miércoles, 13 de junio de 2018

EN TIEMPOS DE LUZ MENGUANTE ( 2017 )


LOS ESTERTORES DE LA RDA 


PAÍSES: Alemania-Rusia ( 2017 )
TÍTULO ORIGINAL: In Zeiten des abnehmenden Lichts
DIRECCIÓN: Matti Geschonneck
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 8 de Mayo de 1952, Potsdam ( Alemania )
INTÉRPRETES: Bruno Ganz, Alexander Fehling, Sylvester Groth, Pit Bukowski, Evgenia Dodina, Stephan Grossmann, Jean Denis Römer, Hildegard Schmahl, Sophie Pfennigstorf
GUIONISTA: Wolfgang Kohlhaase
BASADA EN: La novela homónima escrita por Eugen Ruge en 2013
FOTOGRAFÍA: Hannes Hubach
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Moovie the art of entertainment, Zweites Deutsches Fernsehen, Beta Cinema, Bundesbeauftragter für Kultur und Medien, Constantin Film
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Surtsey Films
DURACIÓN: 100 minutos



SINOPSIS:
Wilhelm ( Bruno Ganz ) un alto mando del Partido Comunista en la República Democrática Alemana celebra su 90 cumpleaños rodeado de familia, vecinos y antiguos compañeros del partido. Todo el mundo entrega flores y da discursos como si nada fuera mal en el mundo exterior, pero es Otoño de 1989 y todo está cambiando. Kurt, el hijo de Wilhelm, no se atreve a decirle a su padre que su nieto Sascha, su ojito derecho, acaba de desertar a Alemania Occidental.
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Surtsey Films )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, Surtsey Films, IMDb )


CRÍTICA:
Película alemana dirigida por Matti Geschonek ( experto en proyectos en el mundo de la televisión ),
y que cuenta una historia de reunión y reencuentro familiar en Berlín en 1989. La película tuvo su presentación en el festival de cine de Berlín de 2017 en una proyección especial dentro de la sección oficial y hace poco más de un mes formó parte del programa del BCN Film Fest celebrado en la ciudad de Barcelona, y está basada en una novela escrita por el escritor ruso Eugen Ruge en 2013, que se desarrolla un mes antes de la caída del muro de Berlín, en los estertores del comunismo en esa zona de Europa, con una reunión de amigos y viejos camaradas en la casa de Wilhem para celebrar su 90 cumpleaños y hacerle entrega de la estrella de oro de la amistad de los pueblos. Hay recuerdos y reminiscencias del pasado que nunca vendrá, con temas como Stalin, Rusia, el capitalismo y el comunismo. Hay mucha nostalgia, pero también alegría y una visión hacia el futuro.



Tiene un gran inicio con una escena en donde tiene protagonismo Sasha, el nieto del protagonista, que se encuentra en Alemania Occidental y no quiere volver ni siquiera para asistir a la fiesta en casa de su abuelo, pese al intento deshacerle cambiar de opinión por parte de su padre Kurt. Uno de los temas de conversación es el del lugar elegido por algunos de los presentes para abandonar el país y exiliarse huyendo del partido de Hitler, ya que no había sido Rusia sino México el lugar elegido para vivir alejado del régimen nazi. Después de ese escena inicial el interés se mantiene con la presentación de cada uno de los personajes secundarios que irán llegando a esa casa en Berlín, pero según transcurren los minutos y ya están puestas las cartas sobre la mesa la película se vuelve repetitiva y monótona y termina aburriendo haciéndose eterna pese a no tener una gran duración.
La película es bastante teatral y los temas de conversación pierden el interés en la segunda mitad. En el transcurso de la reunión hay algunas metáforas importantes que son de los aspectos más destacados de la película. 


El reparto es bastante decente, y está encabezado por Bruno Ganz, en el papel de Wilhelm Powileit, que realiza una gran interpretación por la que logró la nominación, la única de la película, a los premios Lola 2018 ( los Goya alemanes ) cuya gala se celebró a finales del pasado mes de Abril. Pero en general las actuaciones son bastante solventes, con nombres como los de Alexander Fehling, Angela Winkler y Stephan Grosman. 
Lo más destacado es su aspecto artístico, sobre todo una gran recreación de la época ( a diferencia de otra película alemana " En tránsito ( 2018 ) " dirigida por Christian Petzold, y que en unos días llega a los cines españoles ) con el diseño de producción del veterano Bernd Lepel, la dirección artística de Tobias Frank y el vestuario de la diseñadora Sabine Greunig. También me parece acertada la ausencia casi total de música, y la fotografía y el formato de la imagen. 
Recomendable a los aficionados al cine de época o de reuniones familiares con tono dramático en donde se abordan temas de gran importancia histórica.


LO MEJOR: La recreación de la época y el vestuario. La actuación de Bruno Ganz.
LO PEOR: Va perdiendo fuerza en la segunda mitad, en donde termina siendo bastante plana y repetitiva.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Guillermo Navarro en Habladecine

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Sonia Barroso en Faces on the Box


PODCASTS:






DÍAS DE CINE:
NOTAS DEL DIRECTOR:
Cuatro generaciones: los abuelos Wilhelm y Charlotte, comunistas perennes; el hijo de Charlotte, Kurt, un historiador, desencantado después de haber sido enterrado en campos de trabajo soviéticos, pero creyendo en la posibilidad de un socialismo democrático; su esposa rusa Irina, que sirvió en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial; y el nieto Sascha, que acaba de escapar a Occidente y que ve la libertad individual y el socialismo como opuestos irreconciliables. Y finalmente, el bisnieto Markus, para quien la RDA seguirá siendo poco más que un recuerdo de la infancia.
Personas que se hundieron con el barco, que creían en un mundo justo, que lucharon por ello, dedicaron toda su vida a una ideología, y se sacrificaron a sí mismos. Atrapados en su rígida visión de túnel, ignoraron la vida que estaba sucediendo a su alrededor. La utopía eufórica del comunismo resultó ser una ilusión. Los hermosos sueños fueron mano a mano con el sufrimiento, la agitación interna y la violencia tiránica. Si hay una premonición del colapso inminente, la encontramos en el personaje de Kurt.
Esto fue una vez nuestro mundo. Viví con esas personas, las experimenté. Vale la pena contar sus historias mientras todavía estén vivos en nuestra memoria, y así podremos comprender mejor el desasosiego de nuestro tiempo. La intención no es traer de vuelta sucesos familiares del año 1989, sino despertar la curiosidad de historias no contadas, plantear preguntas en lugar de contestarlas.
No queremos aburrir a la gente con una crónica sobre el colapso de un sistema, sino contar la historia de una familia vibrante, desgarrada y extraordinaria: una historia alemana.
El guionista Wolfgang Kohlhaase, quien adaptó la novela, ha creado una realización no convencional que se adapta al tema y que lleva el sello de su humor distintivo y lacónico. Con excepcionales diálogos y personajes que nos permiten sentir y experimentar un medio ampliamente desconocido, capturando la esencia de una élite inédita de la sociedad de la Alemania Oriental que fue, durante un tiempo, de gran importancia para nosotros.
Contar las historias de estas personas nos permite experimentar un capítulo de la historia cuya importancia se extiende mucho más allá de los confines de Alemania. Ya que no debemos olvidar la gran influencia, altamente contradictoria como ha sido, que Rusia ha ejercido y continúa ejerciendo sobre nuestra historia.
Para un director, es un desafío hacer justicia a estos autores y a esta historia, hacernos empatizar con los personajes que viven en esos tiempos de crisis y para quienes ésta no parece tener ningún significado, mientras que al mismo tiempo se preserva el carácter único de lo original y un equilibrio entre el humor lacónico y la seriedad de una transición histórica importante... haciéndolo palpable por la historia de una familia alemana inusual.
 ( Fuente del texto: Nota de prensa-Surtsey Films )


TRAILER:





No hay comentarios:

Publicar un comentario