jueves, 6 de octubre de 2022

ARGENTINA, 1985 (2022)


PONIENDO BAJO LAS CUERDAS A LOS MILITARES

PAÍSES: Argentina-Estados Unidos (2022)
DIRECCIÓN: Santiago Mitre
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 4 de diciembre de 1980, Buenos Aires (Argentina)
INTÉRPRETES: Ricardo Darín, Peter Lanzani, Alejandra Flechner, Norman Briski, Carlos Portaluppi, Héctor Díaz, Alejo García Pintos, Claudio Da Passano
GUIONISTAS: Santiago Mitre, Mariano Llinás
FOTOGRAFÍA: Javier Juliá
MÚSICA: Pedro Osuna
GÉNERO: thriller
PRODUCCIÓN: La Unión de los Ríos, Kenya Films, Infinity Hill
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: A Contracorriente Films 
DURACIÓN: 140 minutos
PREMIOS: 3 premios, uno en el Festival de San Sebastián y dos en el de Venecia de 2022


SINOPSIS:

Argentina, 1985 está inspirada en la historia real de Julio Strassera, Luis Moreno Ocampo y su joven equipo jurídico que se atrevieron a acusar, contra viento y marea, a contrarreloj y bajo constante amenaza, a la más sangrienta dictadura militar argentina. Una batalla de David contra Goliat, con los héroes menos esperados.
 (fuente de la sinopsis, del cartel y de las imágenes: A Contracorriente Films)


CRÍTICA:
Si hay una película que ha sido la sensación entre el público asistente en la pasada edición del festival de cine de San Sebastián, esa es "Argentina, 1985", probablemente por la presencia de un rostro tan conocido como Ricardo Darín y por sus buenas críticas en su estreno en el Festival de Venecia.
Los premios de crítica y público en dos festivales tan prestigiosos ponen de manifiesto que es una película de consenso, y una de las películas más hollywoodiense dentro del panorama latino de los últimos años (llega a Amazon Prime Video el próximo 21 de octubre).
Está inspirada en un hecho real importante en la historia reciente, con el juicio a Videla y el resto de los militares de la dictadura de Argentina, una vez restaurada la democracia en Argentina con la llegada al poder de Raúl Alfonsín, con el juicio a Videla y el resto de miembros de las Juntas Militares de la dictadura.


La película está dirigida por Santiago Mitre, una demostración más del talento del joven cineasta argentino, responsable entre otras de "El estudiante" o "Paulina", y el resultado es una cinta que, contando una historia dura, lo hace introduciendo unos toques de humor en los personajes del fiscal Julio Strassera y su mujer, y mucho suspense en las escenas de juicio que tanto gustan a los espectadores, y que tan bien funcionan en el cine americano.
Uno de los puntos fuertes de la película es el reparto, entre los que destaca un Ricardo Darín que vuelve a demostrar su talento, en un papel que le viene como anillo al dedo, y que vuelve a sacar adelante con una gran naturalidad. En esta ocasión interpreta al fiscal del estado Julio Strassera, que gracias a su perseverancia consigue llevar a juicio a los militares, y que está creíble en las situaciones más dramáticas, en las escenas judiciales. Un personaje firme e implicado en su trabajo, pero también con un gran sentido del humor. Precisamente estos diálogos con tanta ironía son otro de los sellos de identidad de la película, tanto en el personaje protagonista, como los que le rodean en su círculo familiar y profesional.


La película también cuenta con unos secundarios de lujo, unos habituales en el cine argentino, que probablemente serán unos desconocidos para el gran público. Entre todos ellos me gustaría destacar a Peter Lanzani, que interpreta a Luis Moreno Ocampo, el ayudante del fiscal, con un típico inicio de su relación profesional, que recuerda a esas películas o series estadounidenses con un policía y un nuevo compañero de trabajo (en este caso son fiscales), y que poco a poco van ganando en confianza hasta llegar a aunar esfuerzos para un objetico común.
Va de más a menos, y me interesan menos las largas escenas judiciales (un problema personal puede ser). Me interesa más toda esa planificación previa a la celebración del juicio, con las presiones a los que son sometidos los fiscales, así como los problemas y las trabas con las que tiene que lidiar el protagonista, pero también están muy bien tratadas las escenas del protagonista con su familia, con esos toques de humor.



Son partes fundamentales en el buen funcionamiento del proyecto, además del reparto citado anteriormente, la dirección artística y el diseño de decorados y en la recreación de la época, la música compuesta por Pedro Osuna, pero también la eficaz dirección de Santiago Mitre y el montaje.
Por contra, no me convence el empleo constante de unos tonos amarillentos, que igual funciona bien en una visión en la televisión de casa, pero que resulta excesivo visto en gran pantalla.
Una película que se pasa en un suspiro, pese a sus 140 minutos, aunque quizás se podía haber reducido la duración del metraje en algunas escenas judiciales, y que es muy fácil de recomendar, ya que creo que puede gustar a todo tipo de público, y que no se pueden perder ya sea en su estreno en los cines españoles, o cuando se pueda ver en casa en la plataforma Amazon Prime Video.


LO MEJOR: Las actuaciones de Ricardo Darín y Peter Lanzani. La dirección artística y el diseño de decorados.
LO PEOR: Se podía haber recortado algo de metraje en las escenas judiciales.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Eduardo Casanova en Destino Arrakis


PODCASTS:




TRÁILER:


No hay comentarios:

Publicar un comentario