domingo, 10 de marzo de 2019

ANTONIO LÓPEZ. APUNTES AL NATURAL ( 2019 )


UN ARTISTA  SINCERO


PAÍS: España ( 2019 )
DIRECCIÓN: Nicolás Muñoz
INTÉRPRETES: Antonio López, Nicolás Muñoz
GUIONISTA: Nicolás Muñoz
FOTOGRAFÍA: Nicolás Muñoz
MÚSICA: Álvaro de Cárdenas
GÉNERO: Documental
PRODUCCIÓN: Toma 24
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Begin Again Films
DURACIÓN: 62 minutos



SINOPSIS:
Antonio es una persona humilde, que camina por la vida generalmente mal vestido y afeitado, mirando el suelo.
A muchas personas les sorprende una actitud así en alguien cuyas obras se cotizan en millones de euros. Pero en Antonio no hay nada impostado, él siempre ha sido así, y seguirá siéndolo.
Antonio López trabaja actualmente en cuadros sobre las ciudades de Bilbao, Madrid y Sevilla. Algunas de sus obras pertenecen ya a la historia de la pintura. Mostramos el proceso de trabajo de Antonio y vemos las situaciones que se producen alrededor. Antonio desprende una cercanía que propicia que la gente se aproxime a él con cariño, pero a la vez ha adquirido una fama similar a la de una estrella de cine, con la que a veces no le resulta fácil convivir.
 ( Fuentes sinopsis, cartel e imágenes: Suria Comunicación, Begin Again Films )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinity, Begin Again Films )


CRÍTICA:
Ya he comentado en otras publicaciones que en los últimos años los proyectos documentales presentados, ya sean largometrajes y cortometrajes, nos ofrecen unas historias interesantes, y es el género que más ha evolucionado en lo que llevamos de siglo. El cine español ha seguido la estela internacional de las propuestas no de ficción, y logra sacar adelante y estrenar una gran cantidad de documentales, sobre todo en festivales de autor y las salas más pequeñas dirigidas a los aficionados al cine de autor. En esta ocasión nos llega este trabajo que quiere dar a conocer a Antonio López, un octogenario escultor y pintor manchego, conocido por sus trabajos en las dos disciplinas artísticas por su minuciosidad y el intento de buscar el realismo de las imágenes y las esculturas, y que la etapa central de su carrera se centró en las calles de la capital de Madrid, Bilbao y Sevilla, la ciudad que le acogió y con la que vive desde hace muchos años con su mujer María Moreno.


El documental de poco más de una hora de duración nos ofrece una visión superficial del personaje, y en el fondo sirve como manera de conocer su figura, de modo que los que desconocíamos su obra podemos sumergirnos en Wikipedia o buscadores de Internet para complementar lo visto en este largometraje, que tiene como principal hándicap que tiene pocas imágenes de archivo, y que abusa de las declaraciones del protagonista y de los que le rodean.
Entre los aspectos positivos destaco las escenas iniciales cuando está en proceso de elaboración de una obra, y en la segunda mitad su labor docente en los talleres que imparte en Albacete y Madrid a jóvenes pintores, su trabajo en el taller personal en el barrio madrileño de Usera, y las anécdotas de su vida teniendo en cuenta que tuvo que sufrir la postguerra y la dictadura franquista, y también me gusta la sinceridad en sus declaraciones sobre el mundo del arte, con una crítica a Picasso y a otros reconocidos pintores, sobre todo porque no buscan mostrar la realidad de lo que están pintando.
Recomendable a los que quieran conocer al personaje y a los que disfrutan con propuestas en el género documental.



LO MEJOR: Nos permite conocer la vida personal y profesional del artista de manera sencilla y esquemática.
LO PEOR: Hay pocas imágenes de archivo y excesivas declaraciones del protagonista y los que le conocen.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia



PODCAST:



TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario