sábado, 23 de noviembre de 2013

CUENTOS DE TOKIO ( 1953 )


UN DRAMA FAMILIAR DIRIGIDO POR YASUJIRO OZU. UN RETRATO DE LA VIDA DE LAS PERSONAS ANCIANAS EN JAPÓN

PRODUCCIÓN: JAPÓN ( 1953 )
DIRECCIÓN: Yasujiro Ozu
INTÉRPRETES: Chishu Ryu, Chiyeko Higashiyama, Setsuko Hara, So Yamamura, Haruko Sugimura, Kinoko Niyake, Kyoko Kagawa
GÉNERO: Drama 
DISTRIBUIDORA: A Contracorriente Films

SINOPSIS:
Una pareja de ancianos viaja a Tokio para visitar a sus hijos, pero ninguno de ellos tiene tiempo para atenderlos, por lo que deciden enviarlos a un balneario. Cuando regresan, la madre pasa una noche en la casa de una nuera, viuda de uno de sus hijos. A diferencia de sus cuñados, Noriko muestra afecto por sus suegros y conforta a la anciana.
 ( FUENTE: FILMAFFINITY )

CRÍTICA:
Yasujiro Ozu fue uno de los iniciadores del cine en Japón, con unas películas que intentaban reflejar la realidad en la sociedad japonesa de la época. Posteriormente la aparición de Kurosawa permitió conocer ese cine en el resto del mundo, pero no tanto el de Ozu sino el de otros directores japoneses.


En la actualidad es un director muy apreciado por los cinéfilos, y dentro de su obra hay grandes películas. Estas son muy sencillas, a diferencia de Mizoguchi en donde gran parte de su filmografía nos acerca a la cultura japonesa del pasado. Por otro lado el cine del director de " Los siete samurais " mezcla el cine de los otros dos directores, con películas más cercanas y otras situadas en otras épocas pasadas, con la presencia de samurais o geishas.


Recientemente ha sido el 50 aniversario de su muerte, y aprovechando ese centenario sus películas se están exhibiendo en filmotecas de muchas ciudades. También se han puesto a la venta packs con su filmografía. 60 años después del estreno de " Cuentos de Tokio " es otro de los motivos para ver la película, y Joji Yamada ha realizado otra versión llamada " Una familia en Tokio ".


Podemos englobarla dentro de las películas que retratan la vida de las personas ancianas. Se han hecho grandes películas, cabe destacar que un año antes Vittorio de Sica estreno " Umberto D " y Kurosawa " Vivir ". Ambas hablan de la soledad de las personas mayores, pero en estos casos de una persona, mientas que en la película de Ozu es un matrimonio.
McCarey hizo en 1937" Dejad paso al mañana ", otra gran película sobre la tercera edad. En 2012 Haneke nos presenta en " Amor " una película muy dura, en donde la enfermedad está presente.



El matrimonio vive de forma tranquila en Onomichi, localidad portuaria cercana a Hiroshima. Pocos años después de la guerra y el bombardeo a Hiroshima y Nagashaki, viven felices en compañía de su hija pequeña. Otro de sus hijos viaja mucho, aunque tiene su residencia en el pueblo.
Deciden ir a Tokio para pasar unos días con el resto de su familia. Allí descubren que son un estorbo para casi todo, no tienen tiempo para estar con ellos, y les modifica su rutina diaria. Este aspecto se puede extrapolar al siglo XXI, en donde se dedica poco tiempo a la familia, y se intenta abarcar mucho en la vida diaria.



El guión está muy bien diseñado, con varias etapas en donde poco a poco vamos conociendo a los miembros de la familia, desde Onomichi hasta Tokio. Todos tienen su importancia, por muy secundarios que sean. Un gran retrato de las familias japonesas. En la misma casa de Tokio, hay diferentes plantas, en una de ellas el " salón de belleza " y en otra " la consulta del médico ". 


Los dos protagonistas transmiten ternura, y siempre intentan ver el lado bueno de las cosas, pese a la decepción que supone esa visita a Tokio. Su actuación está muy bien, destacando Chieko Higashiyama. Setsuko Hara ( Noriko ) es la mejor intérprete, pese a no ser la protagonista. La escena de Noriko con su suegra, en donde la da unos masajes, es uno de los momentos entrañables de la película.



Las imágenes son muy buenas, tanto de la bella localidad Onomichi y posteriormente de Tokio. Pero lo más destacado son las imágenes de interiores. Empleando la profundidad de campo, que permite observar a los miembros de la familia, aunque cada uno esté en una habitación diferente. 



En otros momentos decide colocar la imagen fija en un lugar, y entonces vemos como los personajes entran y salen de esa habitación. En algún momento recuerdan al cine de Kore-Eda. La imagen de cierre de la película recuerda a algún momento de " Still Walking ", el paseo de unos niños con una señora mayor con el paraguas típico japonés. 


La banda sonora también es muy destacable. 
Imprescindible para conocer el cine asiático que se hacía en los años 50, en donde no solo existía Kurosawa.

SPOILERS:
La únicas personas que demuestran cariño por los ancianos son Noriko ( su nuera ) y Kyoko ( hija pequeña ). Para el resto de la familia suponen un estorbo, y no saben que hacer para que vuelvan a Onomichi. No les pueden acompañar en su visita a Tokio, tiene que ser Noriko que pida día libre en el trabajo, para acompañarles.



Los nietos no hacen caso a sus abuelos, al igual que sus padres. El único momento en donde la familia está unida es " cuando surge una tragedia ". Los tres hijos que viven en Tokio se ponen de acuerdo en que no pueden ocuparse de sus padres, y deciden enviarles unos días a Atami ( balneario ). 



Una vez en el balneario tienen muchos problemas, ya que no pueden dormir por el ruido excesivo, y Tomi sufre el primer desmayo. Cuando regresan a Tokio son rechazados por sus hijos, y se ven obligados a pasar la noche en otro lugar. 
Mientras esperan la llegada de Noriko a casa, llegan a comentar que " parecemos unas personas sin techo ".



Shukishi pasa la noche con su amigo Hattori, y Tomi con su nuera ( viuda de Soji ). Esta noche supone la mayor alegría para ambos, por lo menos se ven acompañados de unas personas que no les rechazan. 



El anciano vuelve a beber Sake, en compañía de su amigo, y ambos llegan borrachos a casa de la familia de Shukiski. La hija les deja sentados en una silla, sin hacerles mucho caso.


La historia de Soji, el hijo fallecido en la guerra, es un gran acierto porque da más intensidad e importancia al personaje de Noriko. La familia se tiene que desplazar a Onomichi por la enfermedad de Tomi. Este es el único momento en donde todos están sentados para comer en la mesa. 
 

Tiene que ser una desgracia lo que una a la familia, aunque los que han demostrado su cariño por los ancianos han sido Noriko y Kyoko, y lo han hecho cuando lo han necesitado.



Ese final nos permite conocer los entierros japoneses, en una sala dentro del cementerio, en donde se realiza el funeral. 
Shukiski entrega a Noriko un reloj, propiedad de la anciana fallecida, como muestra de cariño por lo bien que se portó con ellos en Tokio. 


Se nota que su nuera e hija menor son las más afectadas por la muerte de Tomi.
En el final volvemos a ver unas imágenes de la pequeña localidad, con unos niños paseando de camino al colegio.

IMÁGENES ONOMICHI Y TOKIO 1953:

 ONOMICHI





TOKIO





PERSONAJES:
- Shukishi, vive con su mujer e hija menor en Onomichi.

- Tomi, la mujer de Shukishi, que van a pasar una temporada con su familia de Tokio.

- Koichi, el hijo mayor de Shukishi y Tomi. Es médico.

- Fumiko, mujer de Koichi, y madre de los niños.

- Minoru, nieto mayor de los ancianos.

- Isamu, nieto menor.

- Noriko, nuera del matrimonio protagonista, y viuda de Soji.

- Shije, hija de los ancianos protagonistas. Dueña del salón de bellezas.

- Kurazo, el marido de Shije.

- Kyoko, la hija menor de la familia. Es maestra en la localidad de Onomichi. Vive con sus padres en la misma casa.

- Keizo, el hijo que viaja mucho por motivos laborales, y no ve mucho a sus padres, aunque sigue viviendo en Onomichi.


PREMIOS Y NOMINACIONES:

- 2 PREMIOS, INCLUYENDO EL DEL BRITISH FILM INSTITUTE EN 1958.
 ( FUENTE: IMDB )



CRÍTICAS EN MEDIOS ESPECIALIZADOS:

Fotogramas  5 / 5

Ignacio Pablo Rico en Miradas de cine ( Cine de Yasujiro Ozu )

Nota IMDb:

Cuentos de Tokio (1953) on IMDb

Nota Filmaffinity: 8,2 



TRAILER:





No hay comentarios:

Publicar un comentario