domingo, 2 de agosto de 2020

BLANCO EN BLANCO (2019)


ATRAPADO EN TIERRA DE FUEGO


PAÍSES: España-Chile-Alemania-Colombia (2019)
DIRECCIÓN: Théo Court
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 1980, Sant Antoni de Pormany (España)
INTÉRPRETES: Alfredo Castro, Lars Rudolph, Lola Rubio, David Pantaleón, Ignacio Ceruti, Esther Vega Perez
GUIONISTAS: Theo Court, Samuel M. Delgado
FOTOGRAFÍA: José Ángel Alayón
MÚSICA: Jonay Armas
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: El Viaje Films, Don Quijote Films, Kundschafter Films, 
Blond Indian Films
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Elamedia Distribución
DURACIÓN: 100 minutos
PREMIOS: 4 premios, incluyendo 3 en el festival de Venecia de 2019



SINOPSIS:
En el preludio del siglo XX, Tierra del Fuego es un territorio hostil y violento, donde llega Pedro para fotografiar el matrimonio del poderoso latifundista Mr Porter. La futura esposa, apenas una niña, se convertirá en su obsesión. Tratando de capturar la belleza, traicionará al poder que domina el territorio y será despojado de sus privilegios. Pedro no podrá escapar, y acabará siendo partícipe de una sociedad que convive con el genocidio de los nativos Selknam.
 (Fuentes de la sinopsis, el cartel y las imágenes: Elamedia Distribución, Suria Comunicación)
 (Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Elamadia Distribución, IMDb)


CRÍTICA:
El segundo largometraje dirigido por el cineasta español Théo Court es una de las mejores producciones de nuestro país filmada en los últimos años (la película tiene una parte importante de producción chilena y una participación más pequeña de compañías alemanas y colombianas), y fue rodada en 4 semanas, primero en la fría región de Tierra de Fuego y posteriormente en la isla de Tenerife.
La película tuvo su presentación en la pasada edición del Festival de cine de Venecia, en donde logró dos premios de la sección Orizzonti, el de mejor dirección y el Fipresci de la crítica, y en nuestro país se pudo ver por primera vez en el Festival de cine de Gijón 2019. Nos encontramos ante una película que contiene los elementos necesarios para que tenga una gran repercusión en los círculos del cine independiente, y ojalá los académicos la tengan en cuenta para la próxima edición de los premios Goya, como sucedió el año pasado con otra producción de cine de autor, como "Lo que arde (2019)".


La historia se desarrolla a finales del siglo XIX, y tiene como protagonista a Pedro, un fotógrafo de prestigio que acude a la mansión de Mr Porter situada en Tierra de fuego para fotografiar a Sara, una niña con la que se casará el rico dueño de esa casa, y a partir de ese momento el retratista se verá envuelto en una trama enigmática mientras espera mucho tiempo a que el señor Porter aparezca para así poder cobrar la mitad que le deben por la realización de su trabajo.
A nivel interpretativo destaca por encima del resto Alfredo Castro, que interpreta al fotógrafo protagonista, en otra actuación brillante del actor chileno, en un papel mucho más comedido de lo habitual y que saca adelante con gran solvencia. Entre los secundarios destacan la actriz española Lola Rubio en el papel de Aurora y Lars Rudolph. Los otros secundarios son David Pantaleón como Arturo, Ignacio Ceruti que interpreta a John y Esther Vega Pérez Torres a la niña Sara.


La propuesta está muy bien filmada y tiene un buen equilibrio entre el desarrollo de la trama central y de algunas subtramas secundarias (con un buen guion escrito por el propio director en colaboración con Samuel M. Delgado) y de cómo lo cuenta, ya que a nivel técnico y artístico el proyecto es de calidad, cuidando al máximo todos los detalles en cada uno de los escenarios por los que se mueve Pedro, con un gran desenlace. En el fondo la película es una crítica a las colonizaciones y toma como referente el genocidio del pueblo Selknam en Tierra de Fuego por un grupo de colonizadores.
Théo Court sabe mover muy bien la cámara, para presentarnos de una manera casi perfecta unos planos fijos y alguno en movimiento. La dirección de fotografía del cineasta José Ángel Alayón es magnífica y gracias a su trabajo podemos disfrutar de unas imágenes de gran belleza, en donde se juega muy bien con las tonalidades cromáticas, con el blanco de la nieve y el amarillo de la luz de las velas como colores predominantes. A todo ello tiene importancia el trabajo del director de fotografía Mauro Herce, reciente ganador del Goya en esta categoría, pero en esta ocasión al frente de los efectos visuales de la película.


La banda sonora compuesta por Jonay Armas es perfecta para crear esa atmósfera de tensión, con unos sonidos intermitentes potentes tan habituales en las películas de suspense, aunque en este caso nos encontramos con una historia dramática de un hombre que acude a realizar un trabajo y que se queda atrapado en una región cubierta de nieve. El acierto es que no se abusa de la música, sino únicamente en las escenas en las que es necesaria, permitiendo escuchar el sonido de la naturaleza, y en ese campo el trabajo de los técnicos de sonido es de calidad, para permitir que escuchemos nítidamente entre otras cosas el viento, el canto de los pájaros y el disparo de las escopetas. Por último, me gustaría destacar el trabajo en el diseño del vestuario por parte de Felipe Criado, con unos trajes de época que encajan muy bien en la trama.
Una película que recomiendo a los aficionados al buen cine, aunque no es una propuesta sencilla por su ritmo pausado y porque no cuenta las cosas de manera directa sino que deja que el espectador se vaya creando su propia historia. 


LO MEJOR: La fotografía. La dirección. La actuación de Alfredo Castro.
LO PEOR: Algunos personajes secundarios no están bien desarrollados.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Francisco Javier Fernández en MacGuffin007



PODCASTS:


 




DÍAS DE CINE:

NOTAS DEL DIRECTOR:Cuando observé las fotografías de una de las cacerías de Selknam perpetradas por Julius Popper en Tierra del Fuego, me invadieron preguntas. ¿Quién era ese fotógrafo? ¿Quién participaba de aquellos actos, como un ‘voyeur’ ausente? Después vino el territorio, un lugar de planicies vastas e infinitas, un sitio marcado por la barbarie y la supervivencia en condiciones extremas. Terratenientes que financiaban la permanencia de los asentamientos coloniales a la fuerza, la barbarie intrínseca a la sociedad “moderna”, organizada y legitimada. Con este universo intenté delinear una vía para representar esa zona gris, incómoda, contradictoria y perturbadora.
 (Fuente del texto: Pressbook-Elamedia Distribución)


TRAILER:

2 comentarios:

  1. Que ganas de ver esta peli! la tengo anotadísima, y tu reseña me dan más ganas de verla!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Ya me contarás cuando la veas. Ojalá te guste.

    ResponderEliminar