sábado, 9 de octubre de 2021

UN SEGUNDO (2020)


BUSCANDO EL ROLLO DE PELÍCULA PERDIDO


PAÍS: China (2020)
TÍTULO ORIGINAL: Yi miao zhong
DIRECCIÓN: Zhang Yimou
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 14 de noviembre de 1951, Xi'an (China)
INTÉRPRETES: Fan Wei, Zhang Yi, Liu Haocun, Li Xiaochuan, Li Yan, Tang Ziyue, Liu Yunlong, Yu Ailei
GUIONISTAS: Zhang Yimou, Zhou Jingzhi
FOTOGRAFÍA: Zhao Xiaoding
MÚSICA: Lao Zai
GÉNERO: drama
PRODUCCIÓN: Huanxi Media Group, Edko Films
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Vértigo Films
DURACIÓN: 104 minutos
PREMIOS: 15 premios, incluyendo 4 en los premios de la asociación de críticos de Allywood Film Critics Association


SINOPSIS:
Un convicto es enviado a un campo de trabajo en el desolado noroeste de China, durante la Revolución Cultural del país. Utilizando su ingenio, y con el único fin de ver a su hija, quien ha sido filmada en una película, logra escapar y huye en dirección al cine de un pueblo cercano. Allí espera encontrar esa cinta de película y hacerse con ella. Sin embargo, en dicho lugar se cruza con una vagabunda que está desesperada por conseguir el mismo carrete de película y que logra robarlo. Curiosamente, este enigmático objeto, que ambos anhelan por motivos muy distintos, se convertirá en la raíz de una inesperada amistad.
 (fuente de la sinopsis y del cartel: Vértigo Films)
 (fuentes de la información: Vértigo Films, IMDb, Zinemaldia)
 (fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Vértigo Films, IMDb, Zinemaldia, Noticias de Navarra)


CRÍTICA:
El penúltimo largometraje dirigido por el veterano Zhang Yimou, el último titulado "Impasse" se está presentando estos días en el Festival de Sitges, es una película cuya historia se desarrolla durante la llamada Revolución Cultural de su país, que tantas veces ha retratado en sus películas. Se tenía que haber presentado en el Festival de Berlín de 2019, y a última hora la organización tuvo que retirarla aludiendo "motivos técnicos", aunque todo parece indicar que debió ser la censura del gobierno chino, ya que se ha recortado bastante el metraje actual respecto al que se iba a presentar a concurso en la Berlinale de hace más de dos años.
La película, después de presentarse en Toronto, ha sido la escogida por el Zinemaldia para inaugurar la pasada edición del Festival de cine de San Sebastián.


El argumento es sencillo, con un asunto central que es un homenaje al séptimo arte, con situaciones que recuerdan, guardando las distancias, a la primera parte de "Cinema Paradiso", y que mezcla diferentes géneros ya que, siendo una historia dramática, va insertando unas situaciones de humor bastante divertidas cuando aparecen en escena los personajes de Zhang Jiusheng y Liu Guini, en la parte inicial en las escenas en el desierto de Gobi. El punto de partida es el traslado de un preso llamado Zhang por las carreteras desérticas, que pretende escapar para recuperar el rollo de una película en donde aparece su hija en los noticieros del régimen, y de manera paralela aparece en escena una joven vagabunda huérfana con la que comparte intereses.
 

Esa primera parte es la que más me gusta, ya que sabe mezclar muy bien la belleza visual de la inmensidad del desierto de Gobi, gracias al trabajo del director de fotografía Zhao Xiaoding, con unas situaciones de humor ingeniosas, y un trasfondo dramático de fondo por el pasado y presente difícil de esos dos personajes.
Me interesa menos cuando la película se vuelve más pausada, trasladando la acción a esa pequeña localidad cercana al desierto con la aparición de un personaje como el de Don Películas, un proyeccionista del cine de ese pueblo, en un homenaje del director al mundo del séptimo arte, con algunos momentos en donde nos viene a la mente el Alfredo de "Cinema Paradiso". El problema es que en ese escenario muchas situaciones están metidas con calzador, y otras no están bien resueltas (es probable que los censores recortaran mucho metraje). La película vuelve a remontar en la parte final y tiene un buen desenlace.


Otros aspectos destacados, además de la fotografía y del gran trabajo en la dirección por parte de Zhang Yimou, son la dirección artística y la recreación de esos escenarios en medio del desierto. También son destacables las interpretaciones de los tres personajes centrales (aunque el gran protagonista es ese rollo de película desaparecido), con Fan Wei en el papel del proyeccionista llamado "Don Películas", Zhang Yi como el preso al que trasladan por el desierto y la niña huérfana interpretada por Liu Haocun.
Por contra, no me convence la música que es bastante repetitiva y en algunos momentos excesiva.
Puede tener su público, y recomiendo su visionado a los espectadores más mayores, pero también a los de mediana edad. Qué más se puede pedir a una película de un gran nivel visual, con el sello de Zhang Yimou, un homenaje al cine de fondo, con momentos divertidos y otros más dramáticos y una crítica encubierta a la situación de pobreza de la población china durante la Revolución Cultural.


LO MEJOR: La fotografía. Las situaciones cómicas.
LO PEOR: Se nota que se ha recortado bastante metraje por culpa de la censura, y el resultado es una parte central bastante irregular.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Guillermo Navarro en Habladecine

Pedro de Frutos y Guillermo Navarro en Estrenos de Cine

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis


PODCASTS:






TRÁILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario