miércoles, 18 de noviembre de 2020

PARA SAMA (2019)


EL SINSENTIDO DE LA GUERRA 


PAÍSES: Reino Unido-Siria (2019)
TÍTULO ORIGINAL: For Sama
DIRECCIÓN: Waad al-Kateab, Edward Watts
INTÉRPRETES: Waad Al-Kateab, Hamza Al-Khateab, Sama Al-Khateab
FOTOGRAFÍA: Waad al-Kateab
MÚSICA: Nainita Desai
GÉNERO: Documental
PRODUCCIÓN: ITN Productions, Channel 4 News, Frontline, WGBH, PBS Distribution
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Surtsey Films
DURACIÓN: 103 minutos
PREMIOS: 62 premios, incluyendo uno en el Festival de Cannes, otro en los premios EFA de 2019 y uno en los premios Bafta 2020


SINOPSIS:
Una carta de amor de una joven madre a su hija, la película cuenta la historia de la vida de Waad Al-Kateab a lo largo de cinco años de guerra en Alepo, Siria. Durante estos cinco años se enamora, se casa y da a luz a Sama, mientras un conflicto catastrófico se levanta a su alrededor. Su cámara captura historias increíbles de pérdida, risas y supervivencia mientras Waad decide si huir o no de la ciudad para proteger la vida de su hija, cuando irse significa abandonar la lucha por la libertad por la que ya se ha sacrificado tanto.
 (Fuente de la sinopsis, el cartel y las imágenes: Surtsey Films)
 (Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Surtsey Films, IMDb)


CRÍTICA:
La periodista siria Waad al-Kateab decidió hace unos años retratar el horror de los ataques del régimen de Bashar al-Ásad, en colaboración con el ejército ruso, que está destruyendo a la oposición a su gobierno, en concreto en la parte más oriental de la ciudad de Alepo, lo que sirve como retrato para dar a conocer lo que está sucediendo en su país, cuya realidad está siendo falseada u ocultada por gran parte de la opinión pública occidental que ponen su punto de mira en los campos de refugiados, pero que ignoran quién es el responsable de estos ataques, lo que fue tan criticado con razón cuando era Estados Unidos el que mató a ciudadanos iraquíes con sus ataques masivos.
La protagonista de este documental, que inició su carrera triunfal en el Festival de Cannes de 2019 y que tuvo su culminación con el premio Bafta y la nominación al Óscar en 2020, es una mujer que formó parte de esas manifestaciones pacíficas contra el gobierno de su país, y que en uno de esos actos de protesta conoció al que es su marido, un médico que, junto a otros compañeros de profesión, ha logrado salvar muchas vidas de compatriotas heridos por los ataques aéreos o terrestres. 


La otra parte importante para que este documental saliera adelante es Edward Watts, el codirector del largometraje, y que acompañó a la protagonista en muchos momentos para, aprovechando su experiencia en la dirección de documentales de guerra, mostrar al mundo lo que está sucediendo de la manera más nítida posible, aunque no fue sencillo filmar en un escenario bélico. El otro aspecto clave de este proyecto es la labor de montaje por parte de Chloe Lambourne y Simon McMahon, que han sabido seleccionar la gran cantidad de material grabado para dejar lo fundamental de lo que sucedió en unos 90 minutos vibrantes, duros, que sirve como reflejo del sinsentido de la guerra civil entre personas de un mismo país, y al mismo tiempo resumir lo fundamental de los últimos cinco años en la vida de esa joven y su marido.


El título de la película hace referencia a la hija de los protagonistas, una más de esas niñas y niños que han nacido y tienen que vivir con el miedo de una guerra, a la que coges cariño y a la que seguimos en su crecimiento durante los primeros meses y años de la vida. El proyecto tiene unas escenas muy duras, en especial las que se desarrollan en los hospitales en los que trabajan el padre de Sama y otros profesionales médicos que forman parte de la resistencia ciudadana al régimen político que gobierna Siria, pero también en las de los bombardeos que están destruyendo la ciudad más poblada de Siria.
Un magnífico documental que debería haber ganado el premio Óscar, y que recomiendo a los aficionados al cine que retrata la dureza de la guerra, así como para dar a conocer a lo que está sucediendo en ese país asiático gobernado por Bashar al-Ásad.



LO MEJOR: Refleja muy bien la situación actual en Alepo. El montaje.
LO PEOR: No ganara el premio Óscar.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Habladecine

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis

Arnau en Cinezin



PODCASTS:




DÍAS DE CINE:

NOTAS DE WAAD AL-KATEAB:
“Un viaje épico e íntimo de una mujer en mitad de la guerra” Para Sama es un viaje íntimo y épico en la experiencia femenina dentro de la guerra. Ambientado en la guerra civil siria, relata la trágica historia de un disidente en Alepo, cuyo único sueño es derrocar al régimen de Assad y vivir en democracia. Detrás de la cámara está Waad Al-Kateab, estudiante de marketing en la universidad de Alepo cuando empezaron las protestas contra la dictadura en la Primavera Árabe de 2011. Durante cinco años, Al-Kateab grabó la destrucción de la ciudad, viendo cómo sus sueños caían junto con los edificios. La codirectora empezó a ganar popularidad con sus reportajes para el canal británico Channel 4 titulados Inside Aleppo que mostraban la crisis humanitaria que sufría el país. En esta película la acompañamos en su viaje personal, la vemos casarse y tener una hija, Sama. La película es el primer largometraje documental de los cineastas galardonados con un Emmy, Waad al-Kateab y Edward Watts. Esta no es solo una película para mí, es mi vida. Comencé a capturar mi historia personal sin ningún plan, solo filmando las protestas en Siria en mi teléfono móvil, como tantos otros activistas. Nunca podría haber imaginado dónde me llevaría mi viaje a través de esos años.
La combinación de emociones que experimentamos (felicidad, pérdida, amor) y los horribles crímenes cometidos por el régimen de Assad contra personas inocentes comunes, era inimaginable, incluso mientras lo vivíamos. Desde el principio, me sentí atraída por capturar historias de vida y humanidad, en lugar de centrarme en la muerte y la destrucción que llenaban las noticias. Y como mujer en una parte conservadora de Alepo, pude acceder a las experiencias de mujeres y niños en la ciudad, tradicionalmente fuera del alcance de los hombres. Eso me permitió mostrar la realidad invisible de la vida de los sirios comunes, tratando de vivir vidas normales en medio de nuestra lucha por la libertad.
Al mismo tiempo, seguí viviendo mi propia vida. Me casé y tuve un hijo. Me encontré tratando de equilibrar tantos roles diferentes: Waad la madre, Waad la activista, Waad la periodista y Waad directora. Todas esas personas encarnaron y lideraron la historia. Ahora siento que esos aspectos diferentes de mi vida son los que le dan fuerza a la película. Quiero que la gente entienda que, si bien esta es mi historia y muestra lo que me sucedió a mí y a mi familia, nuestra experiencia no es inusual. Cientos de miles de sirios experimentaron lo mismo y todavía lo están haciendo hoy. El dictador que cometió estos crímenes todavía está en el poder, sigue matando a personas inocentes. Nuestra lucha por la justicia es tan relevante hoy como lo fue cuando comenzó la revolución.
Sentí una gran carga de responsabilidad con la ciudad, su gente y nuestros amigos: contar sus historias correctamente para que nunca las olviden y nadie pueda distorsionar la verdad de lo que vivimos. Hacer la película fue casi tan difícil como vivir los años en Alepo. Tuve que revivir todo una y otra vez. Afortunadamente trabajé con un gran equipo que se preocupaba tanto por mí, mi historia y Siria. Una persona en particular es mi compañero director, Edward Watts. Tomó la carga que yo llevaba sobre sus propios hombros y, con su fuerza añadida a la mía, pudimos convertir la vasta complejidad de mi vida y las imágenes en la historia elaborada que ves hoy.
(Fuente del texto: Nota de prensa-Surtsey Films)


NOTAS DE EDWARD WATTS:
Esta es la película más importante en la que he trabajado. He estado siguiendo el levantamiento sirio desde que comenzó, tratando de decir la verdad más allá de las mentiras y la propaganda que han enturbiado la comprensión de la gente de lo que sucedió en ese país. Esa verdad está encarnada en el coraje, la honestidad y el altruismo de Waad, Hamza y Sama. Son personas extraordinarias; Un ejemplo para todos nosotros en estos días de gran tumulto en el mundo. En mis documentales siempre he tratado de resaltar el humor y la humanidad que compartimos con las personas que viven en situaciones desesperadas en los rincones más remotos del mundo. Esa es la verdad que nos salvará, no las divisiones falsas que tanta gente vende en estos días. 
Nuestra incapacidad para apoyar a los sirios comunes cuando protestaban por su libertad y fueron brutalmente aplastados por el régimen de Assad ha llevado directamente a muchos de los problemas que nos afectan a todos hoy, desde el nacimiento de ISIS hasta el surgimiento de la extrema derecha, la crisis de refugiados y la normalización de los ataques indiscriminados contra las poblaciones civiles en la guerra. A través de la historia de Waad, el mundo finalmente puede ver lo que realmente sucedió, comprender la profundidad de nuestros trágicos errores y, con suerte, redescubrir el acero en nuestros huesos para garantizar que nunca vuelva a suceder. Ha sido un honor y un privilegio dirigir esta película con ella.
 (Fuente del texto: Nota de prensa-Surtsey Films)


TRAILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario