domingo, 13 de septiembre de 2020

LOS EUROPEOS (2020)


UN RECORRIDO POR LA IBIZA DE MEDIADOS DEL SIGLO XX


PAÍSES: España-Francia (2020)
DIRECCIÓN: Víctor García León
AÑO Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 1976, Madrid (España)
INTÉRPRETES: Raúl Arévalo, Juan Diego Botto, Stéphane Caillard, Boris Ruiz, Carolina Lapausa, Georgina Latre, Jon Viar, Iñigo Aranburu, Corinna Seiter, Alicia Rodríguez, Dritan Biba
GUIONISTAS: Bernardo Sánchez, Marta Libertad Castillo
BASADA EN: La novela homónima escrita por Rafael Azcona, y publicada en 1958
FOTOGRAFÍA: Eva Díaz
MÚSICA: Selma Mutal
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Los Europeos la Película AIE, Gonita Filmacción, Apache Films, A Contraluz Films, In Vivo Films, RTVE, Orange Tv, ICAA, ICEC, TV3, IB3
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Filmax
DURACIÓN: 90 minutos



SINOPSIS:
Miguel Alonso se gana la vida como delineante, Antonio, el hijo tarambana de su jefe, lo arrastra a veranear a Ibiza, donde le han hablado de lo fácil que es ligar con europeas. Tras los primeros escarceos desesperados con unas chicas valencianas que se encuentran a su llegada, los dos amigos van conociendo la particular fauna de juerguistas que pululan por la isla con ganas de pasárselo bien. Mientras Antonio enlaza fiestas y salidas nocturnas, Miguel, más escéptico, prefiere mantenerse al margen. Hasta que se siente seducido por Odette, una francesa encantadora.
 (Fuente de la sinopsis, el cartel y las imágenes: Filmax)
 (Fuentes de la información de las películas: Filmaffinity, Filmax, IMDb, Wikipedia)


CRÍTICA:
El nuevo trabajo de Víctor García León es una película cuya historia se desarrolla a finales de la década de los 50 del siglo XX en Ibiza y Barcelona, y que adapta la novela homónima escrita por Rafael Azcona, en la que fue la primera novela escrita del que fue guionista habitual de Luis García Berlanga.
La película tuvo su presentación en la pasada edición del Festival de cine de Málaga, y se ha estrenado en VOD en la Plataforma Orange Tv, y está protagonizada por dos jóvenes, Miguel y Antonio, que en la primera escena llegan a Ibiza en un barco, y que quieren pasar unos días de veraneo en las islas baleares. No he tenido la suerte de haber leído la novela base del guion de esta película, pero me hablan muy bien del libro escrito por Azcona, y la película, que se sigue bien y es fácil de recomendar, se queda corta a la hora de desarrollar esta historia y se hubiera necesitado más metraje para contar algo mejor cómo era la vida hace 60 años en pleno agosto en uno de los lugares más populares de los alemanes, ingleses o españoles, ya que la segunda mitad se centra en el problema personal de dos personas que tienen que abandonar ese lugar paradisíaco, aunque en esa parte final también hay una buena recreación de lo que era la ciudad de Barcelona de la época.


La película destaca en sus aspectos artísticos, ya que tanto la recreación de la época, la dirección artística y el diseño de vestuario son brillantes, y luce muy bien en un proyecto que debería tener su protagonismo en estas categorías de cara a la próxima gala de los premios Goya. También hay una buena presentación de los dos personajes protagonistas, a los que conocemos al poco tiempo con dos o tres detalles o en las primeras conversaciones, en donde se pone de manifiesto que Antonio es mucho más alegre y divertido y Miguel es más tímido y aburrido. Poco después aparecen en escena unas jóvenes a las que han conocido en esa isla y con la que comienzan una relación, en especial el personaje de Odette, que va ganando protagonismo con el paso de los minutos. Hay un buen trabajo en la dirección por parte de Víctor García León, y los problemas del proyecto son el guion que funciona por diálogos aislados pero que le falta algo más de desarrollo de los personajes, ya que termina centrándose en Miguel y Odette, abandonando al resto, y me hubiera gustado conocer algo más de la vida de su amigo. 


Lo que más me ha interesado a nivel argumental es como se muestran las diferencias entre Francia y España de esa época, y las dificultades para poder solucionar problemas que en la actualidad, gracias los avances en la medicina y en los derechos sociales, son más fáciles de resolver.
A nivel interpretativo me quedo con el trabajo de la actriz Stéphane Caillard, que es perfecta para el papel de Odette, una joven francesa que se encuentra pasando unos días en Ibiza, y que cumple bastante bien estando creíble en las situaciones más dramáticas. Juan Diego Botto tiene un papel que va perdiendo peso con el paso de los minutos, pero que el actor argentino saca delante con nota, en un personaje irónico como el de Antonio que está presente en las escenas más divertidas de la película. Por contra, no me convence el trabajo de Raúl Arévalo, que no transmite nada como el joven protagonista cuyas vacaciones se complican por una situación que le obliga a dar un giro de 180º.
Una película fácil de recomendar, ya que mezcla muy bien la comedia y el drama y se sigue bien sin giros complejos, aunque quizás decepcione a los que han leído la novela base escrita por Rafael Azcona.


LO MEJOR: La dirección artística. Las actuaciones de Stéphane Caillard y Juan Diego Botto.
LO PEOR: Se hubiera necesitado una mayor duración para abordar mejor la historia.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Alberto Tovar en Demasiado Cine

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis


Laura Palacín en MacGuffin007


PODCASTS:








DÍAS DE CINE:

NOTAS DEL DIRECTOR:
Azcona es un reto. Son tantas las referencias, las películas, el panteón de directores, las obras maestras... que lo sensato era echarse atrás, retirarse discretamente mientras quedaba algo de dignidad y no volver a asomarnos por esa mirilla. Eso, sin entrar en la novela; cualquiera que haya leído Los europeos se ha imaginado una película -y una buena película- dirigida por Berlanga, por Saura, por Trueba, por Ferreri, por Cuerda... Casi cualquier película que salga de ahí, se convierte en una pequeña traición a lo que todo el mundo espera... Pero me gusta pensar que Rafael habría intentado lo mismo, una película menos previsible, menos esperada. 
Agarraría una novela del 58 para contar una historia de hoy; se asomaría a un retrato de lo que fuimos para reconocernos en lo que somos. Rafael traicionaría a Azcona. Porque Los europeos no es sólo la historia de una traición, sino que es una traición en sí misma: plantea una historia mil veces vista, y poco a poco va traicionando todas y cada una de las expectativas tradicionales. Azcona subvierte el relato, ni los protagonistas son lo que uno espera, ni el decorado responde como debería, ni las relaciones sentimentales, ni los secundarios, ni el final... 
Nada funciona como una historia convencional... pero parece una historia convencional. Una historia que volverá a ocurrir este mismo verano del coronavirus en cualquier pueblo costero. Por eso creo, de verdad lo creo, que Rafael hubiera disfrutado mucho con nuestros europeos.
 (Fuente del texto: Dossier de prensa-Filmax)


TRAILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario