lunes, 29 de septiembre de 2014

LA ISLA MÍNIMA ( 2014 )


ALBERTO RODRÍGUEZ VUELVE A DIRIGIR DOS AÑOS DESPUÉS DE " GRUPO 7 ". UN GRAN REPARTO EN DONDE DESTACAN RAÚL ARÉVALO Y JAVIER GUTIÉRREZ

PRODUCCIÓN: ESPAÑA ( 2014 )
DIRECCIÓN: Alberto Rodríguez
INTÉRPRETES: Raúl Arévalo, Javier Gutiérrez, Jesús Carroza, Nerea Barros, Antonio de la Torre, Jesús Castro, Cecilia Villanueva, Salvador Reina
GÉNERO: Thriller
DISTRIBUIDORA: Warner Bros Pictures 

SINOPSIS:
1980. En un pequeño pueblo de las marismas del Guadalquivir, olvidado y detenido en el tiempo, dos adolescentes desaparecen durante sus fiestas. Nadie las echa de menos. Todos los jóvenes quieren irse a vivir lejos y algunos de ellos se escapan de casa para conseguirlo. Rocío, madre de las niñas, logra que el juez de la comarca, Andrade, se interese por ellas. Desde Madrid envían a dos detectives de homicidios, Pedro y Juan, de perfiles y métodos muy diferentes que, por distintos motivos, no atraviesan su mejor momento en el cuerpo policial. 
Una huelga de los trabajadores del campo pone en riesgo la cosecha del arroz, principal riqueza de la región, y dificulta las tareas de investigación de los dos policías que reciben presiones para solucionar el caso cuanto antes. Sin embargo, la investigación policial pone en evidencia que en los últimos años han desaparecido varias jóvenes más y que aparte del arroz existe otra fuente de riqueza: el tráfico de drogas.
Nada es lo que parece en una comunidad aislada, opaca y plegada sobre sí misma. Las pesquisas de los detectives parecen no llevar a ningún lado. En este difícil proceso, Juan y Pedro deberán enfrentarse a sus propios miedos, a su pasado y a su futuro. Su relación se irá estrechando y sus métodos se harán parecidos. Lo único importante es dar con el asesino.
 ( FUENTE: FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN )
 ( FUENTE CARTEL: FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN ) 


CRÍTICA:
No esperaba nada de la película, ya que no había terminado de conectar con las propuestas anteriores del director Alberto Rodríguez. Sus anteriores trabajos fueron muy aplaudidos por los críticos, que incluso le consideran el nuevo talento del cine español. No me gustó nada " 7 vírgenes " y en el caso de " Grupo 7 " destaco su puesta en escena e intentar hacer un cine diferente, pero su desarrollo no me convenció. Por eso me he llevado una agradable sorpresa con " La isla mínima ", que ha sido la mejor película de la sección oficial del Zinemaldi 2014 junto a " Magical girl ". Engancha desde la primera escena con la excelente fotografía de las marismas del Guadalquivir hasta un final redondo, que podemos considerar abierto, pero necesario. 



Durante el recorrido hasta llegar al final nos encontramos con un guión muy bien construido, lleno de matices, y con una gran puesta en escena. Todo eso viene acompañado de unas buenas interpretaciones, exceptuando la de Jesús Castro que al igual que en " El niño " no tienen ningún cambio de registro y no expresa absolutamente nada, y un gran montaje. Salvando las distancias la historia recuerda al cine de David Fincher y a la excelente serie " True detective ". La investigación de unos asesinatos, en donde la investigación es encargada a dos policías muy diferentes en cuanto a forma de ser y sobre todo ideológicamente. Esa confrontación de caracteres es uno de los principales alicientes. Todo se va cociendo a fuego lento hasta llegar a unas escenas de acción rodadas de forma que el espectador mantenga la tensión, apoyadas en su fotografía y sonido. 


Es difícil destacar a alguien, porque casi todos están muy bien. Pero el que lleva el peso de la película es Javier Gutiérrez ( interpretando a Juan ), que comienza de manera contenida y con un gran sentido del humor para terminar siendo un personaje muy duro. Hay un gran contraste entre Pedro ( Raúl Arévalo ) y Juan ( Javier Gutierrez). Ambos tienen un cambio en su actitud según va avanzando la investigación. La sinceridad de Arévalo se pone de manifiesto en la parte final e intenta imponerse a su compañero de investigación que tiene una actitud mucho más dictatorial. Una gran recreación de la España del postfranquismo, en donde se muestran esas diferencias ideológicas, y un gran diseño de producción para recrear unos escenarios muy creíbles. El joven actor español vuelve a demostrar que es uno de los mejores de su generación, cosa no muy difícil porque la mayoría de esos actores son bastante limitados. En " La isla mínima " tiene un cambio de registro, y no desentona con Javier Gutiérrez en los diálogos y escenas de acción. 



El resto del reparto están supeditados a los dos protagonistas, y tienen apariciones más breves pero no poco importantes. Una pena que no aparezcan más tiempo en escena los personajes interpretados por Nerea Barros, Antonio de la Torre, Manolo Solo y Jesús Carroza. Todos tienen su escena reservada en el guión, y sus personajes tienen una gran importancia. Deberían optar a nominaciones a los Premios Goya y Feroz 2015 en la categoría de intérpretes de reparto.
De momento hay pocas críticas negativas, tanto de la prensa como del público que la ha visto en San Sebastián y una semana después en los cines de toda España. Me alegro que la gente reconozca la calidad del cine español y se olvide de prejuicios y opiniones ideológicas y sectarias. Aunque cuenta con el apoyo de una multinacional americana, ya que está distribuida por Warner Bros Pictures España, y se nota que se han gastado mucho dinero, podían haber optado por hacer una puesta en escena mucho más espectacular y con unos grandes efectos ( cosa que haría perder el encanto de la cinta ) y ese dinero lo han destinado a unos grandes escenarios naturales y a escoger un excelente reparto.


Las pocas críticas son a su ritmo, que parece que no avanza en ningún momento. Mi opinión es que es una película de ritmo pausado, pero que es el necesario para lo que nos presenta, y que cuando es necesario llegamos a unas escenas menos lentas.
Recomendable a todo el mundo, tanto público adolescente como más mayor. Seguro que no les defrauda esta gran película española.

SPOILERS:
En la España del postfranquismo todavía no se habían cerrado las heridas, y nos encontrábamos con unas grandes diferencias ideológicas. Alberto Rodríguez lo pone de manifiesto en los dos personajes principales, ya que Juan tienen un comportamiento mucho más radical y en sus comentarios se nota que se encontraba mucho más a gusto en la dictadura. Pedro tiene unas ideas mucho más democráticas y progresistas. 
 

La investigación en el fondo es un McGuffin, ya que lo que le interesa al director es exponer esas diferencias entre gente que viven en el mismo país y que tienen que convivir a diario. Es mucho más importante lo que esconden que lo que dicen, y para ello las miradas y gestos de Gutiérrez y Arévalo ponen de manifiesto su posición a nivel personal. Esas diferencias todavía existen en la España actual de 2014, pero no de forma tan marcada como a principios de la década de los 80.
Destaco las dos escenas de acción de la parte final, una de ellas en la oscuridad y la otra con una persecución que tienen lugar durante un día muy lluvioso. En ambas la fotografía, el sonido y la banda sonora ayudan a mantener la tensión.
Aunque el final queda abierto está claro que el padre de las niñas ( Antonio de la Torre ) secuestraba a las menores, y parece que están implicados el hombre del sombrero amarillo y seguramente el juez y los policías urbanos, que no ayudan en la investigación. También Jesús Castro parece que ayuda en los secuestros. No sabemos si una vez cerrado el caso hay alguien más considerado como culpable, además del padre fallecido, y mi opinión es que no. 


Cuando el caso ya parecía cerrado se plantea otra situación paralela en el pasado de Juan. Su compañero de trabajo intenta averiguar la verdad y así saber hasta donde está implicado el otro policía en matanzas durante la dictadura franquista. En el final se descubre que fue el responsable de 100 muertos en Vallecas, y su modo de actuar durante la investigación de la desaparición de los adolescentes ( con maltratos y un comportamiento bastante dictatorial ).



LO MEJOR: La fotografía. El guión complejo y casi sin agujeros.
LO PEOR: La actuación de Jesús Castro, y lo desaprovechado que está Jesús Carroza. Que quizás defraude a los que prefieren una película de suspense con más ritmo.

PREMIOS Y NOMINACIONES:

- 3 PREMIOS, EN FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN 2014.



CRÍTICAS EN MEDIOS ESPECIALIZADOS:

Mirito Torreiro en Fotogramas  5 / 5

Andrea G. Bermejo en Cinemanía  5 / 5 

Víctor de la Torre en Miradas de cine

Alfonso Asín en Habla de cine  8,8 / 10 

Alvaro Fernández en Gandolcine  7 / 10 

Adrián Peña en E-Cartelera 

Sonia Barroso en Faces on the box

Antonio Cabello Ruiz-Burruecos en Esencia cine  7,5 / 10

Quim Casas en Sensacine  4 / 5

Roberto Piorno en Guía del ocio  5 / 5

Emilio Luna en El Antepenúltimo Mohicano  5 / 5 

Ismael Cruceta en Cajón de historias

Carlos Boyero en El País

Luis Martínez en El Mundo 

E. Rodríguez Marchante en Abc  4 / 5

Jordi Batlle Caminal en La Vanguardia

Jonathan Holland en The Hollywood Reporter

Nota IMDb:

La isla mínima (2014) on IMDb

Nota Filmaffinity: 7,7 / 10 

Días de cine:



NOTAS DEL DIRECTOR:
La Génesis 
" La Isla Mínima " comenzó hace unos cuantos años, en una exposición de fotos a la que acudí con Alex Catalán, director de fotografía y buen amigo. El fotógrafo sevillano, Atín Aya, se había dedicado a captar los últimos vestigios de una forma de vida que se desarrolló en las marismas del Guadalquivir durante medio siglo. Muchas de las fotografías eran retratos de lugareños y desprendían una especie de resignación, desconfianza y dureza que acompañaba a aquellos rostros anclados en el pasado y que con la mecanización del campo, quizás no tendrían sitio en un futuro inmediato. La exposición era el reflejo del fin de un tiempo, de una época. Éste fue mi primer contacto con La Isla, un paisaje crepuscular, el decorado de un western de fin de ciclo.
Durante unos meses en 2009, Rafael Cobos y yo estuvimos planteándonos la posibilidad de escribir una “historia negra” teniendo como inspiración la novela de Bolaño (2666) y películas como " El cebo " de Vajda, " Mistery of murders ", " Chinatown ", " Conspiración del Silencio ", etc. Sumado a eso, todo lo que nos evocaban las marismas, un lugar mágico y misterioso, donde la riqueza y el poder convivían con el dolor y la miseria de unos personajes fruto del pasado político y social del país, comenzamos a escribir una historia. Decidimos ambientarla en 1980, año de gran tensión entre las dos españas; esa tensión, que como un rechinar de dientes, tenía que oírse por debajo. 

El rodaje
La marisma se nos aparecía desde el principio como un territorio inmenso, muy duro; magnético, pero realmente inhóspito y cruel. Y lo fue.
Ha sido una película muy difícil de rodar, muy física para todos y cada uno de los miembros del equipo. La cosecha de arroz nos obligó a adelantar todo el rodaje. La climatología nos mostró todas sus caras, con máximas de 42 grados al final del verano y mínimas de 2 grados bajo cero, a finales de Noviembre. Cualquier paso que dábamos, por la vastísima extensión del lugar, era un desafío logístico.


Los actores 
Casi de lo que estoy más contento es de haber conseguido mantener a los actores a resguardo de las “inclemencias” del rodaje, de todas esas dificultades que afrontábamos a diario.
Estoy realmente satisfecho del trabajo de Raúl y Javier, del esfuerzo y la intensidad durante los ensayos; de la concentración y creativi
dad durante el rodaje. Creo que el resultado del trabajo actoral es más que notable. He mencionado a Javier y Raúl, pero podría hablar del resto del reparto: Nerea Barros y Antonio de la Torre, Salva Reina, Manolo Solo, Jesús Castro, Jesús Carroza, Mercedes León, Juan Carlos Villanueva, Ana Tomeno, etc., así hasta completar la lista de 44 actores que han trabajado en la película.

La historia
" La Isla Mínima " es una ficción de principio a fin. La película se adentra en la investigación de la desaparición de dos niñas. Encontrar personas desaparecidas sigue siendo una de las principales tareas de los investigadores de homicidios. Aún hoy en día sigue siendo esa una de sus principales tareas: tratar de encontrar seres humanos que se han desvanecido, perseguir el rastro de fantasmas.
Se trataba de crear los acontecimientos de la película en base a la rutina de unos policías de hace casi cuarenta años. Y gracias al contacto con dos policías en activo, conseguimos mucha documentación de primera mano que nos sirvió para armar la trama. Así, comprobamos que los métodos policiales han cambiado enormemente; antes todo era mucho menos científico, había pocos medios, o casi ninguno, (varios policías nos dijeron al leer el guión que era raro que cada policía tuviese una habitación propia en la pensión, que eso era un derroche…)
Al final teníamos una trama muy fuerte, que arrastraba la historia con potencia y necesitábamos integrar más a los personajes, por lo que decidimos inspirarnos en algunos acontecimientos reales sucedidos en aquellos años. En el caso del personaje de Pedro usamos la historia real de un policía que fue expedientado y apartado de su puesto por expresar su repulsa hacia militares pro-golpistas, no olvidemos que la historia se desarrolla en 1980.
Al final, " La Isla Mínima " es una película con un corte clásico, en cuanto a la investigación y al desarrollo de los personajes; pero con un mar de fondo revuelto, denso, cenagoso, impenetrable… casi como el lecho de la propia marisma. Es la película más cercana al género que he dirigido, pero al mismo tiempo tiene una identidad propia que la hace distinta, especial.
 ( FUENTE: FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN ) 


TRAILER:





3 comentarios:

  1. LA ISLA MÍNIMA (2014)

    Primero tengo que decir una cosa para que quede bien clara. Javier Gutiérrez, del que muchos sólo conocen su papel como Satur en "Águila Roja", va a ganar sin discusión el próximo Goya como mejor actor. De lo contrario será un premio injusto.

    El director, Alberto Rodríguez, nos lleva de nuevo a una época de nuestra historia (la llamada Transición) en éste gran thriller que no tiene que envidiar a muchos de los USA.

    Estamos en el 1980 en un pueblo de las Marismas del Guadalquivir justo antes de la cosecha anual. Se han producido 2 desapariciones de dos hermanas muy jóvenes y se sospecha que están muertas porque en la misma zona y en las mismas fechas años anteriores se produjo lo mismo. Desaparición y posterior muerte de una chica joven

    Encargan la investigación a dos inspectores totalmente diferentes, Juan (Javier Gutiérrez) y Pedro (Raúl Arévalo). El primero es un policía ya muy quemado que busca realizar un trabajo bueno, eficaz que les guste a sus superiores y pueda volver con un mejor puesto a Madrid. El otro, un joven padre primerizo en la policía con nuevas energías y que ideológicamente están en las antípodas.

    Juan es franquista, de la vieja escuela, basa sus métodos en ser muy duro en los "careos" y tratando de imponer siempre su voluntad durante toda la investigación. Eso sí, tiene "mucha mili en la espalda" y consigue siempre resultados. Por ejemplo, a él se le ocurre poner un aparato ilegal de escuchas en la casa de la adolescente Nerea Barros para saber exactamente qué esconde la niña...

    La historia y trama no os la voy a contar más porque sería destripar la peli totalmente. Sólo decir que aunque el peso de la historia son ellos dos están muy bien apoyados por los secundarios durante todo el film. Destaco a muchos de ellos, Nerea Barros como la chica seducida por el guaperas del pueblo, el paisano que conoce todos los caminos de las marismas y les ayuda a moverse por allí, el periodista de "El Caso" que les proporciona información de unos negativos, etc, etc.

    Eso sí, me chirría por completo Juan Castro. Lo quieren convertir en el actor fetiche de las "teenagers" y a mí me pone de los nervios. No vocaliza (sigue los pasos de Mario Casas), siempre le veo con la misma cara y sí, será un buen reclamo para las nuevas generaciones pero si éste es el que nos va a salvar el cine español mal vamos!!!

    En fin, que me sale el "hater" de las entrañas, destaco además los magníficos detalles técnicos. Buenísima fotografía (esos planos desde el helicóptero sin sonido son espectaculares!), sonido y a nivel de montaje está muy bien rodada. No se nota ningún fallo de montaje y además la intriga va subiendo paulatinamente.

    Escenas de persecución de coches magnífica, además no comete el error de alargarla innecesariamente. Y luego está la SOBERBIA escena final cuando lloviendo a cántaros siguen entre la maleza al malvado. No digo nada pero es de MATRICULA DE HONOR.

    El guión es magnífico. Grandes diálogos entre algunos personajes. Por ejemplo, destaco la escena "face to face" entre Javier Gutiérrez y Antonio de la Torre. Allí le reconoce la verdad auténtica el padre de las niñas muertas después de 3 puñetazos y un cruel diálogo a solas...

    En definitiva, magnífico thriller, una película que si te gusta el cine la tienes que ver rápidamente y que lo más seguro es que arrase en los Goya del 2014.

    Mi nota es un rotundo 9.

    ResponderEliminar
  2. Aquí David...

    Spoilers:

    1-De acuerdo, Maica, en que la trama es muy parecida con el tristemente famoso "Niñas de Alcacer". Una población que consecutivamente ha tenido 3 desapariciones/violaciones/muertes de jóvenes adolescentes? No sé si se basa en una historia real porque en 1980 sólo tenía 1 año de edad...

    2-Hay una escena un poco "rara". Le aparece en la habitación de Juan un pájaro muy grande (y bonito)...¿¿Tiene algún significado oculto o me estoy haciendo una paja mental?? Lo digo porque sí, a veces entran pájaros a una habitación pero suelen ser simples gorriones o palomas...No sé si el director la pone como un mensaje oculto...

    3-Me gusta que al final se descubra el lado más maligno del personaje de Juan. Es para que se vea que aún siendo un sicario del Franquismo es capaz de redimirse y salvar a su compañero que iba a ser muerto irremediablemente por el malvado.

    De ahí la bruja aquella que destripa los peces y su frase lapidaria "Sé los muertos que tienes y que te están esperando" (perdonar si no es exacta la frase) al mirarle fijamente a los ojos...

    ResponderEliminar
  3. David: muy buena crítica de la película. Un placer leerte cada vez que escribes sobre una película.
    De acuerdo en todo lo planteado, y en lo de Juan y el Franquismo. Una buena frase la de la bruja.
    El pájaro que entra en la habitación de Juan seguro que tiene un significado, pero no lo sé.
    Investigaré en otras críticas por si alguien ha encontrado una explicación.

    ResponderEliminar