sábado, 17 de marzo de 2018

100 DÍAS DE SOLEDAD ( 2017 )


EL AISLAMIENTO EN EL PARQUE NATURAL DE REDES


PAÍS: España ( 2017 )
DIRECCIÓN: Gerardo Olivares, José Díaz
INTÉRPRETES: José Díaz
GUIONISTAS: Gerardo Olivares, José Díaz
FOTOGRAFÍA: José Díaz
MÚSICA: Pablo Díaz
GÉNERO: Documental
PRODUCCIÓN: Wanda Films, RTVE
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Wanda Visión
DURACIÓN: 93 minutos



SINOPSIS:
José Díaz se rueda a sí mismo recluido en su cabaña en el Parque Natural de Redes ( Asturias ) durante un largo periodo de 100 días, siendo autosuficiente y desconectándose absolutamente del mundo real y sus avances. No tendrá electricidad, ni móvil, ni televisión, ni ordenador, ni reloj... Solo el hombre, con la naturaleza.
 ( Fuente sinopsis, cartel e imágenes: Wanda Visión )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, Wanda Visión )


CRÍTICA:
La labor del productor, director y guionista Gerardo Olivares en introducir rodajes de naturaleza en el cine de ficción o en el género documental en Europa es de una gran importancia. Gracias al trabajo del director cordobés surgieron proyectos tan interesantes como " Entrelobos ( 2010 ) ", " Hermanos del viento ( 2015 ) " y " El faro de las orcas ( 2016 ) ", y en esta ocasión ha colaborado con José Díaz en el guión de este documental, y en apoyo moral para conseguir que el asturiano se preparara para estar más de 3 meses aislado de su familia. El tercer nombre fundamental para que este proyecto saliera adelante es el del productor José María Morales, el responsable de documentales como " Guadalquivir ", " Cantábrico ", " Nómadas del viento " o " Planeta tierra ".
La propuesta no es una simple historia con animales y montañas y sin una historia de fondo, sino que plantea varias subtramas que giran alrededor del único personaje, el de José Díaz, el director y fotógrafo, que además de recorrer el Parque Natural de Redes, situado en la Cordillera Cantábrica al sur de Asturias, tiene unas reflexiones sobre la naturaleza, la soledad y que recuerda a su familia a la que echa de menos, y que no tiene contacto físico con ellos durante esos 100 días ( entre el 12 de Septiembre y el 19 de Diciembre de 2015 ), pero que siguen en comunicación por cartas. Esos correos son intercambiados por uno de los hijos del director, que acude a la cabaña para dejar los víveres necesarios para la supervivencia de su padre, así como recoger los materiales fotográficos y dejar nuevas baterías para que funcionen las cámaras y el dron, y por supuesto servir como transmisor de esos textos tan emotivos escritos por su madre desde Oviedo y su padre desde la montaña.


El Otoño ha sido la estación del año elegida para la grabación de este documental, ya que es cuando se recolectan las bayas, aparecen las primeras lluvias y nevadas, la caída de las hojas o se produce el fenómeno de la berrea del ciervo. A diferencia de " Cantábrico ", nominado al Goya en la categoría de Documental, en esta película no hay un gran seguimiento de los animales ni siquiera les vemos de cerca, sino que hay más flora que fauna, y más imágenes de ríos, lagos o vistas aéreas que en el otro proyecto. El protagonista tiene que sobrevivir con la única compañía de un caballo y unas gallinas, y con tecnología moderna como una cámara fija que ofrece las imágenes del interior y exterior de la cabaña, varias cámaras go-pro que muestran de cerca el recorrido de José Díaz por las montañas asturianas, una cámara con trípode que ofrece planos medios y cortos de diferentes momentos del día,  otras dos cámaras que permiten filmar el paso del tiempo con el empleo de timelapses, y una sexta cámara situada en el interior de un dron que capta imágenes aéreas. 


La película se presentó en el pasado festival de cine de Gijón en una proyección especial, y es muy interesante, interesándome desde el inicio hasta el final, ya que el guión ofrece bastantes soluciones para que sea el típico documental de naturaleza. La música que suena de fondo ha sido compuesta por Pablo, uno de los hijos del protagonista, y encaja bastante bien con el proyecto, que necesitó un largo periodo de montaje para seleccionar las imágenes más interesantes de entre todo el material grabado por José en sus 100 días en ese paisaje de ensueño situado en el Norte de España. El sonido de la naturaleza y las imágenes aéreas son los otros aspectos positivos de la película. 
Entre las imágenes filmadas por el protagonista destacan la niebla en la montaña, los amaneceres y atardeceres y la filmación de los rebecos y venados.
Un documental que no pasará a la historia del género pero que es aceptable y fácil de recomendar a los aficionados a la naturaleza, en especial al público asturiano.


LO MEJOR: La fotografía.
LO PEOR: Puede defraudar a los que esperen el típico documental sobre la naturaleza.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Guillermo Navarro en Habladecine

Pedro de Frutos en El Ónfalos



PODCASTS:





DÍAS DE CINE:
EL PARQUE DE REDES:
El Parque de Redes, Reserva de la Biosfera, es uno de los pocos santuarios de fauna salvaje en libertad y con mayor biodiversidad de Europa. Además, atesora una riqueza paisajística incomparable. Otro dato a resaltar es que Asturias es una región tan singular que es posible estar completamente aislado del mundo a unas horas del portal de tu casa en la capital, Oviedo.
En este escenario ha tenido lugar la experiencia, lo que ha permitido obtener imágenes y escenas de incalculable valor estético y documental.
Además, José Díaz, como gran conocedor de la zona, ha sabido explotar al máximo todos los recursos de este parque: conoce los lugares de paso de fauna salvaje, los momentos del día idóneos para realizar avistamientos, lo que cada momento del año puede ofrecer en todo su esplendor, etc.
Por otra parte, como fotógrafo, decorador y autor de varios libros de naturaleza, José Díaz ha desarrollado lo que podríamos llamar un acercamiento estético hacia la naturaleza, siendo capaz de captar escenas de mágica belleza, y que son uno de los soportes de esta película para el deleite de los espectadores.
A pesar de los gravísimos daños que hemos perpetrado a nuestro entorno natural, aún estamos a tiempo de rectificar y buscar otros modelos de desarrollo menos agresivos y que tengan en cuenta toda la sabiduría y experiencia de nuestros mayores.
Y a tiempo, también, de replantear una sociedad -que en muchos casos tiende a la patología- para que sea capaz de educar en valores a nuestros jóvenes.
Con esta película pretendemos, entre muchos otros objetivos, transmitir la idea de que la naturaleza es la gran proveedora del ser humano, generosa y dadivosa, si establecemos con ella una relación basada en el respeto y la sostenibilidad.
Creemos que son valores de vital importancia, de gran dimensión educativa. En definitiva, valores que es urgente recuperar y potenciar.
( Fuente del texto: Pressbook-Wanda Visión )



TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario