viernes, 14 de octubre de 2022

GIRASOLES SILVESTRES (2022)


LAS ELECCIONES EQUIVOCADAS


PAÍSES: España-Francia (2022)
DIRECCIÓN: Jaime Rosales
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 2 de enero de 1970, Barcelona (España)
INTÉRPRETES: Anna Castillo, Oriol Pla, Quim Àvila, Lluís Marquès, Manolo Solo, Carolina Yuste, Diana Gómez, Eva Díez, Diana Pla
GUIONISTAS: Bárbara Díez, Jaime Rosales
FOTOGRAFÍA: Hélène Louvart
GÉNERO: drama
PRODUCCIÓN: 
Fredesval Films, A Contracorriente Films, Oberón Cinematográfica, Luxbox, RTVE, TV3, Movistar Plus+, ICAA, ICEC
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: A Contracorriente Films
DURACIÓN: 107 minutos


SINOPSIS:
Julia, una joven de 22 años y madre de dos niños, se enamora de Óscar, un chico conflictivo con el que comienza una relación. A medida que pasan tiempo juntos, Julia empezará a plantearse si Óscar es la persona que realmente necesita a su lado, lo que la llevará a iniciar un viaje personal en busca de su felicidad y la de su familia.
 (fuente de la sinopsis, del cartel y de las imágenes: A Contracorriente Films)


CRÍTICA:
El cine de Jaime Rosales no es sencillo, porque habitualmente intenta innovar a nivel estético, buscando acercarse a la realidad, aunque eso pueda provocar malestar en algún espectador, y en otros casos que pueda aburrirse durante su visionado.
En esta ocasión nos presenta "Girasoles silvestres", una de sus películas más convencionales y accesibles para el gran público, que aborda el complicado asunto de la difícil convivencia de las parejas en la actualidad, de la imposibilidad que tienen algunas personas para estar juntas, y también se trata de manera directa y realista los malos tratos y el machismo.
La película se presentó a concurso en la pasada edición del Festival de San Sebastián, y tiene como gran protagonista a Julia, una mujer que vive en Barcelona, y que es madre de una niña y un niño.


La cinta es fácil de seguir, ya que no hay grandes giros, ni siquiera se juega con esos saltos temporales hacia atrás, sino se desarrolla de manera lineal, aunque con varias elipsis temporales bastante grandes, ya que el director lo que pretende es centrarse en esas tres relaciones de esa mujer, madre soltera de una niña y un niño, dejando de lado lo que sucede entre una y otra.
Se tiene como referencia el personaje femenino protagonista, y a su alrededor van apareciendo y desapareciendo otros hombres con los que comienza una relación. Esa mujer, una madre de una niña y un niño, que son los otros dos personajes que están presentes durante todo el metraje, aparenta ser fuerte, pero en el fondo es frágil, y carne de cañón para los hombres equivocados, en unas relaciones que no terminan bien hasta que por fin puede encontrar la pareja ideal. Una joven enfermera cuya vida se ve influenciada por la elección de parejas, en tres relaciones infructuosas diferentes, cada una con hombres de caracteres opuestos, pero que con el paso del tiempo demuestran que han sido unas relaciones equivocadas, por un motivo o por otro, bien por ser el típico machista o por ser una persona inmadura que no pone mucho de su parte en la relación.


Jaime Rosales ha decidido apostar por la sencillez y la naturalidad, en una puesta en escena convencional a nivel estético que funciona bastante bien en esa historia central que nos quiere contar y en las tramas paralelas.
El mayor riesgo viene en el guion, con unos diálogos muy bien escritos, que aportan la profundidad y valentía necesaria en este tipo de propuestas con un tema central tan delicado, y lo hace sin grandes giros, dejando que la historia avance en consonancia con la evolución de los personajes. También hay un gran trabajo en la dirección de fotografía por parte de Hélène Louvart, empleando un formato reducido de 35 mm.
Otro de los aciertos es la elección de las canciones, en este caso del grupo Triana, algo poco habitual en los trabajos anteriores del director, en donde sus películas no suelen tener música.


El otro punto fuerte es la interpretación de Anna Castillo, que está magnífica como Julia, en una actuación dramática bastante contenida, en la que es una de las mejores actuaciones de la carrera de la actriz española. La joven actriz española está espontanea, natural, y demuestra su versatilidad al estar creíble en las situaciones más dramáticas y en los momentos más alegres.
Oriol Pla interpreta a Óscar, el personaje masculino protagonista de la primera mitad, el más potente a nivel argumental y el que tiene una actitud más reprochable, y que el actor español saca adelante con nota.
Completan el reparto los siempre solventes Manolo Solo, como Roberto, el padre de Julia, y Carolina Yuste, que interpreta a Maite, la hermanastra de la protagonista. No me convence tanto la actuación de Lluís Marquès, que interpreta a Álex, la última de las relaciones que vemos de Julia. Por contra sí me parece bueno el trabajo interpretativo de Quim Ávila como Marcos, el legionario que vive en Melilla y que es el padre de los hijos de la protagonista.
Una de las películas más asequibles de la filmografía de Rosales, un poco en la tónica de sus últimos proyectos desde "Hermosa juventud (2014)", aunque en alguna escena hay algún toque personal a nivel estético, que es fácil de recomendar a los espectadores que quieran ver una historia potente a nivel dramático y bastante creíble.


LO MEJOR: La interpretación de Anna Castillo. El guion.
LO PEOR: El último capítulo es inferior a los dos anteriores.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis

Yolanda Aguas en Cinet Farö

Jorge Gutiérrez Leguina en El Palomitrón


PODCASTS:




TRÁILER:


No hay comentarios:

Publicar un comentario