jueves, 23 de julio de 2020

AMOR EN POLVO (2019)


ENFRENTARSE A LA REALIDAD


PAÍS: España (2019)
DIRECCIÓN: Suso Imbernón, Juanjo Moscardó Rius
INTÉRPRETES: Enrique Arce, Macarena Gómez, Luis Miguel Seguí, Lorena López, Paco Alegre, Diego Braguinsky, Ainhoa Cebriá, Marisa Merino, Xavi Castillo
GUIONISTAS: Juanjo Moscardó, María Mínguez, María Laura Gargarella
FOTOGRAFÍA: Guillem Oliver
MÚSICA: Nacho Martín
GÉNERO: Comedia
PRODUCCIÓN: Cosabona Films, Cilantro Films, Nadie es perfecto, Juanjo Moscardó Rius
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Begin Again Films
DURACIÓN: 78 minutos



SINOPSIS:
Pablo y Blanca han decidido hacer un intercambio de parejas, desobedeciendo la primera norma fundamental: no hacerlo si estás en crisis. Para ello, llaman a dos de sus amigos solteros, Mia y Lucas, desobedeciendo también la segunda norma: hacerlo siempre con otra pareja. Los cuatro han quedado para encontrarse en un bar pero justo antes de salir, Blanca y Pablo tienen una fuerte discusión que les hará replantearse todo en lo que siempre han creído: desde si se quieren, hasta por qué tienen una Thermomix. Mientras tanto, en el bar, Mia y Lucas se acaban de conocer y han empezado a gustarse. Pero la cosa no tiene futuro porque Lucas está enamorado de otra persona (o no), y Mia no cree en el amor (o sí).
 (Fuente de la sinopsis, el cartel y las imágenes: Begin Again Films)
 (Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Begin Again Films)


CRÍTICA:
Suso Imbernón y Juanjo Moscardó Rius, los responsables del cortometraje "Maldita (2019)", dirigen su primer largometraje, en una comedia bastante decente que con pocos recursos logra mantener el interés hasta el final en esta trama que emplea muy pocos escenarios (una casa y un bar de un hotel), además de algunas escenas de exteriores (sobre todo una de gran importancia que se desarrolla en el centro de Valencia), y que tuvo su presentación en Octubre de 2019 en el festival Abycine de Albacete, y que fue candidata a 3 premios en la pasada edición de los galardones del cine valenciano, y hace una semana formó parte del programa de la tercera edición de "Lo que viene", que se celebró en la localidad navarra de Tudela organizado por la AICE.



La película tiene como punto de partida la de una pareja, la formada por Blanca y Pablo, cuya relación no está pasando por su mejor momento, y que deciden tener una experiencia nueva, la del intercambio de parejas, y para esa aventura llaman a Mia y Lucas, que no se conicen entre sí, y que la primera es amiga de Blanca y trabaja como guía turística, y el segundo amigo de Pablo que vive en Londres en donde tiene un puesto importante en una empresa.
La historia tiene un inicio con los dos protagonistas en su casa situada en el centro de Valencia, en donde debaten sobre si es adecuada la decisión que han tomado y de la que ya no pueden dar marcha atrás, y de manera paralela nos presentan a los otros dos personajes importantes de la trama que se acaban de conocer en un bar de copas en el que han habían sido citados por Blanca y Pablo, y que se presentan y desgranan lo fundamental de su vida, mientras esperan a sus amigos que todavía no han llegado.
La película es bastante dinámica, tiene algunos diálogos ingeniosos, y funciona bastante bien tanto en la parte inicial de presentación de los personajes como en el desenlace, pero que en su parte central se estanca con algunas situaciones repetitivas, pero sigue manteniendo el interés porque quedan incógnitas sin resolver, y porque tiene algunos diálogos y situaciones cómicas bastante ingeniosas.


Al tener una puesta en escena bastante teatral el peso de la historia recae en las interpretaciones, con un reparto con 4 intérpretes con gran protagonismo y alguna actuación breve (a destacar la de Xavi Castillo en el papel del camarero del bar). La que más me convence a nivel interpretativo es Lorena López que interpreta a Blanca y que está bastante solvente tanto en las situaciones cómicas como en las románticas o en las más dramáticas. Enrique Arce va creciendo con el paso de los minutos, ya que en la parte inicial no me termina de convencer y sí lo hace en la segunda mitad, siendo un complemento perfecto para su pareja en esta historia. Macarena Gómez, coproductora de la película, está bastante bien en un papel diferente al de otras películas, y que es la que tiene más ironía, en un personaje como el de Mia de gran importancia en la trama. Por contra no me convence tanto la actuación de Luis Miguel Seguí, que es bastante lineal, aunque hay que reconocer que encaja bien en lo que el guion escrito por Juanjo Moscardó, María Mínguez, María Laura Gargarella ha diseñado para su personaje.


Hay una crítica a la situación actual del mercado laboral en España, al machismo, y se pone de manifiesto que la vida en pareja puede volverse rutinaria y en muchas relaciones se busca algo diferente y novedoso porque la chispa inicial se apaga, produciéndose infidelidades y separaciones tan habituales en la sociedad actual. 
Dela banda sonora, me gustaría destacar el tema central que suena varias veces en la película (la última en los títulos de crédito finales), y en general todas las canciones que escuchamos en la película. La música compuesta por Nacho Martín es simplemente correcta, aunque tampoco creo que una propuesta como esta comedia romántica necesite de una banda sonora potente.
Durante los títulos de crédito finales podemos ver algunas fotos graciosas relacionadas con la película, y cuenta con una escena adicional. Una película recomendable tanto al público medio como al gran público, de diferentes edades, sobre todo a los más jóvenes, y que puede servir para desconectar de los problemas actuales y salir del cine con una sonrisa.



LO MEJOR: El guion (la presentación de los personajes y algunos giros intresantes). La actuación de Lorena López.
LO PEOR: La interpretación de Luis Miguel Seguí. Es bastante convencional a nivel técnico y artístico.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia



PODCASTS:







 


DÍAS DE CINE:

NOTA DE LOS DIRECTORES:
"Amor en polvo" es una comedia de situación con pinceladas dramáticas: fresca, vitalista, generacional y con un espíritu abierto. Es una historia sobre la sinceridad y el respeto hacia las diversas formas de amar y de relacionarse sexualmente. Los cuatro protagonistas exploran los límites del amor, del sexo, de los celos y de la amistad y sus experiencias harán enfrentarse a los espectadores con sus propias fantasías. 
El intercambio de parejas es un tema muy actual en la sociedad que se está comenzando a plantear de forma más abierta y que genera mucho interés, pero también dudas y conflictos. Nuestro objetivo es que el espectador se divierta y se emocione durante la película, pero también generar debate después, tanto entre amigos como dentro de las parejas. Y quién sabe, quizás algunos se lancen a la aventura. Para conseguir este objetivo necesitamos que los espectadores se identifiquen con los personajes, y por eso hemos buscado el naturalismo en la realización y en la dirección de actores. No queríamos interpretaciones exageradas ni forzar situaciones para hacer reír. Nos gusta ese tipo de comedia en el que los límites del campo de juego los marca la realidad. 
El resto de elementos de la producción: fotografía, dirección de arte, vestuario, maquillaje y edición han seguido estas pautas. Encontrar a los intérpretes ideales era una cuestión mayor, ya que el peso de la película recae en tan solo cuatro personajes y dos espacios. Macarena Gómez está espectacular en un registro de comedia distinto a lo que nos tiene acostumbrados. Es una auténtica estrella. Enrique Arce se mete a los espectadores en el bolsillo y consigue que se enamoren de un loser muy divertido (es un robaescenas como la copa de un pino). Luis Miguel Seguí demuestra un charme a prueba de bombas y consigue que su personaje crezca hasta límites que nunca nos habíamos imaginado. Y Lorena López es el gran descubrimiento de la película. Está impresionante en todos los registros y se come la pantalla. Una actriz a punto de explotar. 
En cuanto a referentes, Amor en polvo continúa la estela de comedias españolas que tienen elmismo tono. Algunas recientes como "Kiki, el amor se hace" (Paco León, 2016), o clásicos como "Todo es mentira" (Álvaro Fernández Armero, 1994) y "El otro lado de la cama" (Emilio Martínez Lázaro, 2002). Por otro lado, fuera de nuestras fronteras, un claro referente sería el movimiento conocido como “mumblecore” que iniciaron los hermanos Duplass. Un subgénero del cine independiente americano caracterizado por la naturalidad de las interpretaciones y de los diálogos, los presupuestos ajustados, y temas que giran alrededor de las relaciones y crisis en torno a los cuarenta. Como ejemplo, "El amigo de mi hermana" o "Togetherness". 
 (Fuente del texto: Dossier de prensa-Begin Again Films)


TRAILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario