viernes, 18 de abril de 2014

TREN DE NOCHE A LISBOA ( 2013 )





LA BÚSQUEDA EN LISBOA


PRODUCCIÓN: ALEMANIA ( 2013 )
DIRECCIÓN: Bille August
INTÉRPRETES: Jeremy Irons, Jack Huston, Christopher Lee, Mélanie Laurent, Charlotte Rampling, Lena Olin, Tom Courtenay, Bruno Ganz, August Diehl, Martina Gedeck, Beatriz Batarda, Burghart Klaußner, Nicolau Breyner
GÉNERO: Thriller
DISTRIBUIDORA: Surtsey Films

SINOPSIS:
El profesor de latín, Raimond Gregorius (Jeremy Irons), encuentra un día en Berna, en el puente de Kirchenfield, a una portuguesa que está a punto de tirarse a las aguas del Aar. Sin pensarlo, interviene y la salva. La lleva consigo, pero la chica desaparece sin dejar más rastro que un impermeable y un libro de un autor portugués. Raimond coge el tren para Lisboa con el propósito de conocer al misterioso escritor cuyo libro plantea las cuestiones que desde hace años lo atormentan. 
 ( FUENTE: FILMAFFINITY )

CRÍTICA:
Pese a tener una extensa filmografía solamante he visto dos películas del veterano director danés Bille August. " Pelle el conquistador " es una gran película, de lo mejor de la década de los 80 y por la cual Dinamarca ganó el Oscar en la categoría de película en habla no inglesa. 
" La casa de los espíritus " es una película más normalita, pese a que tuvo un gran éxito de público. Funciona bien en su parte inicial, y fundamentalmente por las grandes interpretaciones, pero se acaba convirtiendo en un culebrón difícil de digerir.


Para su última película ha vuelto a recurrir a un gran reparto, con unos buenos secundarios, pero una historia muy irregular. Es una producción alemana, que ha contado con la presencia de Jeremy Irons como el protagonista, con quien ya trabajó en " La casa de los espíritus ". Está basada en una novela de Pascal Mercier.
El personaje de Raimund se traslada desde Berna a Lisboa, abandonando su vida rutinaria como profesor para embarcarse en la búsqueda del pasado de Amadeu, una persona desconocida para él. La propuesta ha conseguido que me interese más la historia del pasado de los personajes que lo que va sucediendo en el presente. Lo mejor de lo que va sucediendo en la actualidad es la aparición de buenos intérpretes secundarios, que intervienen muy poco tiempo, destacando Bruno Ganz, Christopher Lee y Charlotte Rampling. Sobre todo el primero en una breve aparición, pero muy intensa. La actuación de Jeremy Irons no me convence, seguramente por lo inexplicable de muchas de sus actuaciones. Aunque tampoco me parece que esté a la altura de su calidad como actor.

 

El punto de partida es sorprendente, y poco creíble, aunque hay que entender que es una adaptación de la novela, y seguramente será lo que escribió Pascal Mercier. Raimund va abriendo una nueva puerta en el pasado de Amadeu, para llegar al final en donde tenemos claro todo lo sucedido en 1975 durante el régimen que gobernaba Portugal y la Revolución de los claveles intentando unirse para hacer frente a los gobernantes. Ese es el otro acierto, no dejar ningún cabo suelto en la historia del pasado de los personajes.
 

Pero para ello hay que tragar muchas situaciones un poco ridículas, que le suceden al profesor protagonista, comenzando por su huida a Lisboa, sin ningún motivo, y todas las averiguaciones que va consiguiendo. El final de la película es complicado de entender, sobre todo para las personas que conozcamos la situación geográfica de las ciudades españolas y portuguesas. 




La película nos permite conocer Lisboa, y es una bonita estampa de la ciudad portuguesa. Además de algunas interpretaciones el otro acierto es el montaje, que nos une lo sucedido entre 1975-1977  con la actualidad, y podemos ver en imágenes lo que van contando a Raimund los diferentes protagonistas de la historia. Hay dos escenas bastante duras.
El metraje es adecuado, y acabamos conociendo todo de la historia, pero en la parte inicial se me hizo un poco pesada, ya que cuesta entrar en la película, seguramente porque no termina de estar muy bien contada.


Recomendable a los que busquen una historia de personajes, con buenas actuaciones. Sabiendo que van a encontrarse con una película lenta, y con muchas escenas en donde se cuenta el pasado de los personajes. Ideal para aquellos que les gusta contemplar paisajes bonitos, en este caso de Lisboa, y sobre todo conocer una parte de lo sucedido en Portugal hace casi 40 años.

SPOILERS:
El protagonista se encuentra a una muchacha en una mañana lluviosa, y decide que la acompañe a sus clases. De repente Catherine desaparece olvidándose el abrigo. En su interior tenía un billete de tren a Lisboa, y va a buscarla a la estación pero no la encuentra, y sin ninguna lógica el protagonista decide abandonar su vida diaria para ir a la capital portuguesa. Simplemente porque había observado el libro que la chica se había olvidado, y le había interesado la historia. A partir de aquí Raimund va hablando con todas las personas implicadas, y todos le reciben sin ningún problema. 




El ridículo llega al final cuando acude con la sobrina de Joao a Salamanca para hablar con Estefania. Ni Salamanca está al lado del mar, ni hay forma de explicar como no envejece el personaje de Estefania, que pese a ser otra actriz, en ella no se notan el paso de los años. 


Otro disparate son los idiomas, ya que durante toda la película se habla en inglés, y es difícil de explicar que en 1975 todos los portugueses que intervienen supieran hablar perfectamente inglés. Incluso que en la actualidad también hablen inglés personas que no aparecían en la historia del pasado.


Prefiero la opción de envejecer a los intérpretes antes que dos actores/ actrices diferentes hagan el mismo personaje en diferentes épocas. Pero hay que reconocer que en este caso ha sido una buena elección, con la excepción de Estefania.
Las dos escenas más duras son:
- Adriana se ahoga al comer, y su hermano Amadeu la tiene que hacer la traqueotomía. En la siguiente escena vemos a Adriana en la actualidad ( Charlotte Rampling que tiene una cicatriz en el cuello ).


- La historia que cuenta Jorge ( Bruno Ganz ), y el motivo por el que quería eliminar a Estefania. La relación entre la joven y Amadeu no podía soportarla, aunque él decía que era peligroso que la detuvieran y la sacaran información confidencial aprovechándose de su buena memoria. Hay un momento en donde Jorge apunta a Estefania, y Amadeu se pone en medio para evitar que la mate. Desde ese momento los dos jóvenes deciden huir a España, y se produce otra escena difícil de explicar: el paso fronterizo y como salen del país.

PERSONAJES:
- Raimund Gregorius, profesor de filosofía en Berna, y que inicia un viaje a Lisboa, tras encontrar el libro escrito por Amadeu.

- Amadeu, médico y escritor que fue uno de los miembros de la revolución de los claveles de 1975.

- Estefania, otra de las chicas de la Revolución, y que tenía una gran memoria para recordar datos.



- Jorge, el principal amigo de Amadeu durante la infancia.
 


- Joao Eca, otro de los miembros del grupo, que colaboraba con Amadeu.


- Adriana, la hermana de Amadeu.


- Bartolomeu, el padre en una iglesia. Amigo de Amadeu y Jorge.


- Catherine Mendez, la chica que se encuentra el protagonista en Berna, y por la que comienza su viaje a Lisboa.

- Mendez, abuelo de Catherine, y el carnicero de Lisboa formando parte del Gobierno de Portugal.

- Padre y Madre de Amadeu.


- Clotilde, la sirvienta de la familia de Amadeu.




- Kagi, el director del colegio en donde trabaja Raimund en Berna.


CRÍTICAS EN MEDIOS ESPECIALIZADOS:

Manuel Yáñez Murillo en Fotogramas  3 / 5

Eduardo Galán en Cinemanía  2 / 5

Roberto Piorno en Guia del ocio  2 / 5

Quim Casas en Sensacine  3 / 5

Carlos Boyero en El País

Jordi Costa en El País

Luis Martínez en El Mundo 

David Rooney en The Hollywood Reporter  2 / 5

Keith Uhlich en Time Out  1 / 5

Andrew L. Urban en Urbancinefile

Stephen Holden en The New York Times  1,5 / 5

Calum Marsch en Village Voice  3,5 / 5

Joe Neumaier en Daily News  1,5 / 5

Farran Smith Nehme en New York Post  1,5 / 5

Bill Weber en Slant Magazine  1,5 / 5

Nota IMDb:

Tren de noche a Lisboa (2013) on IMDb

Nota Filmaffinity: 5,6 / 10

Días de cine:



TRAILER:




2 comentarios:

  1. Hablando de la "Casa de los Espíritus", basa en la novela de Isabel Allende, chilena. Se puede considerar un clásico del cine contemporáneo, tanto en su performance, como en la estructura historiográfica, argumental. La ambientación geopolítica, tiene cierto acercamiento con la imaginación del productor. La trama histórica confunde hechos y sucesos de la política Latinoamericana. La actuación de los protagonistas, es simplemente excepcional. La rudeza de Jeremy Irons, contrasta con la inmensa dulzura de Meryl Streep, en los papeles protagónicos.La simpleza que encierra el personaje de aquella gran actriz como es Glenn Close, encarnando a Férula, que actúa y comunica emociones, casi sin expresión vocal. La participación de Vicent Gallo, como Esteban García el "huacho" de la familia que más tarde se cobra venganza, personifica lisa y llanamente un realismo mágico, de cara a la situacionalidad del film. No tiene comparación el último tren a Lisboa, con la Casa de los Espíritus, aunque los dos film, aquilaten cierta aproximación a hechos ocurridos. El personaje que encarna Jeremy Irons, en el último tren a Lisboa, es de un profesor torpe, bondadoso, casi ingenuo, que lo menos que le interesa (como a la mayoría de los maestros), atender pedagógicamente a estudiantes que se ven obligados a asistir a la escuela). Se observan episodios un tanto forzados, como el encontrón con el ciclista, la salvada milagrosa de la chica suicida (bueno allí se genera el meollo de la película, etc.etc.). De todas maneras, Irons, en el film de la Casa de los >espíritus<, se percibe, fuerte, potente, integrativo, sin perjuicio que tenía unos lustros menos. Conclusión; ambos film, se perciben más que entretenidos, un tanto densos pero nunca como trama Kafkiana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LA UTILIDAD DE LO INUTIL Y LO INUTIL DE la UTILIDAD
      Psicológica y filosóficamente, lo inútil puede tener utilidad alguna, según pensamiento de Ionesco que afirma que el hombre moderno, vive apurado, no tiene tiempo, es prisionero de la necesidad, no comprende que algo pueda no ser útil; no comprende tampoco que, en el fondo, lo útil puede ser un peso inútil, agobiante. Si no se comprende la utilidad de lo inútil y la inutilidad de lo útil, no comprende el arte. No es que el Arte sea inútil, pero puede serlo para los que no lo comprenden ni aman. Un país en donde no se comprenda el arte, es un país de esclavos y robots, un país de gente desdichada, de gente que no ríe ni sonríe, un país sin espíritu; donde no hay humor ni humorismo, donde no hay risa, hay cólera y odio. Con estas palabras, Ionesco describe a la perfección la visión utilitaria con que el hombre moderno se enfrenta a la realidad, confundiendo el valor de las cosas con su utilidad práctica. Esta visión utilitaria le impide entusiasmarse y disfrutar del milagro de la belleza artística. Pero, además, este hombre moderno que ha aceptado la utilidad como guía de todas sus acciones corre el peligro de adherirse a cualquier ideología totalitaria o fanatismo religioso, pues la obsesión por la utilidad le ha robado el tiempo libre que necesita para reflexionar y, por lo tanto, lo convierte en un sujeto fácilmente manipulable por dictadores y líderes autoritarios de toda clase. Así lo explica Ionesco en su conferencia. Es viable asociar lo inútil con el ocio total e improductivo, en donde el sujeto apenas puede posar su cuerpo sobre la hamaca en el “locus amoenus”. Si menos tiempo tenemos para sí, menos libertad tendremos a nuestro haber. Porque esta gente atareada, ansiosa, que corre hacia una meta que no es humana o que no es más que un espejismo puede, súbitamente, al sonido de cualquier clarín, al llamado de cualquier loco o demonio, dejarse arrastrar por un fanatismo delirante, una rabia colectiva cualquiera, una histeria popular. Las rinocerontitis más diversas, de derecha y de izquierda, constituyen las amenazas que pesan sobre la humanidad que no tiene tiempo de reflexionar, de recuperar su serenidad o su lucidez. Para muestra varios botones: toma de rehenes en Australia, asesinato en plena vía pública, cajeros automáticos como tiro al pichón, castigo escolar, persecución laboral, femicidios, y un largo etcétera. Que nos que a los humanos de este Planeta, no queda la mesura, la armonía, la paciencia, la tolerancia, la perseverancia, empeño, esfuerzo, tenacidad, compasión, bondad, templanza, incluso, también un poco de ingenuidad.


      Eliminar