jueves, 2 de febrero de 2017

LA LUZ ENTRE LOS OCÉANOS ( 2016 )


LA NECESIDAD DE SER PADRE


PAÍSES: Estados Unidos-Reino Unido-Nueva Zelanda ( 2016 )
TÍTULO ORIGINAL: The Light Between Oceans
DIRECCIÓN: Derek Cianfrance
LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 23 de Enero de 1974, Lakewood ( Estados Unidos )
INTÉRPRETES: Michael Fassbender, Alicia Vikander, Rachel Weisz, Bryan Brown, Anthony Hayes,Caren Pistorius, Leon Ford, Benedict Hardie, Florence Clery
GUIONISTA: Derek Cianfrance
BASADA EN LA NOVELA: " La luz entre los Océanos ", escrita por M.L. Stedman en 1972
FOTOGRAFÍA: Adam Arkapaw
MÚSICA: Alexandre Desplat
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: DreamWorks SKG, Heyday Films, Participant Media
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: DeAplaneta
DURACIÓN: 130 minutos
PREMIOS: 3 Nominaciones, incluyendo una en los premios de la asociación de críticos de Ohio Central.
( Fuente: IMDb )



SINOPSIS:
“ Una historia sobre el destino, el amor, los dilemas morales y lo lejos que una pareja puede llegar para ver sus sueños cumplidos. La acción de la película transcurre en el oeste de Australia durante los años posteriores a la Primera Guerra Mundial. ”
Australia, 1926. Un bote encalla en una isla remota y a su encuentro acuden el farero Tom Sherbourne ( Michael Fassbender ) y su joven esposa Isabel ( Alicia Vikander ). En el interior del bote yacen un hombre muerto y un bebé que llora con desesperación. Tom e Isabel adoptan al niño y deciden criarlo sin informar a las autoridades. Todo se complica cuando años más tarde conocen en el pueblo a Hannah ( Rachel Weisz ), una mujer atormentada por un trauma del pasado. 
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: DeAplaneta )
 ( Fuentes información de la película: DeAplaneta, Filmaffinity, IMDb )


CRÍTICA:
Derek Cianfrance es uno de los directores más apreciados dentro del circuito independiente norteamericano, y sus dos trabajos anteriores, " Blue Valentine ( 2010 ) " y " Cruce de caminos ( 2012 ) ", gustaron a la crítica española. A nivel personal me parecen unas grandes películas, con un montaje moderno y unas buenas interpretaciones. Sin haber visto la ópera prima del director, inédita en España, titulada " Brother Tied ( 1998 ) ", me parecía una filmografía redonda, aunque corta, pero en el momento de terminar de ver su cuarto largometraje ya no puedo hablar de que todos sus trabajos son buenos, ya que " La luz entre los Océanos " es una película bastante irregular y en muchos momentos pesada, y que carece de los puntos fuertes del cine anterior de Cianfrance, originalidad, dinamismo y sorpresas. 


La película se presentó en la sección oficial del pasado festival de Venecia, la historia es de tono clásico y está basada en la novela homónima escrita por M.L. Stedman en 1972. No pienso que el desarrollo convencional sea su principal problema, más bien la adaptación de Cianfrance del libro de la escritora australiana. La primera parte es monótona, pero plantea una historia de amor con situaciones interesantes, y con una puesta en escena muy cuidada, pero cuando el director decide cambiar el tono para volverse en un thriller dramático es cuando la historia se viene abajo, y con un giro central mal desarrollado aunque puede ser la parte que más guste al gran público por ser más dinámica e introducir ese elemento de suspense que tanto gusta al público actual. 


Las sorpresas no están muy bien elaboradas y se ven venir varios minutos antes, llegando hasta un final previsible, lo que unido a que en la parte inicial algunas escenas se alargan en exceso y son reiterativas hace que la película se haga pesada y termine por aburrir. Además me molestó el personaje de Isabel, antipático y cuyo modo de actuar es cuestionable moralmente. Alicia Vikander es la encargada de interpretar a la protagonista y siendo una gran actriz, que está magnífica en casi todas sus apariciones anteriores y que el año pasado ganó el premio Óscar por su papel en " La chica danesa ( 2015 ) ", en este caso sobreactúa en exceso y exagera en las situaciones más dramáticas, haciendo que las reacciones de su personaje sean poco creíbles. Un borrón en la hasta el momento intachable carrera de la joven actriz sueca. 


Michael Fassbender interpreta a Tom, el farero protagonista, y cumple sin ser la mejor actuación del actor alemán. La que está por encima del resto es Rachel Weisz, en un papel secundario pero intenso, y que se pone en la piel de Hannah, el personaje con el que los espectadores se identificarán, al menos en mi caso así ha sucedido, y que contiene su dolor, con algunas situaciones intensas sin exageraciones. 
Pero la película tiene bastantes cosas positivas, casi todas a nivel artístico, con un diseño de producción y una dirección artística de calidad para recrear la vida en ese lugar paradisíaco en las primeras décadas del siglo XX, con un vestuario muy bien diseñado y sobre todo con una banda sonora compuesta por el francés Alexandre Desplat de tono clásico que encaja perfectamente con la historia, tanto en los momentos melodramáticos como en las situaciones de suspense. 



La fotografía de Adam Arkapaw es bastante convencional, a diferencia de los dos trabajos anteriores del director, pero es lo que necesita esta historia que se desarrolla en 1926, y nos ofrece unas bonitas imágenes jugando con el contraste del cielo y el mar, y sobre todo unas bellas estampas de los atardeceres en la isla en donde viven los protagonistas.
Recomendable a los aficionados al cine romántico clásico, pero avisando que en la segunda mitad añade una trama de suspense, que puede desconectar a los espectadores de la relación de los dos personajes principales.


LO MEJOR: La banda sonora.
LO PEOR: El giro central no me convence y deriva en una segunda mitad muy mejorable.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Alberto Garrido en Habladecine

Pedro de Frutos en El Ónfalos



DÍAS DE CINE:

TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario