miércoles, 6 de noviembre de 2019

VENTAJAS DE VIAJAR EN TREN (2019)


LA LOCURA DEL SER HUMANO


PAÍSES: España-Francia ( 2019 )
DIRECCIÓN: Aritz Moreno
AÑO Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 1980, San Sebastián ( España )
INTÉRPRETES: Luis Tosar, Pilar Castro, Ernesto Alterio, Quim Gutiérrez, Belén Cuesta, Macarena García, Javier Botet, Javier Godino, Stéphanie Magnin, Gilbert Melki, Ramón Barea, Alberto San Juan
GUIONISTA: Javier Gullón
BASADA EN: La novela homónima escrita por Antonio Orejudo en 2000
FOTOGRAFÍA: Javi Agirre Erauso
MÚSICA: Cristobal Tapia de Veer
GÉNERO: Thriller
PRODUCCIÓN: Morena Films, Logical Pictures, Señor & Señora, Consejería de Cultura del Gobierno Vasco, Euskal Irrati Telebista, Movistar+, Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Filmax
DURACIÓN: 100 minutos



SINOPSIS:
Helga Pato acaba de internar a su marido en un psiquiátrico. En el tren de vuelta, un desconocido se le presenta como Ángel Sanagustín, psiquiatra que trabaja investigando trastornos de personalidad a través de los escritos de los pacientes. Le cuenta entonces la historia de un enfermo paranoico extremadamente peligroso obsesionado, entre otras cosas, con la basura. Un delirio sórdido pero fascinante, repleto de obsesión, perversión, sarcasmo, diversión, demencia y sofisticación que son, en definitiva, algunas de las ventajas de viajar en tren.
 (Fuente de la sinopsis, el cartel y las imágenes: Filmax)
 ( Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Filmax, Festival de Sitges, IMDb, Wikipedia)


CRÍTICA:
El debut en la dirección de largometrajes de Aritz Moreno es una de las películas más extrañas, hipnóticas y originales de los últimos años en el cine español, aunque la historia no sea original por estar basada en un libro, en concreto en la novela homónima escrita por Antonio Orejudo en el año 2000. El cineasta español experto en el cine de género, ya que anteriormente había rodado unos largometrajes de terror o suspense, de los que el de mayor repercusión es "Cólera (2013)", que se presentó en el Festival de Sitges de hace 6 años, precisamente en el mismo escenario en donde su ópera prima ha tenido el estreno en nuestro país. La película causó sensación en la pasada edición del Festival de cine fantástico de Sitges, y dividió al público y la crítica, teniendo en cuenta que no es una película sencilla a nivel formal ni en el desarrollo de la historia, pero al menos hay que reconocer que generará debate. Hace unos días fue la película de clausura del Festival de cine de terror de San Sebastián, precisamente en la localidad natal de Aritz Moreno.


Uno de los aciertos de la película es que se mueve en diferentes géneros, y en todos funciona bastante bien y tiene al menos una escena o situación destacada. Tiene bastante ironía y situaciones divertidas, un suspense que se resuelve en la parte final, en el último de los tres capítulos titulado de igual manera que el de la película y la novela, varias escenas con una gran carga dramática y algunos elementos de terror.
La película tiene un buen arranque que se desarrolla en el interior de un tren, después de un prólogo con una escena con detalles escatológicos que más adelante comprenderás en ese desarrollo no lineal de la trama, y que tiene como protagonistas a Helga Pato, una mujer que vuelve de un psiquiátrico en donde ha dejado ingresado a su pareja, y un médico llamado Ángel Sanagustín que trabaja en ese centro. En el interior de ese lugar de transporte que da título a la propuesta, y que es uno de los medios de transportes más cómodos, se desarrolla la historia con unos saltos temporales y un desarrollo alocado, en donde no todas las piezas encajan al final de la película, con escenas contadas por el doctor o con situaciones del pasado en la vida de esa mujer que son innecesarias y que tienen poco sentido con esa trama general, pero que funcionan de manera aislada (me refiero sobre todo a la que tiene lugar en París, y que tiene como protagonistas a Rosa y Gárate, y quizás la excesiva duración de esa historia que presenta al soldado Martín Urales de Úbeda en un hospital en plena guerra de Kósovo). 


Lo mejor y lo peor tiene lugar en el segundo capítulo, ya que la parte del perro con Helga y Emilio es magnífica aunque no apta para todo tipo de espectadores porque hay parte del público al que puede resultar desagradable, y por otro lado tenemos la historia que tiene lugar en la capital francesa que tiene poco que ver con la trama general, y que no funcionaría mal como un cortometraje. El desenlace me gusta, aunque hay cosas que no terminan de quedar solucionadas, pero tampoco que creo sea necesario en una película de como esta de cine de género (desconozco si en la novela queda todo más claro). Uno de los puntos fuertes de la película es su reparto, ya que todos están bien, aunque en algunos casos su aparición en escena es bastante corto, pero siempre teniendo al menos un gran momento. Los protagonistas son Pilar Castro que está magnífica en el papel de esa mujer que ha dejado a su marido en el psiquiátrico y Ernesto Alterio en el del doctor que está sentado al lado de Helga en el tren. Alrededor de estos dos personajes centrales se mueven otros que bien forman parte de esas historias del pasado narradas por el médico o bien, y en menor medida, las que se desarrollan en el futuro en relación con la escena del tren. 


Entre los secundarios destacan Luis Tosar, en un personaje que sale de la historia contada por Ángel, el de Martín Urales de Úbeda, y que vuelve a estar bien en un papel diferente al que le hemos visto últimamente. Pero también están bien Quim Gutiérrez como la pareja de la mujer protagonista, Macarena García y Javier Botet como los personajes extraños de la escena que se desarrolla en París, Belén Cuesta y Ramón Barea como la
hermana y el padre de Martín respectivamente, y Javier Godino y Stéphanie Magnin Vella en la escena en Kósovo. A nivel personal me quedo con esta última actriz, presentada como candidata en el apartado de actriz revelación para la próxima edición de los premios Goya, y que está intensa y emotiva en su breve aparición en pantalla como la doctora Linares.
En cuanto a los aspectos negativos la película tiene algunas cosas mejorables a nivel técnico y artístico, en especial su dirección de fotografía que no me termina de convencer, pero lo suple con su ingenio con un guion bastante bien trabajado y con un reparto en donde todos están bien.
Una película que tendrá su público que saldrá satisfecho por su originalidad y riesgo formal y narrativo, pero que producirá rechazo en los que buscan una película sencilla y convencional.



LO MEJOR: La originalidad del proyecto. El reparto, en especial Pilar Castro y Ernesto Alterio.
LO PEOR: La historia de París es intrascendente y se la podían haber ahorrado. La dirección de fotografía.


DÍAS DE CINE:

Para mí Ventajas de viajar en tren supone un sueño hecho realidad. No solo por el debut en sí, sino por hacerlo de esta manera, adaptando una de mis novelas favoritas. Una absoluta locura de película. Suerte intentando clasificarla.
El rodaje fue muy divertido, imagino que como todos, pero creo que en este caso especialmente. El guion es tan original que la propuesta visual tenía que estar a la altura y ha resultado un reto creativo constante, al estilo de “quién da más”.
Ha sido un privilegio trabajar con este equipo técnico, son los mejores, y muchos de ellos
también amigos. Además, ni en mis mejores sueños hubiese pensado contar con un reparto como este en mi primera película, bueno, ni en ninguna. La experiencia ha sido increíble y estoy muy contento de haberles visto sorprenderse de muchas cosas de las que hacíamos en el set.
 (Fuente del texto. Dossier de prensa-Filmax)


TRAILER:



1 comentario:

  1. Soy parte de esos espectadores a los que la película me ha parecido desagradable, excesiva, sin sentido, rara, deshilvanada... No me ha gustado nada. Mañana publicaré en Facebook mi humilde crítica.

    ResponderEliminar