lunes, 30 de septiembre de 2019

HASTA SIEMPRE, HIJO MÍO (2019)


EL DOLOR POR LA PÉRDIDA DE UN SER QUERIDO


PAÍS: China ( 2019 )
TÍTULO ORIGINAL: Di jiu tian chang
DIRECCIÓN: Wang Xiaoshuai
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 22 de Mayo de 1966, Shanghái​ ( China )
INTÉRPRETES: Liya Ai, Du Jiang, Zhao-Yan Guo-Zhang, Jingjing Li, Xi Qi, Wang Jingchun,Roy Wang, Cheng Xu, Mei Yong
GUIONISTAS: Mei Ah, Wang Xiaoshuai
FOTOGRAFÍA: Kim Hyun-Seok
MÚSICA: Dong Yingda
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Dongchun Films
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Avalon Distribución
DURACIÓN: 175 minutos
PREMIOS: 4 Premios, incluyendo dos en el festival de Berlín de 2019



SINOPSIS:
Dos matrimonios se adaptan a los grandes cambios sociales y económicos que tienen lugar en China desde la década de 1980 hasta el presente.
 ( Fuente sinopsis y cartel: Avalon Distribución )
 ( Fuentes imágenes: Avalon Distribución, Festival de San Sebastián, IMDb )


CRÍTICA:
El director chino Wang Xiaoshuai, del que hasta la fecha únicamente había visto la notable " La bicicleta de Pekín ( 2001 ) " pese a contar con una filmografía bastante extensa, ha logrado emocionarme con esta película, en donde nos muestra una historia familiar dramática contenida, sin necesidad de excesos, sino con una trama muy bien elaborada, que va jugando con los altos temporales sin necesidad de mostrarlos directamente, y que al finalizar sus 3 horas de metraje que se pasan en un suspiro, terminas de encajar las piezas de ese puzzle, y al mismo tiempo incide en la crítica contra el gobierno de su país y algunas políticas como las de la natalidad de un hijo por pareja o las diferencias de clases en la República popular de China que lleva muchas décadas sufriendo el poder del régimen comunista.


La película se presentó en el pasado festival de cine de Berlín, en donde fue una de las grandes triunfadoras del palmarés oficial, al ganar dos premios en las categorías interpretativas, los oso de plata para su pareja protagonista, Wang Jingchun y Mei Yong. Hace unos días se proyectó en el festival de San Sebastián, ya que formó parte de la prestigiosa sección Perlas del Zinemaldia 2019, siendo bien acogida por el público asistente al pase en el Victoria Eugenia teniendo en cuenta la alta puntuación obtenida a pesar de ser una película de larga duración y ritmo pausado.
La propuesta se inicia como una historia familiar convencional hasta que a los pocos minutos tiene lugar la situación clave y que marcará el resto del metraje. A partir de ese momento el espectador va siguiendo la evolución de esos personajes y de la gente que les rodea, planteando nuevos enigmas al mismo tiempo se van solucionando alguna de las dudas planteadas anteriormente.


La película podía haber terminado a las dos horas y hubiera estado bien, pero algunas subtramas hubieran quedado cojas y sin un posible final, y esa hora extra mejora todavía más lo anterior ya que, además de regalarnos dos o tres grandes momentos que quedarán en el recuerdo personal, una de ellas en un cementerio, la trama termina por cerrarse y lo hace con naturalidad y credibilidad, sin necesidad de forzar las situaciones. Pero al mismo tiempo deja a la imaginación de los espectadores algunos detalles que se pueden interpretar de manera diferente, y que dan pie a un debate posterior. No puedo imaginarme esta película con menos metraje, y por lo tanto defiendo que sus 175 minutos es lo necesario, al igual que sucede con " An elephant sitting still ( 2018 ) ", otra joya del cine chino moderno, que se estrenó hace unos meses después de haberse estrenado en nuestro país en la 66ª edición del Zinemaldia. 


La película tiene muchas cosas positivas, y necesitaría mucho tiempo para detallar cada uno de esos elementos que hacen de esta película una obra de arte del siglo XXI, comenzando por la dirección de Wang Xiaoshuai, que sabe mover la cámara de manera natural para mostrarnos unos planos perfectos de los personajes o seguirles en sus movimientos. La labor de montaje para poder cerrar las tramas es un magnífico trabajo de orfebrería que funciona bastante bien. El guion, escrito por el director en colaboración con la guionista Mei Ah ( Responsable entre otros del guion de " Amor bajo el espino blanco ( 2010 ) " ), es perfecto y consigue contar mucho con pocos diálogos, aportando los elementos necesarios para que el espectador siga la trama sin necesidad de dárselo mascado. La dirección de fotografía de Kim Hyun-Seok es de calidad, ya que sabe jugar muy bien con los colores y en los momentos de oscuridad también nos ofrece unas imágenes de gran belleza. 
No me quería olvidar del envejecimiento de los personajes, que es uno de los mejor logrados de los últimos años ya que, haciendo que sea creíble el paso del tiempo, y que reconozcamos a los personajes por ese gran trabajo de maquillaje y peluquería. 


He dejado para el final el trabajo interpretativo de ese gran reparto, en donde destacan por encima del resto la pareja protagonista, Ai Liya en el papel de Li Aiyan y Du Jiang como Shen Hao, ya que ambos transmiten muchos sentimientos sin necesidad de gritos o llantos excesivos, ya que con su presencia, mirada o algún gesto nos creemos su sufrimiento, y en algún caso también su momento alegre. 
Una película que recomiendo a los que disfrutan con el cine de ritmo pausado de calidad, sobre todo en las historias dramáticas familiares con crítica social de fondo, aunque reconozco que no es fácil de recomendar porque muchos espectadores son reticentes a ver el cine asiático, salvo que sean películas de terror o acción, pero nos encontramos ante una de las películas asiáticas en donde es más fácil identificar a los personajes y por lo tanto no perdernos en la trama. Otro consejo es que si es posible se vea en v.o.s ( entiendo que no es posible en todas las ciudades ) para poder apreciar mejor los grandes trabajos interpretativos de los protagonistas.


LO MEJOR: El montaje, la dirección y la actuación de los dos protagonistas.
LO PEOR: No es fácil de recomendar a los que no estén acostumbrados al ritmo y manera de contar las historias del cine chino actual.

PODCASTS:




DÍAS DE CINE:

NOTAS DEL DIRECTOR:
Desde 1949, la construcción y el desarrollo de la nación han estado estrechamente relacionados con las políticas nacionales y el sistema social, que oscilaban de un lado a otro drásticamente. Hasta siempre, hijo mío es un testamento de la historia: refleja cómo se sentían los chinos de a pie al experimentar cambios tan devastadores en la sociedad, la familia y su identidad personal. Para conseguir esto en la película, hago un repaso de la historia, desde los años ochenta hasta nuestros días. Siguiendo la pista de los cambios que han tenido lugar desde el inicio de la reforma económica hasta hoy en día, quiero volver a tratar cómo lo pasaron los ciudadanos en sus vidas personales bajo este gran lienzo social. 
Las familias de esta historia son un microcosmos de la sociedad china de los últimos treinta años. Una de estas familias, la de Yingming Shen, necesitaba enfrentarse a su sentimiento de culpa. Tomar la decisión de enfrentarnos a nuestras propias acciones y reflexionar sobre estas es la verdadera forma de liberarnos de los errores cometidos y el dolor causado a otros. Esto no debería ser cosa de una persona en concreto, sino de toda la sociedad, que tendría que tomar esta postura ante el pasado y la historia. Hay un proverbio chino que dice: “Mira hacia delante y olvida el pasado”. Sirvió de lubricante durante los inicios de la reforma económica, ya que animaba a la población a dejar atrás los valores antiguos e ir hacia delante para conseguir una prosperidad económica. 
Es fundamental analizar y repasar el pasado para que los errores que hemos cometido anteriormente no pongan en riesgo nuestro futuro. Las buenas personas son frágiles e insignificantes cuando se enfrentan a la marea social acelerada. Generalmente, solo saben seguir los altibajos de la marea. Sin embargo, cuando las buenas personas, como los protagonistas, Liyun y Yaojun, se ven azotadas con una tragedia, ¿cómo van a resolvérselas para salir adelante a partir de ese momento? Solo se vive una vez, pero puedes tardar toda una vida en olvidar o en despedirte. En el caso de mis personajes, les costó toda una vida despedirse, no solo de su hijo, sino también de su juventud.
 ( Fuente del texto: Pressbook-Avalon Distribución )


TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario