miércoles, 19 de noviembre de 2014

JUSTI&CIA ( 2014 )


PRIMER LARGOMETRAJE DE IGNACIO ESTAREGUI. COMEDIA SOCIAL, QUE ES EL ÚLTIMO TRABAJO DEL FALLECIDO ÁLEX ANGULO

PRODUCCIÓN: ESPAÑA ( 2014 )
DIRECCIÓN: Ignacio Estaregui
INTÉRPRETES: Hovik Keuchkerian, Álex Angulo, Antonio Dechent, Santiago Melendez, Jorge Usón, Marta Larralde, Juan Manuel Lara, Alfonso Pablo, Laura Gómez Lacueva, Jorge Asín, Gabriel Latorre, Cristina de Inza
GÉNERO: Comedia
DISTRIBUIDORA: Splendor Films

SINOPSIS:
Justino es un ex minero que, harto de la situación social y económica que vive el país, decide impulsivamente convertirse en un justiciero social. En el camino conocerá a Ramón, un jubilado que no tiene nada que perder y que se suma a su causa, y con él compartirá aventuras, penas y alegrías.
 ( FUENTE: SPLENDOR FILMS )
 ( FUENTE CARTEL: SPLENDOR FILMS )


CRÍTICA:
Debido a su situación laboral, por encontrase en paro, Ignacio Estaregui decide buscar una salida profesional en el mundo del cine. Su idea de criticar a los políticos españoles, y con ello a los jueces y banqueros fue el punto de partida de esta propuesta. La idea no es que sea original, pero hay que agradecerle sus ganas de ser transgresor y no quedarse en lo convencional. Es la tercera película española de los últimos años, al menos que recuerde porque a lo mejor hay más, que tienen varias cosas en común: bajo presupuesto y  no contar con el apoyo de las grandes distribuidoras, emplear el humor para contarnos una situación dramática, y contar con la presencia de Antonio Dechent. Las otras dos propuestas similares a esta son " El mundo es nuestro " y " Obra 67 ".


El protagonista es  el libanés Hovik Keuchkerian, un doble campeón de España de boxeo, que dio su salto al mundo del cine con " Alacrán enamorado ". Posteriormente ha intervenido en series como " Hispania " e " Isabel ". Su presencia es imponente e imprime caracter al personaje, que tienen una gran capacidad interpretativa, pero quizás le falte algo de expresividad. Me parece un gran acierto su elección para el papel de Justino, el antiguo minero que vive en León y que quiere buscar justicia ( el juego de palabras con el nombre de Justino y Compañía, y la lucha por buscar la Justicia ). El primer tercio nos cuenta de manera correcta la situación actual del protagonista, la relación con su hermana y madre, y lo que va sucediendo a nivel judicial en el caso por el que murieron el padre y hermano de Justino, en el derrumbamiento de la mina en la que trabajaban. 
 

Curioso el momento en que conoce a Ramón ( Álex Angulo ) al que no conocía, y que es la persona ideal como ayudante de su lucha contra los corruptos. El veterano actor tienen un personaje que parece torpe e inocente, pero que termina tomando el mando de las operaciones, y en el fondo es más listo de lo que parecía. Esta actuación es la última de Angulo, que poco después de terminar el rodaje falleció en un accidente de tráfico, y como cosa curiosa que en esta película no sabe conducir y este hecho tienen gran importancia.
La película termina siendo un homenaje al actor, cosa que queda demostrada en la reseña al comienzo de los títulos de crédito finales, y se despide con una gran interpretación, llena de humor y ternura. Una gran naturalidad la del actor vasco, que ha sido capaz de interpretar a una gran cantidad de personajes en géneros diferentes. Hace poco más de un mes se estrenó su anterior trabajo " A escondidas ", en donde su papel era mucho menos importante.
 

El resto de personajes no tienen una gran importancia, aunque cumplen. Antonio Dechent vuelve a aparecer, pero en este caso no en un personaje cómico. Corta pero intensa.
Una banda sonora y sobre todo el sonido que acompañan a los dos protagonistas en su trayectoria por el territorio español. 
El problema es que el argumento se vuelve repetitivo y lleno de situaciones aisladas y divertidas, pero que carece de conexión con la trama policial. Las investigaciones de la policía carecen de importancia, y todo se centra en el viaje de Justino y Ramón. Carece de la originalidad inicial, aunque al menos arriesga en su espíritu transgresor. Tiene un gran final.


Recomendable a los que busquen una comedia con crítica social. Animo al público a que la vayan a ver, porque hay otras comedias españolas diferentes a " Ocho apellidos vascos " y que merecen la pena ser vistas aunque cuenten con un menor apoyo publicitario.


SPOILERS:
Al principio se plantea el problema familiar, ya que la hermana no puede encargarse de la madre enferma, y no cuenta con el apoyo de Justino que está más pendiente de su lucha social. Hay escenas como el suicidio de un vecino que se tira desde el quinto piso, cosa que vemos desde la casa del protagonista.
En el recorrido atan al alcalde y le torturan, mientras que lo graban y mandan a los medios de comunicación. Según van transcurriendo los asaltos no los vemos de manera detenida, y simplemente son pinceladas. 
 

El último caso es en la casa de Dechent, coincidiendo con el carnaval en las calles.
Un final en donde ambos son detenidos, y su destino será la cárcel. En la parte central la policía no les localiza, y parece una banda de inútiles. A lo mejor es una búsqueda deliberada del director, como una crítica adicional a " la policía ".
Durante el primer secuestro Justino se pone una máscara, con una nariz y un bigote, lo cual es un acierto e ingenioso.


LO MEJOR: El planteamiento de la historia, nada convencional. La actuación de Álex Angulo. La escena final.
LO PEOR: La segunda mitad que cae en una repetición de situaciones. Los personajes secundarios.



CRÍTICAS EN MEDIOS ESPECIALIZADOS:

Fausto Fernández en Fotogramas  4 / 5

Alfonso Asín en Habla de cine  5,8 / 10

Rafael Nieto Jiménez en Cinema Nostrum  2 / 5

Roberto Piorno en Guía del ocio  3 / 5

Javier Ocaña en El País  2,5 / 5

Federico Marín Bellón en Abc  2 / 5

Salvador Llopart en La Vanguardia  3 / 5

Israel López en Cinema Bites

Nota IMDb:

Justi&Cia (2014) on IMDb

Nota Filmaffinity: 6,6 / 10

Días de cine:


TRAILER:



2 comentarios:

  1. JUSTI&CIA

    Curiosa propuesta que viaja entre la comedia negra y el drama social en una road movie (para los de la ESO, una película que tiene viajes de por medio, pero no viajes de hostias sino viaj..., mejor lo dejo, jajaja) muy bien en comienzo y final, pero algo floja en su parte central. Álex Angulo está, como siempre, de lujo y cuenta con la colaboración de Antonio Dechent en su tramo final.
    Cuenta la historia de Justino, un parado de las cuencas mineras que ve como poco a poco, su vida va entrando en una situación poco agradable. En una de esas noches negras en las que el mejor amigo es un vaso con hielo, conoce a Ramón, un anciano de los que hay en todos sitios, pero nunca terminamos por ver, y que se convertirá en su fiel escudero en una lucha contra la corrupción que recorrerá gran parte del país (si lo hiciese de verdad, necesitaría un batallón de la Legión a jornada completa) impartiendo una justicia muy sui géneris y que se granjea nuestra complicidad.
    Agradable de ver, cómica a ratos, cruel en otras ocasiones, si hubiese entrado un poco, sólo un poco más a fondo, hubiese quedado redonda.
    5.5/10

    ResponderEliminar