miércoles, 22 de enero de 2020

1917 (2019)


EL HORROR DE LA GUERRA DESDE LA MIRADA DE DOS SOLDADOS BRITÁNICOS


PAÍSES: Reino Unido-Estados Unidos (2019)
DIRECCIÓN: Sam Mendes
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 1 de Agosto de 1965, Reading (Reino Unido)
INTÉRPRETES: George MacKay, Dean-Charles Chapman, Mark Strong, Richard Madden, Benedict Cumberbatch, Colin Firth, Andrew Scott, Daniel Mays, Adrian Scarborough, Jamie Parker, Nabhaan Rizwan, Justin Edwards, Gerran Howell, Richard McCabe, Robert Maaser, John Hollingworth, Anson Boon, Jonny Lavelle, Michael Jibson, Chris Walley
GUIONISTAS: Sam Mendes, Krysty Wilson-Cairns
FOTOGRAFÍA: Roger Deakins
MÚSICA: Thomas Newman
GÉNERO: Bélica
PRODUCCIÓN: Amblin Partners, Neal Street Productions, DreamWorks SKG, New Republic Pictures
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Eone Films
DURACIÓN: 119 minutos
PREMIOS: 72 premios, incluyendo dos Globos de oro en 2020



SINOPSIS:
En lo más crudo de la Primera Guerra Mundial, dos jóvenes soldados británicos, Schofield (George MacKay) y Blake (Dean-Charles Chapman) reciben una misión aparentemente imposible. En una carrera contrarreloj, deberán atravesar el territorio enemigo para entregar un mensaje que evitará un mortífero ataque contra cientos de soldados, entre ellos el propio hermano de Blake.
(Fuente del cartel: E-Cartelera)
(Fuente de las imágenes: Sensacine)
(Fuentes de la información de la película: Filmaffinity, IMDb)



CRÍTICA:
El cineasta británico Sam Mendes se dio a conocer en 1999 por ser el director de "American beauty", su segundo largometraje y el primero estrenado en cines, ya que debutó con la Tv-movie "Cabaret (1993)"). Esa película gustó al público y gran parte de la crítica, entre los que no me encuentro, y fue poco a poco ganando protagonismo en la temporada de premios cinematográficos de 1999-2000, hasta salir de la ceremonia de entrega de los premios Óscar del año 2000 como la gran triunfadora, al ganar 5 de los 8 galardones a los que optaba, incluyendo los de mejor película y de dirección.
No soy admirador de esa película, aunque reconozco que está bastante bien dirigida, pero su guion no me convence y me parece bastante irregular. Han pasado 20 años desde esa propuesta, y Sam Mendes ha dosificado sus proyectos cinematográficos, dedicando mucho tiempo a cada una de sus películas, y todas esas películas me parecen al menos notables y superiores a aquella cinta por la que será recordado cuando termine su carrera, con cintas tan buenas como "Camino a la perdición (2002)" y "Skyfall (2012)" (Junto a "Spectre (2015)") su aportación a la saga de James Bond).
En esta ocasión nos presenta una de las mejores películas bélicas de lo que llevamos de siglo, un género del que no es inexperto por haber dirigido "Jarhead, el infierno espera (2005)", cuya historia se desarrolla en la Guerra del Golfo.

La cinta está siendo una de las grandes protagonistas de la actual carrera cinematográfica norteamericana, sobre todo después de ser la gran triunfadora de los Globos de oro al llevarse los premios de mejor película dramática y el de dirección. La película es candidata a 10 Premios Óscar, y parte con opciones muy fuertes de ser la protagonista en la ceremonia del próximo 9 de Febrero en Los Ángeles.


La propuesta se desarrolla durante la I Guerra Mundial, pero no es la típica película bélica de grandes batallas con disparos y bombardeos, sino que siguiendo la estela de otras películas recientes como "Dunkerque (2017)", lo que me parece un acierto, decide mostrar el dolor y la angustia de la guerra siguiendo de cerca a dos soldados británicos que tienen que atravesar ese lugar en medio de los tiroteos para llevar un mensaje importante. La película mantiene el interés y la tensión hasta el final durante sus casi 2 horas de metraje, y lo hace con una calidad técnica indudable, tanto a nivel de dirección como en la fotografía de Sam Mendes (Podría ganar su segundo Óscar, después del logrado hace dos años con "Blade runner 2049 (2017)", tras 15 nominaciones sin premio), o la dirección artística y el diseño de producción creando unos escenarios muy diferentes entre sí y que encajan muy bien en lo que necesita ese momento de la historia de esos personajes luchadores que dan todo lo que tienen arriesgando su vida para intentar ayudar a la estrategia contra sus enemigos los alemanes.


La película no necesita de un guion con grandes giros, y eso no significa que sea malo, sino que va añadiendo las situaciones necesarias y los personajes secundarios, que cada uno tiene su pequeño momento, para acompañar muy bien a esa especie de montaña rusa de emociones. El falso plano secuencia que gracias al CGI no se nota claramente cuando están hechos los cortes me recordó al de "Utoya, 22 de Julio (2018)", la película dirigida por Erik Poppe que recrea los trágicos acontecimientos en la isla noruega.
La música original compuesta por Thomas Newman es otro elemento importante en la película, ya que está presente durante casi todo el metraje, pero lo hace sin saturar en exceso como sucedía en la creada por Hans Zimmer para "Dunkerque", aunque es verdad que en muchos momentos resulta un poco monótona. El compositor estadounidense que hasta la fecha no ha ganado el Óscar es candidato a ganar la estatuilla por 15ª vez y, al igual que Roger Deakins citado anteriormente, podría lograr el éxito en los premios de los académicos de Hollywood cuando menos lo merecía, sin desmerecer su trabajo en esta película bélica, pero no llega al nivel de otros trabajos personales o de su gran rival, la banda sonora de la islandesa Hildur Guðnadóttir en "Joker (2019)".


A nivel interpretativo la película cuenta con unas actuaciones secundarias correctas, en algún caso a modo de cameo, de rostros conocidos como los de Mark Strong, Richard Madden, Colin Firth y Benedict Cumberbatch. Por contra destacan los dos protagonistas, que están excelentes sacando adelante sus personajes con momentos con una gran carga dramática y moviéndose bien en las escenas de más acción. George MacKay interpreta al soldado británico Schofield, el actor conocido por sus interpretaciones en "Amanece en Edimburgo (2013)", "Pride (Orgullo) (2014)", "Captain fantastic (2016)" y en la producción española "El secreto de Marrowbone (2016)", y lleva el peso de toda la película. Por su parte Dean-Charles Chapman es el soldado Blake, conocido por su participación en la serie "Juego de tronos", que acompaña a su compañero por esos escenarios donde tiene lugar la batalla bélica. La única pega que pongo a la película es que las conversaciones entre los dos soldados en muchos momentos me resultaron un poco cargantes, aunque podría ser por el doblaje, teniendo en cuenta que en esta ocasión no la vi en versión original.
Una película recomendable a casi todo el mundo, incluso a los que no les gusta el cine bélico, porque tampoco hay escenas con tiroteos como la mayoría de cintas del género, y además no aburre y sus casi 2 horas de metraje se pasan en un suspiro.



LO MEJOR: La calidad técnica. La dirección y la fotografía.
LO PEOR: Algunas conversaciones entre los dos protagonistas.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Luis Arrechea en Habladecine 


Álvaro Fernández en Gandolcine

Xavier Vidal en Cinoscar & Rarities

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia


Alberto Tovar en Demasiado Cine

Joan Boter en Faces on the Box

Eduardo Casanova en Destino Arrakis


Alain Garrido en Cinema Ad Hoc 


Rafael Nieto en Cinema Nostrum

Roberto Resino en Argoderse

Miguel Martín en Nos Hacemos un cine en Orión

Javier Gutiérrez y Tomás Gutiérrez en Cine de Patio

Alba Menor en MacGuffin007



PODCASTS:





DÍAS DE CINE:

TRAILER:



No hay comentarios:

Publicar un comentario