viernes, 12 de junio de 2015

ARDOR, LA JUSTICIA DE LOS DÉBILES ( 2014 )


LOS PELIGROS DE LA SELVA

PRODUCCIÓN: ARGENTINA ( 2014 )
DIRECCIÓN: Pablo Fendrik
INTÉRPRETES: Gael García Bernal, Alice Braga, Chico Díaz, Claudio Tolcachir, Jorge Sesán, Lautaro Vilo, Julián Tello
GÉNERO: Thriller
DISTRIBUIDORA: Mosaico Filmes
DURACIÓN: 98 minutos

SINOPSIS:
En medio de la selva tropical del Amazonas, Kaï ( Gael García Bernal ) es un misterioso chamán testigo del ataque a unas tierras de tabaco para apropiarse de ellas. Los singulares mercenarios, asesinan a un hombre y secuestran a su hija Vania ( Alice Braga ). Kaï no dudará en vengarse y perseguirlos por la selva en una intrigante historia. Producida y protagonizada por Gael García Bernal, ARDOR es un western selvático con tintes de Leone. Un relato de venganza épico, de amor a la naturaleza, con una fotografía y música sensacionales, y con un clímax antológico.
 ( FUENTE: MOSAICO FILMES )
 ( FUENTE CARTEL: MOSAICO FILMES )

CRÍTICA:
El tercer largometraje dirigido por Pablo Fendrik es una mezcla de diferentes géneros, como el thriller, el drama y el western. Comienza con una imagen aérea de la selva de Paraná, después de unos letreros explicativos de una situación enigmática que tenía lugar en su interior, con rituales y amenazas para sus habitantes. Nos muestra como el fuego está dejando a la selva sin árboles, y a partir de aquí vemos a un grupo de personas mercenarias, cuyo objetivo es terminar con la gente que vive en la región. Gael García Bernal es el protagonistas, al mismo tiempo que el principal productor. Una coproducción de Argentina y Brasil que sucede a ritmo bastante lento, y que tiene algunos momentos de gran tensión, sobre todo la primera gran escena de acción, pero que va de más a menos para terminar en un western que prometía mucho, pero que no está bien terminado. 
 

Lo mejor son las escenas de planificación de la acción, y las apariciones del tigre, que dan cierta mística y que parece el protector de Kaí ( Gael García Bernal, una especie de hombre de la selva, que intenta luchar para mantener ese lugar natural alejado de los impulsos colonialistas ). El reparto no están bien, y cuesta entender lo que dicen, además de que no terminan de mostrar intensidad en las escenas más dramáticas. El guión funciona en los momentos en donde tienen que preparar la estrategia, pero los que tienen que interpretar esas escenas terminan por aburrir al espectador, sobre todo en su parte central. La fotografía es lo más destacado ya que, además de mostrar la belleza del paisaje, enfoca a los personajes de manera adecuada, sobre todo en las escenas de mayor tensión. Pero es inferior a la de " Jauja ( 2014 ) ", a la que derrotó en esa categoría en los premios Fénix 2014.


El sonido de la naturaleza y los disparos, así como los momentos en los que suena la música clásica nos hacen despertar del letargo de una cinta que no avanza, y cuando lo hace tiene un mal desarrollo.
Werner Herzog hubiera rodado unas mejores escenas de acción en la selva, y la historia estaría mejor contada.
Recomendable a los aficionados al cine de acción lento, con algo de suspense, y unos bonitos paisajes de la selva del Paraná. Los que esperen una cinta de acción o un western con mucho ritmo no creo que sea la propuesta adecuada.

SPOILERS:
El personaje interpretado por Gael García Bernal tiene más vidas que un gato, y sobrevive a todos los tiroteos. A lo mejor es por la protección del tigre. Me gusta la escena de acción del primer tercio, que termina con el asalto a la casa en donde muere el señor mayor. La última escena es típica del western, con tiroteo incluido, y no tiene tanta tensión como la inicial.


LO MEJOR: La primera escena de acción en la casa. La fotografía.
LO PEOR: Un parón en la parte central. El reparto.

PREMIOS Y NOMINACIONES:

- 1 PREMIO Y 14 NOMINACIONES, INCLUYENDO UN PREMIO FENIX 2014.
 ( FUENTE: IMDB )

CRÍTICAS EN BLOGS Y MEDIOS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario  5 / 10

Marcos Curto en Blood Stab  3 / 10 

Patrick Asensi en My Sofa  5 / 10 

Pere Vall en Fotogramas  3 / 5

Daniel de Partearroyo en Cinemanía  2 / 5 

Alfredo Manteca en Videodromo

DeCine21  5 / 10

Rafael Calderón en Cineralia  2,4 / 5

María José Díaz-Maroto en Pandora Magazine  

Santiago García en Leer Cine 

Jordi Costa en El País  2,5 / 5
 
Pablo O. Scholz en Diario Clarín

Diego Batlle en Diario la Nación

David Rooney en The Hollywood Reporter  2,5 / 5

Peter Debruge en Variety  2,5 / 5

Mark Kermode en The Guardian  2 / 5

Daniel M Gold en The New York Times 

Tom Huddleston en Time Out London  2 /5

Carson Lund en Slant Magazine  1,5 / 4

Simon Abrams en Village Voice  2 / 5

Sarah Stewart en New York Post  2,5 / 4 

Michael Rechtshaffen en Los Angeles Times  2,5 / 5

Richard Roeper en Chicago Sun-Times  3 / 4

Ben Nicholson en CineVue  4 / 5 

Rene Rodriguez en Miami Herald  2,5 / 5

Josh Winning en Total Film

Nota IMDb:

The Burning (2014) on IMDb

Nota Filmaffinity: 4,7 / 10

Días de Cine:


ENTREVISTA CON GAEL GARCÍA BERNAL:
¿El guión de ' Ardor ' te tomó por sorpresa?
No, no tanto. Esta era una propuesta que venía platicando con Pablo Fendrik desde hace cinco o seis años. Al principio, la película era otro tipo de animal y fue desarrollándose. Siempre se me hizo algo muy original e interesante.

¿Qué fue lo más difícil de trabajar en la selva? 
En la época del año en que se filmó la película hacía frío. Estar semidesnudos en la jungla y actuar es complicado. Eso pa’ empezar [risas]. Luego, hay cierta hora del día donde los bichitos salen y pues es difícil conservar una postura muy estoica como la que teníamos que mantener, pues los bichitos navegan alrededor de tus ojos. Es un poco complicado tenerlos abiertos. Fue casi imposible.

¿Cómo fue concebida la idea de inyectarle elementos Western a la propuesta, ¿fue algo que ocurrió naturalmente? 
La película empezó a tomar forma justo cuando se decidió darle cabida al género Western. Eso sucedió antes de reescribir el primer tratamiento. En realidad, la película iba por otros lados al principio. No sucedía en la selva. En el momento en que se decidió hacerla allí todo se volvió muy interesante. El entorno natural del Western es un espacio de muchos recursos, una tierra de oportunidades. Aquí existe el acaparamiento de tierras y un sistema sin ley.

Siempre escoges papeles que llevan un mensaje de justicia social ¿por qué?
Me llama la atención, además, siento que es un drama eterno. La historia de Caín y Abel era un problema de tierras básicamente. Hay una diferencia entre trabajar la tierra y amarla. Hay dos núcleos de personas que viven en la selva. Uno busca malograr, pervertir y extraer todo el beneficio que pueda destruyendo todo ese bello ecosistema. El otro cohabita en ese espacio y lo sostiene. Este es un drama que se puede extrapolar a cualquier situación social o a cualquier contexto. Es más, se podría definir a las personas de una u otra forma: a los que les importa y a los que les importa un carajo.

Tu personaje es bastante visceral, casi no tiene dialogo y es una interpretación muy física, ¿Fue un reto?
Es complicado. Creo que el personaje tiene como diez diálogos nada más. Fue un reto porque nunca había hecho algo así. Me encantó hacer escenas de acción, me pareció muy entretenido.

¿Cómo fue trabajar junto a la brasileña Alice Braga y al lado de muchos otros actores argentinos?
Alice y yo somos amigos desde hace mucho tiempo y es quizás una de las mejores actrices con las que puede uno trabajar en la vida. De hecho quiero hacer todo con ella [risas]. Me parece fantástica. Creo que ese es el tenor de la película, todos éramos muy cercanos. También con Pablo Fendrik y por ejemplo Claudio Tolcachir con quien he compartido mucho. No estoy desacostumbrado a inmiscuirme en producciones multiculturales, la mayoría de las películas que he hecho son así.

Todos los personajes están muy bien escritos y los villanos son muy humanos. ¿Qué piensas de ellos? 
Ellos son como estos interlocutores de las esferas del poder. Es una labor desagradable e increíblemente jodida y mezquina, son unos mercenarios. Además, tienen la particularidad de ser una familia que se ha dedicado a eso. A mí me parece muy interesante la labor de los antagonistas en esta película.

¿Qué puedes decir de Pablo Fendrik? ¿Qué lo distingue de otros cineastas con los que has trabajado? 
Habla muchos idiomas del cine. Le gusta experimentar. Es muy bueno para rebotar ideas y jugar con propuestas. Creo que está haciendo una carrera genial. Ha hecho películas muy pequeñas, esta es quizás la más grande que ha concebido y la que realizará a continuación va a ser muy interesante.

¿Qué otros proyectos tienes por allí? 
Ahora estoy haciendo una película con Pablo Larraín, el mismo director de No. De hecho, estoy dejando de estudiar mis escenas para hablar contigo [risas] y ya pronto comenzaré el rodaje de la segunda temporada de Mozart in the Jungle.

 ( FUENTE: VARIETY LATINO ) 

TRAILER:



No hay comentarios:

Publicar un comentario