domingo, 3 de octubre de 2021

TITANE (2021)


LOS METALES PELIGROSOS

PAÍSES: Francia-Bélgica (2021)
DIRECCIÓN: Julia Ducournau
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DE LA DIRECTORA: 18 de noviembre de 1983, París (Francia)
INTÉRPRETES: Agathe Rouselle, Vincent Lindon, Dominique Frot, Nathalie Boyer, Myriem Akeddiou, Théo Hellermann, Anaïs Fabre, Mehdi Rahim-Silvioli, Lamine Cissokho, Céline Carrère, Mara Cisse
GUIONISTA: Julia Ducournau
FOTOGRAFÍA: Ruben Impens
MÚSICA: Séverin Favriau, Jim Williams
GÉNERO: thriller
PRODUCCIÓN: Kazak Productions, Frakas Productions, Arte France Cinéma, VOO, BeTV, Canal+, Ciné+, Centre national du cinéma et de l'image animée, Eurimages, Centre du Cinéma et de l'Audiovisuel de la Fédération Wallonie-Bruxelles, La Région Île-de-France, Région Provence-Alpes-Côte d'Azur
DISTRIBUIDORAS EN ESPAÑA: Caramel Films, YouPlanet
DURACIÓN: 110 minutos
PREMIOS: 2 premios, uno en el Festival de Cannes y otro en el de Toronto de 2021


SINOPSIS:
Después de una serie de crímenes que han quedado inexplicados, un padre reencuentra a su hijo desaparecido hace 10 años. TITANIO: Metal altamente resistente al calor y a la corrosión, ideal para aleaciones sumamente resistentes.
 (fuente de la sinopsis y del cartel: Caramel Films)
 (fuentes de las imágenes: Caramel Films, Zinemaldia)
 (fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Caramel Films, Zinemaldia, IMDb, YouPlanet, Wikipedia)


CRÍTICA:
La directora francesa Julia Ducournau ha vuelto a filmar una película de género atmosférica, con unas escenas violentas y muy agobiantes, que no dejarán indiferentes a los espectadores, generando opiniones contrapuestas al público que acuda a una sala de cine a ver su segundo largometraje en solitario, al igual que sucedió hace 5 años con "Crudo (2016)". La película se presentó en la pasada edición del Festival de Cannes, en donde ganó la Palma de oro, en un gesto de valentía pocas veces visto por parte del jurado de la sección inicial presidido por Spike Lee (similar al de la Berlinale en donde premiaron con el Oso de oro a la rumana "Babardeală cu buclucsau porno balamuc"). En nuestro país se presentó en la pasada edición del Festival de cine de San Sebastián, en la sección perlas fuera de concurso.



La película se inicia con un prólogo en el interior de un coche con un padre conduciendo el vehículo y una niña pequeña en el asiento trasero, y entonces tiene lugar un trágico suceso que marcará el desarrollo posterior de la película. Con el paso de los años esa niña ha crecido, y pasará a ser la protagonista en ese club nocturno, en donde nada es lo que parece y tienen lugar unas situaciones difíciles de entender. Pero no sé por qué me atrapó tanto, en esa atmósfera hipnótica y esa mezcla de sensaciones satisfactorias, con varias situaciones que igual no hubiera asumido en otras ocasiones, y con muchos excesos, en un guion tan caótico pero enigmático, en un espectáculo sonoro y visual que te mantiene fijo a la butaca sin pestañear esperando la siguiente sorpresa (me generó tanta angustia su visionado, que en varios momentos no pude mantener los ojos abiertos).


Una película de sensaciones, que es difícil explicar en muchas situaciones, porque esto es cine de terror-suspense en estado puro, que huye de los convencionalismos del género, por mucho que no sea innovadora en el aspecto argumental, y durante su visionado nos vienen a la mente varias películas clásicas, pero no a nivel visual y ni en la manera de generar esa atmósfera terrorífica sin necesidad de un gran presupuesto.
Un largometraje con mucha violencia, con el empleo de las luces de neón y el color rojo en los escenarios, y un riesgo formal y una originalidad a la hora de presentar esas escenas impactantes.
La película está muy bien dirigida por parte de Ducarnau, y tiene un montaje muy eficaz, en los que son los aspectos fundamentales de que la película funcione tan bien. Pero también en esa música de fondo que, siendo excesiva y en algunos momentos irritante, ayuda a mantener la tensión atmosférica junto a un sonido de fondo potente, y a unos escenarios de luces de neón y un vintage retro que encaja muy bien en el tono del proyecto.



Agathe Rousselle está solvente, en una buena actuación que puede pasar desapercibida dentro de una película en donde se da prioridad a la estética frente al guion. La joven protagonista se mueve con una gran naturalidad en esos escenarios de sexo y violencia. Pero si hay una actuación destacada es la del veterano actor francés Vincent Lindon, en un papel secundario de gran importancia, con unas cuantas situaciones con una gran carga dramática. El guion es lo más mejorable del proyecto ya que, teniendo algunos giros interesantes, hay otras situaciones que son difíciles de asumir, pero si miras esta propuesta sin analizar todos los detalles a fondo, sino como cine de género con elementos fantásticos, podrán entrar en ella. Me gusta ese final sorprendente e impactante.
No es una película fácil de recomendar, porque puede generar rechazo por sus excesos, pero seguro que disfrutarán con ella los fans del cine de terror psicológico.


LO MEJOR: La tensión que provoca desde la primera escena hasta el final. El montaje y la dirección.
LO PEOR: Algunos excesos innecesarios.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Guillermo Navarro en Habladecine

Pedro de Frutos y Guillermo Navarro en Estrenos de Cine

Pedro de Frutos en Coveralia

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis

Javier Gutiérrez en Cine de Patio


PODCASTS:

 




DÍAS DE CINE:
TRÁILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario