martes, 16 de febrero de 2021

LA SRA. LOWRY E HIJO (2019)


EL PINTOR Y LA MADRE POSESIVA 


PAÍS: Reino Unido (2019)
TÍTULO ORIGINAL: Mrs. Lowry & Son
DIRECCIÓN: Adrian Noble
FECHA DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 19 de julio de 1950
INTÉRPRETES: Timothy Spall, Vanessa Redgrave, Stephen Lord, David Schaal, Wendy Morgan, John Alan Roberts, Michael Keogh, Joanne Pearce, Jon Furlong, Paul Bergquist, Amanda Higson, Jennifer Banks, Giselle Cullinane, Laurence Mills, Rose Noble
GUIONISTA: Martyn Hesford
FOTOGRAFÍA: Josep M. Civit
MÚSICA: Craig Armstrong
GÉNERO: drama
PRODUCCIÓN: Genesius Pictures, IPG Media Pty, Library Films
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: VerCine
DURACIÓN: 92 minutos


SINOPSIS:
L.S. Lowry fue una de las figuras artísticas más importantes del Reino Unido de mediados del siglo 20. Lowry era un pintor famoso por su visión única del noroeste industrial de Inglaterra. La película nos muestra la complicada relación que mantiene con su madre, una mujer empeñada en criticar cualquiera de los gustos de su hijo.
 (fuente de la sinopsis: VerCine)
 (fuentes del cartel y de las imágenes: MadAvenue, VerCine)
 (fuentes de la información de la película: Filmaffinity, VerCine, MadAvenue, IMDb) 


CRÍTICA:
El tercer largometraje dirigido por Adrian Noble es una historia dramática familiar que se desarrolla en la década de los 30 del siglo XX, y que está basada en la historia del pintor L.S. Lowry, el personaje protagonista de la película que nos cuenta unos años en su vida personal y profesional.
Se nota que el director es un experto en el mundo del teatro, ya que la película, aunque tiene muchas escenas de exteriores, se desarrolla en gran parte en el interior de la casa familiar situada en Lancashire, ya que casi toda su carrera profesional la ha dedicado a las artes escénicas, tanto dirigiendo proyectos teatrales como en la faceta de director artístico, además de haber sido el director ejecutivo de la Royal Shakespeare Company entre 1990 a 2003.
La película tarda en arrancar y va de menos a más, y tiene sus mejores momentos en el tercio final, cuando se van conociendo los enigmas de los personajes centrales, el pintor y su madre Elizabeth.


La propuesta tiene todos los elementos positivos a nivel artístico y técnico del cine británico, entre los que destacan una gran recreación de la época, un diseño de vestuario muy bien trabajado, y una banda sonora que encaja muy bien en las diferentes situaciones (aunque es bastante monótona y repetitiva). Pero sobre todo cuenta con unas grandes interpretaciones, demostrando el gran nivel de las actrices y actores británicos.
Para el papel del pintor el elegido ha sido Timothy Spall, uno de los intérpretes más versátiles de su país, que filmó esta película antes de "Nieva en Benidorm" de Isabel Coixet. El actor vuelve a interpretar a un pintor, 5 años después de su excelente trabajo en "Mr. Turner (2014)", y se mueve como pez en el agua en las escenas en las que está pintando, aunque en esta película no son muchas, y al mismo tiempo expresa perfectamente los sentimientos dramáticos de tener que convivir con una madre posesiva, y la frustración por los continuos fracasos profesionales.


La película se centra en esa época, cuando el pintor vivía con su madre, y que después del fallecimiento de esta es cuando comenzó a tener éxito hasta convertirse en unos de los artistas más apreciados de su país, lo que conocemos en los textos de los títulos de crédito finales, que nos dan a conocer su carrera profesional a partir del momento en el que se termina la recreación cinematográfica.
La veterana Vanessa Redgrave es la encargada de interpretar a Elizabeth, la madre de L. S. Lowry, que no sale de casa, y se pasa casi todo el tiempo en la cama, y que no soporta el éxito de su hijo, ya que eso puede significar que tenga que abandonar esa pequeña localidad para ir a trabajar a Londres u otro lugar alejado del hogar familiar. La actriz británica está excelente, con unas grandes escenas dando la réplica al personaje interpretado por Timothy Spall.


Los aspectos más negativos de la película, que hacen que durante la primera parte el proyecto se estanque, son unas situaciones bastante repetitivas, unos flashbacks que no aportan nada sobre la infancia de la madre tocando el piano, y que durante esa parte inicial se centra en exceso en los traumas familiares dejando de lado la vida profesional del protagonista.
Una película que puede tener su público, en especial los que disfrutan con las películas de época que cuentan una historia real, con grandes interpretaciones y un gran trabajo a nivel artístico.


LO MEJOR: La recreación de la época. Las interpretaciones de Vanessa Redgrave y Timothy Spall.
LO PEOR: Los flashbacks no aportan nada. Se nota la inexperiencia de Adrian Nobel en la dirección cinematográfica.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos y Guillermo Navarro en Estrenos de Cine

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis


PODCASTS:




DÍAS DE CINE:

TRÁILER:


No hay comentarios:

Publicar un comentario