miércoles, 12 de noviembre de 2014

NUNCA ES DEMASIADO TARDE ( 2013 )



EL SEGUNDO LARGOMETRAJE DE UBERTO PASOLINI. LA VIDA Y EL TRABAJO DEL SOLITARIO JOHN MAY, INTERPRETADO POR EDDIE MARSAN

PRODUCCIÓN: REINO UNIDO ( 2014 )
DIRECCIÓN: Uberto Pasolini
INTÉRPRETES: Eddie Marsan, Joanne Froggatt, Karen Drury, Andrew Buchan, Neil D'Souza, David Shaw Parker, Michael Elkin
GÉNERO: Drama
DISTRIBUIDORA: A Contracorriente Films

SINOPSIS:
El trabajo de John May consiste en encontrar a los familiares de los que han muerto solos. Es un tipo meticuloso hasta la obsesión y su vida es tranquila y ordenada hasta que su jefe le anuncia su futuro despido por recortes. Involucrado todavía en su último caso, John se liberará de las rutinas y por fin sabrá lo que es la vida, con su excitante y peligrosa imprevisibilidad.
 ( FUENTE: A CONTRACORRIENTE FILMS )
 ( FUENTE CARTEL: A CONTRACORRIENTE FILMS ) 

CRÍTICA:
El segundo largometraje de Uberto Pasolini, responsable de la producción de " Full Monthy ", es un drama aunque se esté vendiendo como una comedia dramática. Una historia muy dura contada con un ritmo muy lento, pero necesario para explicar el trabajo del protagonista y el tipo de vida que lleva.
Pese al apellido no tiene nada que ver con el famoso director italiano, pero sí es pariente lejano de Luchino Visconti.
El protagonista casi único es Eddie Marsan, y su papel es complicado, ya que es el foco de atención durante la totalidad de la película, y casi sin hablar tiene que expresar emociones. Introvertido y que parece no cuenta nada, sin embargo sus miradas y gestos muestran mucho. Un gran actor, que ya ha trabajado con Mike Leigh, y que de una película a otra tiene un cambio de registro. No es lo mismo su personaje en " Happy, un cuento sobre la felicidad " o " Filth el sucio " ( todavía en cartelera ) que su personaje de John May en " Nunca es demasiado tarde ". Demuestra que sabe llevar el peso de toda una película, en su primer gran papel como protagonista. Un gran actor poco reconocido, que sabe estar serio, sonreír e incluso llorar, sin hacerlo de manera exagerada sino de forma natural.


El personaje es solitario y aparentemente meticuloso. Trabaja en una empresa pública que se encarga de buscar a los familiares de personas fallecidas. Una especie de Paco Lobatón, pero funcionario en Londres, y sabiendo que tiene que dar malas noticias. Solo en su despacho, con unas carpetas ordenadas con cariño, y poniéndose en el punto de vista de esas personas que vivían en soledad, porque en el fondo él se ve reflejado en todas las micro historias que tiene que investigar. Su única ilusión es ese trabajo, ya que no se relaciona con nadie y no tiene amigos ni familiares. A nivel personal me ha emocionado la propuesta, por identificarme con el personaje en muchos aspectos.


Es verdad que al principio cuesta entrar, porque desconocemos lo que va haciendo y hay muchas imágenes, aunque realmente no explican nada. No me aburrió, pero entiendo que tienes que estar dispuesto a ver una propuesta de ritmo lento. Es un " drama " y nunca una comedia, pese a tener mucha ironía en los personajes secundarios con los que se va encontrando. Pero tampoco es un tipo de humor al que estemos acostumbrados, sino mucho más inteligente y en donde las frases van con segundas intenciones.


A mitad de la película hay una situación que modifica la vida rutinaria de John, y es cuando vemos un cambio de actitud. Ya entran en su vida otros aspectos emocionales diferentes al de la empatía por personas desconocidas. El amor y atracción por una mujer hace que ya no sea tan ordenado y detallista, y que su mente se distraiga. Pero vemos otro tipo de emoción en su rostro e incluso sonreír. 
No hay nada que quede en el aire, e incluso me gusta lo que sucede en los últimos 10 minutos ( seguro que va a recibir críticas negativas ), excepto la escena final que no me molesta, pero que encuentro innecesaria.



Una película muy intimista, y comprendo a la gente que esta historia no le aporte nada e incluso la consideren muy lacrimógena. Pero me ha hecho sufrir con un personaje con el que me he identificado 100 %, y que en algunos momentos de mi vida presente y futura puedo ser yo mismo.
El guión es sencillo y sin aristas, y la única cosa que se sale de la linea de la película son los 10 minutos finales. Precisamente en ese momento hay un gran montaje, con dos situaciones importantes que suceden de manera paralela y entrecruzan.


Ya he citado que me gusta mucho la actuación de Eddie Marsan, pero también la de Joanne Froggatt. La actriz conocida por la serie " Downton Abbey " tiene un pequeño, pero importante, papel y es la que expresa sus sentimientos y pensamientos a todo el mundo. Ella es extrovertida a diferencia del protagonista que es más introvertido. Sus conversaciones son un contraste entre dos formas diferentes de vivir la vida.


Una banda sonora excelente, que es otro de los motivos que hacen que la película me emocione. Esos ritmos lentos que acompañan a las escenas tan duras son ideales para hacernos sentir el sufrimiento de John.
La fotografía busca la cercanía, y en la parte inicial mantiene la cámara fija en el rostro del protagonista, y eso también será criticado. según avanza la historia y en paralelo con la actitud del personaje va abriendo el objetivo para mostrarnos a más gente y sobre todo el paisaje de Londres y otros lugares del reino Unido en donde se desarrolla la historia ( destaco las bellas imágenes de la localidad costera que visita John para seguir con las pistas del caso ).



Recomendable a los aficionados al cine dramático, con pocos diálogos, y que estén preparados para sufrir y emocionarse.


SPOILERS:
El protagonista vive solo y tiene en su casa todo en orden, aunque no sabe cocinar y cena todos los días una lata de atún. No se relaciona con nadie, y su única conexión con el mundo exterior son las pequeñas historias laborales. Se identifica con esas personas fallecidas, cuyos recuerdos guarda de manera meticulosa, e intenta localizar a sus familiares. Pero ser meticuloso no está premiado en la sociedad actual, sobre todo cuando eso supone un gasto mayor por tardar más en cerrar los casos. Por eso y debido a los recortes públicos han decidido echarle de su puesto de trabajo para darle ese trabajo a una chica más joven y sin ningún tipo de alma ni escrúpulos, que no se esfuerza en contactar con los conocidos de los muertos. Al día siguiente todo está cerrado con el ahorro de gastos.



Pero John tenía un caso sin terminar, que además es un vecino suyo. Él decide terminarlo, aunque le den solamente 3 días y sin cobrar nada de sueldo por ese trabajo. Por fin vemos el trabajo del protagonista fuera de sus oficinas, y es cuando viaja a diferentes lugares y va poco a poco encontrando a las personas que conocían a Billy ( el fallecido ). Acude a los sitios en donde trabajó ( panadería, localidad costera ), e incluso la cárcel. Pero sobre todo localiza a sus familiares, y nos enteramos que tenía dos hijas. Entonces es cuando surge el " amor " y vemos un cambio de actitud en el personaje desde que conoce a Kelly. 


En su visita a la panadería le cuentan que era muy conflictivo y le regalan a John un pastel. En la pescadería en donde están la mujer e hija del fallecido ( gran escena en donde con una mirada conocemos esos detalles de que la joven rubia es la hija de Billy, aunque ese aspecto lo mantienen oculto, teniendo en cuenta que en ese lugar se encuentra el marido de Mary ) le regalan un pescado, que al cocinar en su casa se le quema, y termina comiendo su ración de atún enlatado. Esa escena tiene algo de cómica, y es curioso ver al día siguiente como ese plato con el pescado quemado continúa encima de la mesa y ni siquiera lo ha tirado a la basura. Lo que parecía una vida meticulosa se va poco a poco desestabilizando por dos motivos: " cese en el trabajo " y " " amor por una mujer ".


Otra escena divertida e irónica es la conversación con los mendigos amigos de Billy. Pero esta entrevista también tiene mucho de crudeza al conocer el deterioro en la vida del fallecido durante los últimos años.
Compra dos féretros, uno para Billy y el otro desconocemos para quién es. se va a tomar una copa, cosa poco habitual, ya que no bebía hasta que se tomó un trago de Whisky con los mendigos.
Cuando estaba recogiendo su cosas en el despacho, y había dado por terminado su último caso sin éxito, porque ningún amigo o familiar le había confirmado la asistencia al entierro de su amigo o familiar Billy, es cuando decide suicidarse ( por eso ya sabemos que el segundo féretro era para su cadáver ). En el momento en que se va a colgar suena el teléfono y es cuando se vuelve a ilusionar porque Kelly ha decidido comer con él, y contarle que va a asistir al entierro. Se ilusiona y decide comprarla unas cosa cuando sufre el atropello por un autobús en las calles de Londres. En todo influye que su vida monótona había cambiado y su mente estaba en la chica, así que no estaba pendiente en mirar cuando cruzó la calle.


A su funeral no asiste nadie, y al mismo tiempo y de manera paralela nos enseñan que no falta nadie en el entierro de Billy ( el trabajo de John había surtido efecto ), pero en cambio él estaba solo en su despedida.
Kelly está pendiente porque no ve aparecer al protagonista, y en un montaje paralelo vemos como la gente abandona el cementerio y pasan por delante del coche fúnebre que transporta a John hacia la tumba. 
Hasta aquí todo perfecto en esos 10 minutos finales, que seguramente van a ser criticados sobre todo por la prensa. Pero la película termina con el entierro y la aparición alrededor de la tumba de esos muertos a los que tanto quería, es decir los fantasmas de los fallecidos en los casos a los que tanto tiempo y cariño dedicó. Esto es lo que sobra, pero tampoco me parece tan mal. El final ideal era cuando se cruzan Kelly y los que acudieron al entierro de Billy con el coche que trasladaba el cadáver de John a la tumba.


LO MEJOR: La banda sonora. La actuación de Eddie Marsan.
LO PEOR: La historia tarda en arrancar. La imagen final.


PREMIOS Y NOMINACIONES:

 ( FUENTE: IMDB )


CRÍTICAS EN MEDIOS ESPECIALIZADOS:

Fausto Fernández en Fotogramas  3 / 5

Javier Cortijo en Cinemanía  3 / 5 

Enric Albero en Caimán-Cuadernos de Cine  

Joan Boter Arjona en Faces on the Box

Daniel de Partearroyo en Sensacine  3 / 5

Roberto Piorno en Guía del ocio  3 / 5 

Javier Ocaña en El País

Luis Martínez en El Mundo

Antonio Weinrichter en Abc  3 / 5

Lluís Bonet Mojica en La Vanguardia  5 / 5

David Rooney en The Hollywood Reporter  3 / 5

Jessica Kiang en Indiewire

Nota IMDb:

Still Life (2013) on IMDb

Nota Filmaffinity: 6,6 / 10

Días de cine:




TRAILER:



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario