miércoles, 27 de enero de 2021

EL PROFESOR DE PERSA (2020)


GILLES Y SU LISTA HACIA LA SUPERVIVENCIA


PAÍSES: Rusia-Alemania-Bielorrusia (2020)
TÍTULO ORIGINAL: Persischstunden
DIRECCIÓN: Vadim Perelman
AÑO Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 1963, Kiev (Ucrania)
INTÉRPRETES: Nahuel Pérez Biscayart, Lars Eidinger, Leonie Benesch, Jonas Nay, David Schütter, Luisa-Céline Gaffron, Alexander Beyer, Giuseppe Schillaci, Peter Beck, Andreas Hofer, Nico Ehrenteit, Marcus Calvin, Mehdi Rahim-Silvioli, Ingo Hülsmann, Felix von Bredow, Antonin Chalon, Serge Barbagallo Pascal Elso, Elena Stetsenko
GUIONISTA: Ilya Tsofin
BASADA EN: La novela "Erfindung einer Sprache" escrita por
Wolfgang Kohlhaase, y publicada en 2005
FOTOGRAFÍA: Vladislav Opelyants
MÚSICA: Evgueni Galperine, Sacha Galperine
GÉNERO: drama
PRODUCCIÓN: Hype Film, One Two Films, LM Media, Belarusfilm
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Avalon Distribución
DURACIÓN: 127 minutos
PREMIOS: 3 premios, incluyendo uno en la Seminci de Valladolid y otro en el Festival de Sevilla de 2020


SINOPSIS:
Francia, 1942. Gilles es arrestado por soldados de las SS junto con otros judíos y enviado a un campo de concentración en Alemania. allí consigue evitar la ejecución al jurar a los guardias que no es judío, sino persa. Gracias a esta artimaña, Gilles consigue mantenerse con vida, pero tendrá que enseñar un idioma que no conoce al oficial del campo. Al tiempo que una gran amistad crece entre ellos, las sospechas de los soldados no tardarán en aparecer.
 (fuente de la sinopsis y del cartel: Avelon Distribución)
 (fuentes de las imágenes: Avalon Distribcuión, Sensacine)
 (fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Avalon Distribución, IMDb, Wikipedia)


CRÍTICA:
El director ucraniano Vadim Perelman nos presenta una fábula inspirada en hechos reales y protagonizada por el argentino Nahuel Pérez Biscayart. Vadim es un director que quizás en los últimos años no haya realizado grandes trabajos, pero debemos recordar sus dos primeras películas, tanto "Casa de Arena y niebla" y "La vida ante tus ojos" fueron dos cintas con bastante reconocimiento internacional. "El profesor de persa" tuvo su estreno internacional en el Festival de cine de Berlín. Aquí en nuestro país formó parte de la Sección oficial del Festival de Cine de Valladolid, donde obtuvo el premio al Mejor Montaje. También se pudo ver en el Festival de Cine de Sevilla donde ganó el Premio del Público.
La historia está ambientada en Francia, en el año 1942. El protagonista es Gilles, un judío que es detenido y enviado a un campo de concentración. Pero un golpe del destino le salva en el último momento de la muerte gracias a un libro de persa que ha recibido minutos antes a cambio de medio bocadillo que él le ha dado a otro prisionero. Queda claro desde un principio que la suerte está de su lado.


Al llegar al campo de concentración y cuando todavía pensaban en ejecutarlo, el capitán Kock, uno de los mandos del campo está interesado en aprender persa, de modo que Gilles ve su oportunidad y se presenta voluntario para ser el profesor del capitán. Lo que al principio parece que va a ser la salvación para el joven, poco a poco se irá convirtiendo en una pesadilla, porque tiene que inventar a diario un nuevo idioma que además del capitán, tiene que aprender él mismo para no cometer ningún fallo.
El resto de los soldados de la SS sospechan desde el principio que es una farsa, pero el capitán le amenaza con matarle en caso de estar mintiéndole. Gilles consigue ir superando todas las pruebas y ganándose la confianza del militar, el cual le protege y le manda a trabajar a la cocina. Encima comparte con él sus ilusiones de que cuando acabe la guerra, quiere viajar a Irán para conocer a su hermano.


Los duros días van pasando, pero Gilles sigue manteniendo su objetivo, que no es otro que la supervivencia. Los soldados siguen insistiendo para que el capitán no le crea, pero no hay manera, incluso gracias a su buena escritura le otorga una nueva tarea, le encarga la elaboración de los registros de entrada y salida, es decir los nombres de todos los presos, que aprovecha para memorizar y así le sirve como palabras para seguir engañando al capitán.
Gilles comete algún error que otro, pero en ningún momento dejará de luchar. La película funciona sobre todo gracias a su gran puesta en escena y a su elaborado montaje. La trama va fluyendo y el director consigue que el espectador entienda toda la crueldad que se vivió en los campos de concentración. Esas listas que elaboró Gilles sirvieron para dar testimonio del horror del genocidio para miles de personas que, gracias a personas como él, nunca serán anónimas. En definitiva, estamos ante una buena película, bien dirigida, con unas grandes interpretaciones y con un final sobrecogedor. El problema que le veo es que en algunos tramos se hace algo repetitiva y le cuesta mantener el ritmo, pero aun así es un título muy recomendable.
Puntuación: 6.5/10


LO MEJOR: La puesta en escena, el montaje y la pareja protagonista.
LO PEOR: Le cuesta mantener el ritmo durante todo su desarrollo.
(Crítica escrita por Christopher Laso)

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en Estrenos de Cine

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Xavier Vidal en Cinoscar & Rarities

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis

Susana Peral en La Estrategia del Caracol

Nauzet Melián en MacGuffin007

PODCASTS:

DÍAS DE CINE:

ENTREVISTA AL DIRECTOR:
¿Qué te llevó hasta esta historia? ¿Cómo la descubriste? 
La primera vez que oí hablar de El profesor de persa fue al productor Timur Bekmambetov, mientras me enseñaba sus futuros proyectos. Me enamoré inmediatamente de ese en concreto. Me impresionó y me inspiró. Enseguida me di cuenta del potencial de la historia y del efecto que podría tener sobre el público, y pensé: «Este proyecto es magnífico. ¡Tengo que participar!». 

¿Está basada en una historia real? 
La película se basa en un breve relato escrito por Wolfgang Kohlhaase, llamado Invención de un lenguaje. Dicho esto, hay miles de historias similares de gente que sobrevivió gracias al ingenio y la astucia. Me gusta pensar que El profesor de persa es una recopilación de todas ellas.De hecho, un amigo de Wolfgang Kohlhaase le contó, años después de la guerra, una historia parecida, aunque solo en ciertas partes. Los detalles de la adaptación de Kohlhaase eran totalmente distintos. Hay historias que solo se parecen en una cosa: son abrumadoras. En este caso, porque los protagonistas necesitaron coraje, suerte, astucia y la ayuda de otras personas para escapar de la implacable amenaza de los fascistas alemanes y sus simpatizantes. 

¿Qué nivel de realismo querías que alcanzara la película y qué tipo de investigación requirió? 
Por ejemplo, ¿cómo recreaste los campos? 
Quería que la película fuese muy realista. Por eso, llevamos a cabo una investigación exhaustiva para saber cómo eran los campos de tránsito, cuánto tiempo pasaban allí los presos… Nos inspiramos en un campo llamado Natzweiler Struthof, situado entre Francia y Alemania, al noreste de Francia. También añadimos una selección de elementos de otros campos. Por ejemplo, las puertas principales de la película son de Buchenwald. Recreamos nuestro campo de tránsito basándonos en fotografías y en metraje de vídeos que encontramos. Intentamos que fuera lo más riguroso y auténtico posible. 

¿Qué te hizo elegir a Lars Eidinger y a Nahuel Pérez Biscayart para los papeles protagonistas? Sobre todo a Nahuel, cuyo papel es totalmente distinto a otros anteriores. 
Ambos, Lars y Nahuel, son actores excepcionales. Tenían experiencia en otras películas. Eran maravillosos y perfectos para el papel. Eran la opción principal desde el principio. No concebía a nadie más interpretando a Koch y Gilles. Y si lo pienso ahora, menos: es imposible. Lars y Nahuel se metieron en sus personajes, los encarnaron. Me alegra que Nahuel aceptara el papel. ¡El cambio siempre es bueno! Confiaba en él, aunque nunca hubiese hecho nada así. 

¿Cómo se prepararon los actores para interpretar a los personajes? Por ejemplo, ¿Nahuel hablaba alemán? 
Sí, claro, tuvieron que prepararse mucho para la película. Lars Eidinger y Alexander Beyer (que interpreta al coronel) sabían mucho sobre la historia de los campos de concentración. Nahuel habla alemán, italiano, español y francés, lo que nos facilitó el trabajo, ya que su personaje era bilingüe. La lengua materna de Nahuel es el español porque es argentino. Era increíble: la forma en que se quedaba con la lengua y la pronunciación era de otro mundo. Se le daba muy bien el alemán, mis amigos y compañeros alemanes estaban impresionados. Se podría decir que tiene un don para los idiomas.Contamos con la ayuda de un asesor histórico, Jörg Müllner, que estuvo muy pendiente de que los actores alemanes actuaran y se comportaran como lo hacían los nazis. 

Un tema importante de la película es la memoria, sobre todo en la primera y en la última escena: memorizar un idioma, y el papel del lenguaje en la memoria, especialmente por la destrucción de pruebas antes de que acabara la guerra. ¿Puedes hablarnos del tema? 
Tienes razón. La memoria es uno de los temas clave de la película, junto con la inventiva. Creo que la astucia humana y el instinto de supervivencia humano es fascinante. Esto se refleja en el guion. La historia da un giro inesperado cuando, al transformar los nombres de los prisioneros en un idioma, Gilles los inmortaliza. Muchas personas desaparecieron por la guerra y siguen siendo anónimos porque los nazis quemaron todos los archivos y los registros.

La película también trata la relación entre el idioma y la migración. Tú tuviste que aprender inglés antes de emigrar a Canadá. ¿Qué supuso para ti aprender esa lengua nueva y por qué es importante para la historia? 
Podríamos decir que la película solo trata la migración en el caso del capitán Koch, ya que su gran sueño es marcharse a Irán y abrir un restaurante alemán. Se da cuenta de que necesita aprender el idioma nacional para sobrevivir y ser independiente en ese país. Tiene que encajar y adaptarse, pero, además, tiene que perder el acento. 

La película retrata una relación compleja e incómoda, basada en intereses mutuos, pero que a veces va más allá: ¿qué quisiste mostrar con esto? 
Creo que quería mostrar que todos somos humanos capaces de amar, pero también de hacer cosas horribles como esos crímenes de odio. No existe nadie totalmente bueno ni totalmente malo. Todos estamos en un punto medio. Intento ver a mis personajes desde diferentes perspectivas y conocer sus luces y sus sombras. Quería mostrar la evolución de Koch: aprende comunicar, en un farsi inventado, cosas que jamás podría decir en alemán, que son tabú. No es coincidencia que, cuando Gilles le pregunta: «¿Quién eres?» en pseudofarsi, este no responda: «El capitán Koch», sino: «Klaus Koch». Me fascinó representar el crecimiento de una persona, su humanización y hacerlo capaz de alcanzar y mostrar, con su nuevo idioma, partes de sí mismo que tenía que ocultar en alemán. 

Has conseguido que el espectador empatice con todos los personajes de la película, y sobre todo, con el oficial que quiere aprender persa. ¿Cómo lo has logrado? ¿Es algo importante para ti? 
Por supuesto, muy importante. Intento hacerlo en todas mis películas. Trato de crear personajes dignos de empatía. ¿Que cómo lo he conseguido? Creo que humanizándolos. Hay películas en las que los nazis parecen robots, unos personajes unidimensionales malvados, espantosos y autómatas, que solo gritan y corren. No debemos olvidar que también eran personas. Eran amados y sentían celos y miedo. Eran humanos, lo que, en cierto modo, hace que sus actos sean aún más horribles. 

Se han hecho muchas películas sobre la Segunda Guerra Mundial. ¿Te has inspirado en alguna película o en algún director? ¿Cómo intentaste diferenciar esta película de otras sobre esa época? 
La verdad es que no me he inspirado en ninguna película ni en ningún director. Es una historia única, que se adaptó en un guion también único y que yo he tenido la suerte de poder plasmar en una película única.

Al ver la película, nos viene a la mente el libro de Victor Klemperer, La lengua del Tercer Reich. ¿Sirvió el discurso político contemporáneo como inspiración para la historia? 
No, para nada. De hecho, no conocía el libro hasta que leí esta pregunta, y me ha encantado, así que gracias por lrecomendación.
 (fuente del texto de la entrevista: Pressbook-Avalon Distribución)


TRAILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario