sábado, 7 de noviembre de 2020

SOLE (2019)


LA ADOPCIÓN ILEGAL


PAÍSES: Italia-Polonia (2020)
DIRECCIÓN: Carlo Sironi
AÑO Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 1983, Roma (Italia)
INTÉRPRETES: Claudio Segaluscio, Bruno Buzzi, Sandra Drzymalska, Marco Felli, Barbara Ronchi, Vitaliano Trevisan
GUIONISTAS: Antonio Manca, Giulia Moriggi, Carlo Sironi
FOTOGRAFÍA: Gergely Pohárnok
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Kino Produzioni, Lava Films, Polski Instytut Sztuki Filmowej
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Márgenes Distribución
DURACIÓN: 102 minutos
PREMIOS: 7 premios, incluyendo uno en el Festival de Venecia de 2019



SINOPSIS:
Ermanno (Claudio Segaluscio) es un joven cuyas jornadas transcurren entre tragaperras y pequeños hurtos. Lena (Sandra Drzymalska) es una chica embarazada de siete meses que llega a Italia desde Polonia para vender el bebé que va a dar a luz. La misión de Ermanno es vigilar a Lena y cuidar de ella durante su estancia en Italia. Luego, una vez que nazca la niña, deberá reconocerla como padre para poder dársela en adopción a sus tíos.
 (Fuente de la sinopsis, el cartel y las imágenes: Márgenes Distribución)
 (Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Márgenes Distribución, IMDb, Wikipedia)


CRÍTICA:
El primer largometraje dirigido por Carlo Sironi es un drama que sirve para dar a conocer un asunto como el de las adopciones ilegales, y al mismo tiempo sirve como crítica a lo que sufren muchas mujeres de clases sociales bajas que necesitan dinero y tienen que dar en adopción a su bebé. La película que se presentó en la sección Orizzonti del Festival de Venecia de 2019, en la misma en la que triunfó "Blanco en blanco" de Théo Court, y a partir de ese momento se ha proyectado en festivales de todo el mundo, incluyendo el de Toronto, Berlín y en nuestro país en el FICX de Gijón en donde fue elegida la mejor propuesta de la sección Rellumes por los críticos de la Fipresci.
La propuesta, que logró la nominación a los premios David de Donatello en la categoría de ópera prima y es candidata al Discovery en los premios EFA 2020, está contada de manera minuciosa, con unos personajes muy bien perfilados, y que consigue mantener el interés hasta el final sin necesidad de grandes giros, gracias a su buen guion y a su sencillez, aunque tarda un poco en arrancar durante la presentación de la historia central.


La película tiene como protagonista a Ermanno, un joven que vive en la localidad costera de Nettuno, que necesita dinero por tener problemas de ludopatía, y que se tiene que encargar de cuidar y controlar a Lena, una mujer polaca embarazada, cuyo bebé será adoptado, ya que el tío del protagonista y su mujer no pueden ser padres biológicos al ser estériles.
Lo que al principio parece un trabajo sencillo para una persona solitaria e independiente como Ermanno, ya que tiene que mantenerse alejado de sus amistades para no descubrir el asunto central y dedicar su tiempo a controlar a Lena, poco a poco se va complicando ya que no es sencillo convivir con alguien al que no conoces, y en el caso de la joven protagonista es mucho más complicado porque tiene que pasar unos meses en un lugar que no conoce y con los efectos secundarios derivados del embarazo, además de que, aunque aparenta comportarse de manera fría e indiferente, va cogiendo cariño a esa niña que tiene en su vientre.


El otro elemento destacado es la dirección de Carlo Sironi, que mueve la cámara con naturalidad para presentarnos a los personajes de manera sencilla, imprimiendo un sello propio al proyecto, que no aburre pese a su ritmo pausado.
A nivel interpretativo la película cuenta con actuaciones bastante decentes, ya que tanto Claudio Segaluscio como Sandra Drzymalska lo hacen bastante bien. 
El actor italiano y la actriz polaca no son unos rostros conocidos, aunque ella ya tiene experiencia en otros proyectos, pero logran que con el paso de los minutos el espectador les coja cariño, a diferencia de los que serán padres adoptivos del bebé, que en muchos momentos se mueven con esa prepotencia típica de las personas que piensan pueden hacer lo que quieran por tener mucho dinero. El final es el esperado teniendo en cuenta la evolución de la trama, pero me parece coherente y acertado.
Una película que puede gustar a los espectadores que salen satisfechos de las proyecciones de historias familiares con momentos dramáticos, con unos personajes que tienen mucha ironía y algo de romance, en un tono cercano al cine de autor.


LO MEJOR: El guion. 
LO PEOR: Tarda en arrancar.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Guillermo Navarro en Habladecine

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Alberto Tovar en Demasiado Cine

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis

Miguel Martín en Nos Hacemos un Cine en Orión

Susana Peral en La Estrategia del Caracol

Gabriel Bonanni en Cinezin


PODCASTS:



DÍAS DE CINE:

NOTAS DEL DIRECTOR:
Desde joven me he preguntado como sería mi vida si fuera padre. ¿Qué significa ser padre, convertirse en padres? Obviamente no se trata sólo de traer al mundo una criatura con tu propio patrimonio genético, sino más bien un cambio de enfoque de tus propias perspectivas, tus propias expectativas. ¿Qué se siente al mirar una criatura recién nacida a la que tienes que cuidar y de la que te sientes responsable? Me pregunté si podría llegar a ser padre de un niño que no fuera mío biológicamente, un camino que quizás sea menos usual pero no por ello menos real. 
Sole es el intento de responder a esta pregunta. NOTAS DE DIRECCIÓN Lo hice a través de un caso límite, una historia fuera de lo común, que, sin embargo, comienza a partir de una investigación de campo. En Italia la maternidad subrogada está prohibida por la ley, se producen muchas ilegalidades en las adopciones y el tráfico de recién nacidos es una realidad. Empecé a documentarme e imaginé un “caso” como el que se cuenta en la película. 
Me puse en contacto con la Presidenta del Tribunal de Menores de Roma, que me confirmó que se había ocupado personalmente de episodios de ese tipo. Seguí con mi investigación y me di cuenta de que lo que quería contar no era el mundo detrás de la trata de niños, sino una historia personal: la de un joven que, llamado a fingirse padre, llega a sentirse padre de verdad. Un camino de identificación a través de la interpretación de un papel ficticio. 
Por otro lado, quería contar la historia de una chica que, decidida a vender a su hija, se enfrenta a todos los conflictos emocionales que surgen del contacto forzado con su bebé y del vínculo inesperado con un desconocido. Sentí desde el principio que quería tratar con una delicadeza casi paradójica algo que sobre papel es muy crudo, porque creo que es justamente en los contextos más inesperados donde podemos hallar esa ternura, ese sentimiento que puede darnos el impulso para cambiar de vida. Delante de mí vi la posibilidad de contar una historia de amor, me di cuenta de que estaba en un terreno nuevo para mí y por eso quería llegar hasta el final.
 (Fuente del texto: Dossier de prensa-Márgenes Distribución)

TRAILER:

3 comentarios:

  1. Solo apuntar que la película no habla sobre la gestación subrogada ya que la pareja que va a recibir el bebé no tiene ningún vínculo biológico con él. Es un caso de venta de bebés por parte de una mujer sin recursos a través de una adopción simulada a una pareja que no tiene ningún vínculo con el bebé

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar