sábado, 7 de noviembre de 2020

EL PALACIO IDEAL (2018)


EL CARTERO OBRERO


PAÍSES: Francia-Bélgica (2018)
TÍTULO ORIGINAL: L'incroyable histoire du facteur Cheval
DIRECCIÓN: Nils Tavernier
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 1 de septiembre de 1965, París (Francia)
INTÉRPRETES: Jacques Gamblin, Laetitia Casta, Florence Thomassin, Bernard Le Coq, Natacha Lindinger, Zelie Rixhon, Eric Savin, Louka Petit Taborelli, Aurélien Wiik
GUIONISTAS: Laurent Bertoni, Fanny Desmares, Nils Tavernier
FOTOGRAFÍA: Vincent Gallot
MÚSICA: Baptiste Colleu, Pierre Colleu
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Fechner Films, SND Films, Fidélité Films, Finaccurate, Auvergne Rhône-Alpes Cinéma, VOO, BE TV, Canal+, Shelter Prod
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: VerCine
DURACIÓN: 105 minutos


SINOPSIS:
Francia, finales del siglo XIX. Joseph Ferdinand Cheval es un cartero que viaja todos los días por las aldeas de la región de Drôme. Un día conoce a la mujer de su vida, Philomena y de su unión nace Alice, a quién ama más que a nadie. Por ella, Cheval se propone un objetivo: construir un palacio increíble con sus propias manos. Pese a las dificultades, Cheval no se rendirá y dedicará 33 años a construir una obra extraordinaria que llamó la atención de artistas como André Breton o Pablo Picasso y que aún hoy es famosa en Francia.
 (Fuente de la sinopsis. el cartel y las imágenes: VerCine Distribución)
 (Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, VerCine Distribución, MadAvenue, IMDb)


CRÍTICA:
No hay semana en la que no llegue una película francesa a los cines españoles, teniendo en cuenta que son proyectos que atraen al público de mediana edad y a los más mayores, y un ejemplo es esta propuesta que viene abalada por su éxito en Francia, en donde obtuvo una recaudación de más de 5 millones de Euros.
Se trata del nuevo trabajo en la dirección del actor, cineasta y guionista Niels Tavernier, hijo del gran Bertrand Tavernier, que está inspirada en una historia real que se desarrolló en la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del XX, que tiene como protagonista a un cartero que vive en una pequeña localidad del departamento francés de Drôme, y que en su trabajo diario va entregando las cartas a los vecinos de esos pueblos, y que es bastante tímido y no quiere relacionarse con la gente, lo que llega a su punto álgido en el entierro de su mujer, que vemos en los minutos iniciales, al que no quiere acudir porque tiene miedo a enfrentarse a la realidad de dar la cara en ese momento tan duro. 


El protagonista se tiene que quedar a cargo de su hijo Cyrille, y por otro lado tiene que seguir viviendo, olvidando la tragedia familiar, y para ello en su ámbito laboral acepta una ruta más larga lo que le lleva a entregar cartas a localidades más alejadas de su casa familiar, y en una de ellas conoce a una joven mujer llamada Philomène, que con el paso de los años terminará siendo su mujer. El personaje es conocido más de un siglo después por haber construido un palacio lo que le llevó 33 años de su vida y que en la actualidad es considerado un Monumento histórico.
La película es bastante irregular ya que, después de una buena presentación de personajes, se pierde a la hora de abordar la trama central y las diferentes situaciones secundarias que giran alrededor del cartero.
El desarrollo de la historia, que sigue un orden cronológico, tiene unos saltos temporales en algunos casos muy largos, en especial en la parte final, y no termina de contar bien algunos temas a priori interesantes, ni desarrolla bien a los personajes de la mujer e hija del protagonista. 


A nivel interpretativo me convencen las actuaciones, tanto de Jacques Gamblin en el papel de Joseph, que consigue transmitir de manera contenida, excepto algunas situaciones en la segunda mitad, y está creíble en un papel nada sencillo. Por contra, nos encontramos con el trabajo de Laetitia Casta que está magnífica en un personaje mucho más impulsivo como el de Philomène, y que la actriz francesa saca adelante sin necesidad de exagerar.
Esas dos actuaciones son una parte importante de que el proyecto mantenga el interés, pese a lo irregular del guion y el montaje, a lo que podemos unir su gran nivel en los aspectos técnicos y artísticos, en especial la dirección artística en donde se cuidan al máximo todos los detalles teniendo en cuenta que nos encontramos ante una película de época, y que cuenta con un trabajo de las técnicas maquilladoras y peluqueras, que consiguen hacer creíbles el envejecimiento de los personajes.
Una propuesta que cuenta una historia dramática, pero también hay mucho romance y unas escenas en donde el personaje muestra un gran espíritu de superación.
Una película fácil de recomendar a los que disfrutan con el cine francés actual, y que puede aburrir a los que buscan un cine no tan convencional.


LO MEJOR: El maquillaje y peluquería. Las actuaciones de Jacques Gamblin y Laetitia Casta.
LO PEOR: Su excesiva duración.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Guillermo Navarro en Habladecine

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Rafael Nieto en Cinema Nostrum

PODCASTS:


DÍAS DE CINE:

TRAILER:


No hay comentarios:

Publicar un comentario