores más jóvenes que buscan intérpretes conocidos y un humor todavía más vulgar. Esta película no llega a esos extremos, lo mismo que otras películas españolas, francesas o alemanas que hemos podido ver en los últimos años y ese es un punto a favor del cine europeo más taquillero respecto de la mayoría de las comedias actuales rodadas en Estados Unidos, aunque eso es lo que aleja a los adolescentes de este tipo de proyecciones.
 

La historia no sorprende, aunque tiene varios giros interesantes y un desenlace esperado y decepcionante. No me convence a nivel cómico, pero tampoco la manera de abordar las creencias religiosas, ya que parece que quiere ser crítico con la iglesia católica, pero no se atreve a dar un paso más y termina quedándose en medio sin mojarse lo suficiente. El guión creado por el director es poco original y tiene unos personajes interesantes mal desarrollados y con unas interpretaciones bastante correctas. Destaca por encima del resto Laura Morante, en el papel de Paula ( la mujer del protagonista ), que va perdiendo importancia según avanzan los minutos, pero que su presencia es lo más interesante a nivel interpretativo. 
 

Los dos protagonistas no dan la talla, tanto Marco Giallini ( Tommaso ) como Alessandro Gassman, el hijo de Vittorio Gassman ( Don Pietro ), y sus diálogos son aburridos y los dos actores no imprimen carácter a sus personajes. 
A nivel artístico tampoco tiene nada destacado y lo mejor son algunas canciones, en especial una de Gigi D´Alessio posterior a una discusión padre ( Tommaso )-hija ( Bianca, Ilaria Spada ), en donde la chica se desahoga y saca a relucir diversos asuntos que no se había atrevido a contar hasta el momento. La música durante las escenas en el hospital emplea melodías con tono cómico que pretenden hacer reír al espectador mientras observa la marcha del cirujano por los pasillos del centro médico mientras le siguen sus ayudantes. 
 

Las escenas en el interior del hospital son las que provocarán las risas del público, al igual que la presencia de Gianni ( Edoardo Pesce ) en esos gestos y sonidos imitando a un disminuido mental que a mí me provocaron enfado. 
Recomendable al gran público mayor de 30 años y a los aficionados a las comedias europeas convencionales.

SPOILERS:
Hay tres grandes giros que me parecen acertados y son lo mejor de la película, sobre todo los dos primeros. El inicial no soprenderá porque aparece en el Trailer y la sinopsis oficial, y es cuando Andrea ( Enrico Oetiker ) anuncia que quiere hacerse cura. El segundo es la aparición de don Pietro en la casa de la familia protagonista desmontando el engaño de Tommaso sobre los motivos de su presencia en la parroquia. El último es el accidente del cura y la decisión del padre de Andrea de dejar su trabajo en el hospital con la escena final en el campo mientras observa como cae una pera del árbol.


LO MEJOR: Algún giro sorprendente.
LO PEOR: El humor está lleno de tópicos.


PREMIOS Y NOMINACIONES:

- 3 PREMIOS Y 3 NOMINACIONES, INCLUYENDO UN PREMIO DAVID DE DONATELLO EN 2015.
 ( FUENTE: IMDB )

CRÍTICAS EN BLOGS Y MEDIOS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario  3,5 / 10

Xavier Vidal en Cinoscar & Rarities  3,5 / 5 

Daniel Pamies en MySofa  7 / 10

Jordi Batlle en Fotogramas  3 / 5

Javier Cortijo en Cinemanía  3 / 5

Jesús Martín en Acción Cine  3 / 5

Pablo Parrilla en Cine en Serio  4 / 5 

Ángel Antonio Pérez en Cine Para Leer

Alberto Bermejo en Metrópoli  2 / 5

Javier Ocaña en El País

Oti Rodríguez Marchante en Abc  3 / 5 

Nando Salvá en El Periódico  2 / 5

Fernando López en Diario la Nación  

Piera Chen en The Hollywood Reporter  3,5 / 5

Nota IMDb:

God Willing (2015) on IMDb

Nota Filmaffinity: 6,3 / 10

Días de Cine:

ENTREVISTA AL DIRECTOR:







¿Cómo nace la idea de la película? 
Quería hacer una película que contase en forma de comedia y sátira irreverente la realidad que nos rodea. Desde siempre me ha apasionado “la comedia clásica italiana”. Para mí Monicelli, Risi, Germi y Scola son una referencia imprescindible. Y también los guionistas que trabajaban con ellos: Age, Scarpelli, Maccari, Sonego, Vincenzoni y todos los demás. Por eso buscaba una idea distinta que no fuese la típica comedia romántica, ni tampoco la típica película cómica de farsa y caricatura. La idea inicial se me ocurrió mirando a mi alrededor. Conozco a muchas personas que presumen de abiertas, democráticas y liberales pero que, en realidad, son totalmente incapaces de debatir sobre un tema, con lo que demuestran ser exactamente lo contrario de lo que se jactan. Así es Tommaso, un médico presumido y pagado de sí mismo, que se verá obligado a dar al traste con su vida y sus certezas cuando conoce a Don Pietro, un sacerdote muy sui generis.

¿Cómo fue el trabajo de escritura del guión con Marco Martani?
Nunca había trabajado con Marco. Ha sigo una experiencia magnífica. No sólo es un increíble guionista sino que, además, es una bellísima persona; una persona que trabaja con pasión y reflexiona constantemente sobre el trabajo ya hecho. Espero poder seguir colaborando con él.


Esta película es tu debut como director. ¿Qué te hizo dar el paso? 
La razón principal era poder tener un control total sobre el proyecto. Escribir un guión es fantástico pero puede ser un poco frustrante. Se trabaja durante meses en un proyecto y, en un momento dado, es como si te lo quitaran de las manos. Desde ese momento es como si ya no existieras. Lo único que puedes hacer es ir al cine y ver qué ha sido de tus palabras. A veces es una experiencia maravillosa, otras un poco menos.

¿Cómo ha sido la elaboración de la película?
Una experiencia única. Una película exige una atención y una dedicación total durante meses. Prácticamente, toda tu vida se convierte en un apéndice del proyecto que estás llevando a cabo. Desde la idea de la escritura, el casting, pasando por el rodaje y hasta la postproducción, es un avanzar sin parar, concentrando todas tus energías, siempre y en todo lugar. Y todo con miles de dificultades, aunque con un sinfín de satisfacciones.


¿Cuál es la mejor fase del trabajo? 
Es difícil contestar a esta pregunta. Obviamente, como guionista, siento una predilección particular por la escritura. La intuición justa, el mecanismo que aparece de repente y lo articula todo, el diálogo que te resuelve la escena, son siempre grandes momentos. Pero, luego, de repente, te ves como catapultado al rodaje y se te abre un mundo nuevo. Y descubres todas las maravillas y complicaciones del trabajo con los actores y el equipo.

¿Y lo más complicado? 
Seguramente el rodaje. Una especie de círculo infernal en el que te ves obligado a ser a la vez Virgilio, Dante, Beatiz y Caronte.

¿Cómo fue el casting? 
Para mí el trabajo con los actores es esencial. Aunque se trataba de una comedia, quería encontrar a toda costa autenticidad en todos los intérpretes. Tras semanas de dudas y proposiciones, cuando se fue fraguando la posibilidad de Gassmann y Giallini para los dos protagonistas, entendí inmediatamente que era la pareja ganadora. Y así fue. Y para conseguir la cuadratura del círculo, añadimos, para el papel de la mujer insatisfecha, a Laura Morante, una de las actrices más extraordinarias de nuestro cine. A partir de ahí, todo vino rodado: muchas pruebas y reuniones para ir llenando todas las casillas disponibles, poniendo el mismo cuidado en la elección de cada papel, independientemente de su tamaño.

Nos puedes describir a los personajes de la película. Tommaso es un hombre pagado de sí mismo, pero totalmente vacío de todo lo demás. Su mujer, Carla, es una pija infeliz y frustrada, que ahoga sus penas en alcohol y en las adopciones a distancia. Bianca es su hija mayor, una imbécil adorable. Gianni es la digna pareja de Bianca, además de un tipo que trabaja en el sector inmobiliario y está dispuesto a todo por medrar. Andrea es el hijo preferido de Tommaso, aunque también su mayor desilusión. Y luego está Don Pietro, un cura que parece cualquier cosa menos un cura, pero que en realidad cambiará, directa o indirectamente, la vida de todos los protagonistas.


¿Cómo ha sido el trabajo con Giallini y Gassmann? 
Marco y Alessandro son dos actores increíbles con un gran bagaje humano y profesional a la espalda. Ha sido una maravilla poder dirigirlos. Creo que entre los dos han aportado autenticidad y sinceridad a los dos protagonistas y no puedo estarles más agradecido.

¿Y con los otros actores? 
He tratado de construir una relación humana y sincera con todos, sin perder nunca de vista el trabajo sobre sus personajes respectivos. Cuando nos vemos todavía me saludan, de lo que deduzco que al final la cosa no ha ido tan mal.

¿Cómo definirías la película?
Una comedia aparentemente ligera. Una película sencilla, basada en la escritura y en la interpretación. En todo caso, me resulta muy difícil dar con una definición. Sólo puedo decir que me encantaría que el espectador, al salir del cine, dijera: “¡mira, una comedia a la italiana!”

 ( FUENTE: A CONTRACORRIENTE FILMS ) 
 
TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario