domingo, 29 de diciembre de 2019

UNA GRAN MUJER (BEANPOLE) (2019)


DOS MUJERES LUCHADORAS


PAÍS: Rusia (2019)
TÍTULO ORIGINAL: Dylda
DIRECCIÓN: Kantemir Balagov
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 28 de Julio de 1991, Nálchik (Rusia)
INTERPRETES: Viktoria Miroshnichenko, Vasilisa Perelygina, Konstantin Balakirev, Andrey Bykov, Olga Dragunova, Timofey Glazkov
GUIONISTAS: Kantemir Balagov, Aleksandr Terekhov
FOTOGRAFÍA: Kseniya Sereda
MÚSICA: Evgueni Galperine
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Non-Stop Productions, AR Content
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: BTeam Pictures
DURACIÓN: 130 minutos
PREMIOS: 15 Premios, incluyendo dos en el Festival de Cannes de 2019



SINOPSIS:
1945, Leningrado. La Segunda Guerra Mundial ha devastado la zona, demoliendo sus edificios y las vidas de sus habitantes. Dos mujeres jóvenes, Iya y Masha, lucharán por reconstruir sus vidas en una ciudad en ruinas.
 (Fuente de la sinopsis, el cartel y las imágenes: BTeam Pictures)
(Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, BTeam Pictures, IMDb, Wikipedia)


CRÍTICA:
El director ruso Kantemir Balagov nos presentó hace dos años su primer largometraje "Demasiado cerca (Tesnota)", con el que logró el reconocimiento de la crítica en su presentación en la sección Un Certain Regard de Cannes. A nivel personal no conecté con su primer trabajo, aunque reconozco sus virtudes a nivel técnico. En su segundo largometraje filmado con 27 años de edad ha sacado adelante una película mucho más madura, y que mantiene las señas de identidad de su anterior trabajo, que son comunes a gran parte del cine ruso moderno, pero nos cuenta una historia mucho más atractiva, que al menos me atrapó desde el principio, pese a su gran dureza, con un guion en donde se ponen de manifiesto las dificultades de los ciudadanos en un lugar en donde se ha desarrollado un conflicto bélico.
La película se volvió a presentar en el Festival de Cannes en la misma sección que la ópera prima de Balagov, y el propio Balagov recibió el galardón de mejor dirección de Un Certain Regard. En España su presentación tuvo lugar en el pasado Festival de cine de San Sebastián formando parte de la sección Perlas del Zinemaldia 2019, y ha superado el corte de 10 películas que luchan por el Premio Óscar 2020 en la categoría de película internacional.
La historia se desarrolla en 1945 en San Petersburgo, al final de la II Guerra Mundial y tiene como protagonistas a dos mujeres que formaron parte de los batallones femeninos de choque, y que una vez finalizado el conflicto bélico ayudan en los hospitales en donde se encuentran los soldados heridos.


Esas dos mujeres tienen que luchar por sobrevivir y en esa relación surge un asunto, que terminará siendo el tema central de la película, que hará que se ponga en entredicho su supuesta amistad, en una lucha personal de cada una de ellas por la supervivencia y por tener un futuro mejor.
Las dos intérpretes protagonistas lo hacen muy bien, y sus actuaciones es uno de los puntos fuertes de la propuesta. Por un lado Viktoria Miroshnichenko en el papel de Ylda, una mujer mucho más silenciosa y que no muestra su dolor, y que la actriz consigue hacer creíble ese sufrimiento sin necesidad de estar exagerada. Por contra, Vasilisa Perelygina, que interpreta a Masha, una mujer más directa y que expresa mucho mejor su alegría o tristeza, está magnífica en un personaje que no es fácil de interpretar. La primera logró la nominación a los premios del cine europeo en 2019, pero no hubiera sido injusto la inclusión de Vasilisa. El guion tiene un par de giros interesantes y algún otro que no sorprende tanto, y deja varios temas a debate sobre la vida de las personas, la maternidad y el lograr un objetivo a cualquier precio. El principal problema es que hay temas que no se desarrollan bien, y aunque no son asuntos centrales, esas subtramas quedan cojas en relación a otros asuntos que sí están bien contados.



A nivel técnico y visual la película tiene algunos aspectos muy positivos, en especial la dirección de Balagov, la dirección de fotografía de Kseniya Sereda que es el responsable de algunas secuencias de gran belleza con ese juego de luces y colores amarillos y rojos por el empleo de velas, y que contrasta con otros más alegres en las escenas diurnas. Además hay una buena recreación de San Petesbugo de mediados del siglo XX y unos vestidos diseñados por Olga Smirnova de una gran variedad cromática.
Otro acierto me parece la ausencia casi total de música para dejar que escuchemos lo que rodea a los personajes sin necesidad de un elemento externo, y que únicamente aparece en una o dos escenas pero de manera suave y poco llamativa.
Una película dura, que no es fácil de recomendar por su ritmo pausado y su larga duración, pero creo que puede gustar a los que disfrutan con el cine ruso actual y con las historias dramáticas de postguerra con una buena estética y dos grandes interpretaciones de sus actrices protagonistas.



LO MEJOR: Las actuaciones de las dos protagonistas. La fotografía.
LO PEOR: Alguna subtrama no está bien desarrollada.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis


PODCASTS:








DÍAS DE CINE:

TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario