viernes, 14 de octubre de 2022

PETER VON KANT (2022)


EL HOMENAJE DE OZON A FASSBINDER


PAÍSES: Francia-Bélgica (2022)
DIRECCIÓN: François Ozon
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 15 de noviembre de 1967, París (Francia)
INTÉRPRETES: Denis Ménochet, Isabelle Adjani, Khalil Gharbia, Hanna Schygulla, Stefan Crepon, Aminthe Audiard
GUIONISTA: François Ozon
BASADA EN: la película "Las amargas lágrimas de Petra von Kant", dirigida por Rainer Werner Fassbinder, estrenada en 1972
FOTOGRAFÍA: Manuel Dacosse
MÚSICA: Clément Ducol
GÉNERO: drama
PRODUCCIÓN: Foz, France 2 Cinéma, Playtime, Scope Pictures, Canal+, Ciné+, France Télévisions, Cofinova 17, Indéfilms 10, La Banque Postale Image 14, Palatine Étoile 18, Cinéaxe 3, Cinémage 16, Centre national du cinéma et de l'image animée
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Caramel Films
AGENCIA DE COMUNICACIÓN: Revolutionary Press
DURACIÓN: 84 minutos
PREMIOS: 2 premios en el Festival FilmOut de San Diego 2022


SINOPSIS:
Peter Von Kant, un famoso director de éxito, vive con su asistente Karl, al que maltrata y humilla. Gracias a la gran actriz Sidonie, conoce y se enamora de Amir, un apuesto joven de origen modesto, a quien ofrece compartir su casa y apoyarle para entrar en el mundo del cine.
 (fuente de la sinopsis, del cartel y de las imágenes: Caramel Films)


CRÍTICA:
La nueva película de François Ozon es una libre adaptación de la película "Las amargas lágrimas de Petra von Kant" dirigida y escrita por Rainer Werner Fassbinder en 1972. El cineasta francés realiza un homenaje a uno de sus directores de cabecera, y lo hace cogiendo como base una de sus películas más conocidas, y cambiando los nombres de los personajes, modificando el guion, e incluso el personaje protagonista en este caso es un hombre (Peter) y no una mujer (Petra).
La película se presentó en la pasada edición del Festival de Berlín, y tuvo el honor de inaugurar la sección perlas de la pasada edición del Festival de cine de San Sebastián.
La cinta tiene la ironía y el erotismo tan habitual en el cine del director francés, aunque falta ese toque enigmático tan característico de las películas de Ozon. El amor, el deseo, el dinero, el poder o la diferencia de clases son algunos aspectos que están presentes en el largometraje.


La película es bastante irregular, excesivamente teatral, tiene alguna escena dramática potente, algunos diálogos divertidos y muchos excesos, pero se ve con agrado, teniendo en cuenta su corta duración, y que suceden cosas desde el principio.
Es un Ozon diferente al habitual, ya que faltan esos "toques de suspense" tan habituales en otros trabajos suyos, y vive de escenas aisladas potentes, que funcionan bastante bien, pero el guion y el montaje no me terminan de convencer. 
La película está filmada en un único escenario el de la casa del protagonista, un director en horas bajas llamado Peter Von Kant y que es bastante excéntrico y posesivo, y no se rodó en estudio, sino en las antiguas cocinas de un orfanato en Ivry sur Seine. 
Los aspectos estéticos se han cuidado al máximo, y luce mucho el trabajo de la diseñadora de producción y del director de fotografía para recrear esa casa con tantos objetos, y que define bastante bien como era el personaje protagonista, un hombre egoísta y posesivo.


Los otros aspectos destacados son los interpretativos, en especial la magnífica actuación del siempre solvente Denis Ménochet, que saca adelante con nota un papel nada fácil, teniendo en cuenta los cambios de estado de ánimo del personaje protagonista, con unos cambios de registro entre las escenas más dramáticas y las más divertidas. Un personaje excéntrico, irónico y divertido, al que le coges cariño y unos minutos después le odias, por esos cambios de actitud tan radicales. 
El actor francés no fue la primera elección de Ozon sino Xavier Dolan, pese a que ya había trabajado con él en "En la casa" y "Gracias a Dios", por ser mayor al Fassbinder de cuando escribió "Las amargas lágrimas de Petra Von Kant", excéntrico, irónico y divertido.
El otro gran trabajo interpretativo es el de Khalil Gharbia que lo hace bastante bien como Amir Ben Salem, el joven aspirante a actor del que se encapricha Peter. La otra presencia destacada es la de la veterana Isabelle Adjani, que interpreta a Sidonie Von Grassenabb, la musa de Fassbender.
Ozon reservó un pequeño papel en esta película para Hanah Schygulla, el de Rosemarie, como homenaje a su presencia en la obra original de Fassbinder.
Una interesante película que puede tener su público y que, sin ser de las mejores de Ozon, gustará a los que disfrutan de las obras de teatro y del cine excesivamente teatral, filmado en un único escenario en el interior de una casa.


LO MEJOR: La actuación de Denis Ménochet. La dirección artística y el vestuario.
LO PEOR: Algunos excesos innecesarios.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Eduardo Casanova en Destino Arrakis

María Cantó en Cinema Ad Hoc

PODCAST:


TRÁILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario